Los problemas de los guionistas para terminar sus productos

Los 10 finales más decepcionantes de las series de televisión de todos los tiempos

¿De verdad era necesario el desenlace de 'Perdidos' o de 'David el Gnomo'?

Hacer una serie de televisión no es fácil, y mucho menos terminarla. Enganchar al espectador cada semana o cada día con tramas nuevas en una tarea ardua. Se crean expectativas y es complejo hacer llover a gusto de todos. Esto no justifica memorables ‘marcianadas’ o decepcionantes desenlaces que no sólo nos sorprendieron o nos hicieron enfadar si no que, a algunos, hasta nos traumatizaron la infancia.

Aquí va, pues, un recopilatorio de los finales más decepcionantes de la televisión, pero antes, una advertencia: ¡OJO, SPOILERS! Si alguien no los ha visto que no siga leyendo.

10. ‘Friends’: Merecían algo más grande

Fecha de emisión:NBC

Cadena: 1994-2004

El final de ‘Friends’ supuso el ocaso de un ciclo. La sitcom fue-y sigue siendo- un fenómeno televisivo y social de masas. Este grupo de amigos fueron bien recibidos en nuestros hogares durante diez años. Cierto es que la historia de amor que vertebrada la serie era la formada por Ross y Rachel, por lo que no extrañó que el último capítulo se centrase en ellos. El problema es que el tono se volvió muy blando, muy de película noventera con Meg Ryan, y no se mantuvo el atrevimiento y la acidez a la que nos tenían acostumbrados.

Hubiese sido deseable ver un capítulo especial, más largo, más espectacular. Eso si, ese plano final del mítico marco de la puerta (objeto fetiche de la casa en la que vivían los protagonistas) fue nostálgico, triste y oportuno.

09. ‘Twin Peaks’: Genialidad en picado

Fecha de emisión:1990-1991

Cadena: ABC

‘Twin Peaks ‘debería liderar el altar de las mejores series televisivas de todos los tiempos. Había misterio, personajes maravillosos, surrealismo y un lenguaje audiovisual demoledor y brillante. ¿Quién mató a Laura Palmer? Fue la pregunta publicitaria más rentable de los noventa. Pero cuando se desveló la identidad del asesino, la acción se desató hacia terrenos fantasiosos, sobrenaturales e incompresibles y desembocó en un final olvidable.

08. ‘The O.C’: Al final, todos pijos

Fecha de emisión: 2003-2007

Cadena: FOX

La serie nació como producto veraniego pero la audiencia juvenil la respaldó y se mantuvo 4 temporadas en antena. De ahí nacieron estrellas fugaces como Misa Burton ( la niña fantasma que vomitaba en ‘El sexto sentido’) y su argumento pretendía hurgar en la herida de la clase acomodada ( o millonaria) de la costa californiana.

La trama tenía como eje a un semi-delincuente de barrio obrero que era ‘adoptado’ por una familia progresista de alta cuna. Él se enamoraba de la bella del instituto y la cosa tenía su gracia. Al final de la tercera temporada, Burton se marchó y la cuarta fue un despropósito sin rumbo, de personajes mediocres y tramas facilonas. El último episodio, de vergüenza ajena. Todos terminan felices y con dinero, claro.

07. ‘El Internado’: Bien pero mal

Fecha de emisión:2007-2010

Cadena: Antena3

Bravo por el ‘Internado’; serie de riesgo, bien realizada y potente. La fórmula de ‘El club de los cinco’ mezclada con ‘Scooby Doo’, cuentos de fantasmas góticos y romance fue aplaudida por la audiencia. Era un producto tierno pero sin reparos a la hora de dar giros brutales o de matar a personajes protagonistas. Uno esperaba, al final, más espectáculo, más crudeza o un revés narrativo de esos que enfadan pero que uno retiene por años. Pues no fue así. Sólo murió Fermín, recién casado, y todos se libraron en un happy end demasiado rosa con niñas abrazadas a sus madres y besos de tornillo incluidos.

06. ‘Sexo en Nueva York’: ¿Feminismo o machismo?

