El hijo de la Pantoja está enfermo pero el programa se niega a dejarle marchar

‘Supervivientes’: Sonia Monroy calienta a la audiencia en la playa y Kiko Rivera recibe trato de favor para que no se vaya

Monroy, mientras se pasea sensual por la playa y pide que no la echen, ataca sin escrúpulos a 'Paquirrín'

'Supervivientes