Fecha de emisión: 1998-2004

Cadena: HBO

La serie nació con la idea de dar voz a todas las mujeres solteras mayores de 30 años. El show funcionaba como panfleto contra los prejuicios o como oda a la independencia emocional. Sarah Jessica Parker y sus amigas se jactaban de decir que no necesitaban hombres a su lado.

Pero el final de la serie fue una trampa. Todas esas heroínas, paladines de la soltería, terminaban comiendo perdices con sus respectivos machos. Y encima, a la prota la rescataba su ‘príncipe azul’ de las garras de un ‘malvado’ y millonario artista ruso. Muy triste

05. ‘Marco, de los Apeninos a los Andes’: El niño masoca

Fecha de emisión: 1976

Cadena: TVE, Antena3, Telecinco

Pobre Marco. El niño sólo quería ver a su mamá. Para ello se cruza el Atlántico, llega a Argentina, le roban, casi muere de hambre en unas 15 ocasiones, le intentan secuestrar, se pierde y se desespera. Y al final ¿para qué? El día que encuentra a su madre, la pobre mujer está medio muerta. Bien, más dramatismo. Pero lo que es de risa es que ella se recupera, abraza a su hijo, perpleja por lo que esa criatura es capaz de hacer y en dos secuencias ya vuelven a casa. Ya está. Después de tantas penurias uno no disfruta del placer del reencuentro. Queríamos verles felices.

04.’Aquí no hay quien viva’: Guerra de cadenas

Fechas de emisión: 2003-2006

Cadena: Antena3

Hablamos de una de las mejores comedias que ha parido la ficción española. Esta serie era el ingenio en estado puro y el buque insignia de Antena3 TV. ¿Por qué terminó de manera tan tajante? Muchos de sus protagonistas se habían ido. Los nuevos personajes no llegaron a funcionar pero el desenlace fue abrupto porque Telecinco compró la mitad de la productora de José Luis Moreno y firmó un contrato de exclusividad. Un ejemplo de falta de respeto hacia el espectador.

03. ‘Los Serrano’: La broma infinita

Fechas de emisión: 2003-2008

Cadena: Telecinco

Pese a quien pese, ‘Los Serrano’ era una serie entretenida que funcionaba como un reloj. Era una comedia costumbrista, algo arcaica, gritona y de escasa originalidad pero era efectiva. De vez en cuando nos sorprendía con giros dramáticos (la desaparición del personaje de Belén Rueda) pero el final nos dejó con la boca abierta. Todo había sido un sueño. Los fans se enfadaron pero hay que aplaudir las ‘narices’ de los de Globomedia por hacer lo que les sale del ‘bolo’.

02. ‘David, el Gnomo’: El trauma infantil

Fechas de emisión: 1985

Cadena: TVE

Cuántos psicoanalistas deben de estarle a agradecidos a esta serie infantil que en la década de los ochenta nos dejó traumatizados. El afable David el Gnomo era un amante de la naturaleza y un derroche de bondad. Todos le adorábamos. Un día, sin previo aviso, se fue con su mujer al Polo Norte a visitar a un viejo amigo y el matrimonio terminó fundiendo en un árbol. Manera de morir muy a lo ‘Green Peace’. Nadie entendía nada.

David se despedía de su buen amigo el zorro, quien tras echar dos lágrimas conocía a una zorra, le guiñaba el ojo, se largaba con ella y se olvidaba del dolor. Eso sí que es superar el duelo.

01. ‘Perdidos’: ¿Qué ha pasado aquí?

Fechas de emisión:2004-2010

Cadena: ABC

Seamos sinceros, nadie en su sano juicio hubiese querido estar en la piel de los guionistas de ‘Lost’ al encarar los últimos capítulos de una serie tan compleja. El misterio y las tramas se habían complicado tanto, había tal mitología, fanatismo y expectativas que era muy difícil satisfacer a la masa. Por ello, sus responsables tiraron por el camino de en medio: no explicar nada.

Los responsables quisieron que la audiencia exclamara un sorprendido «¡Ahhhhh!» pero consiguieron un incrédulo «¿Ehhhh?». Muchos interrogantes abiertos y enfado general pero también lágrimas y emoción marcaron el desenlace.

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído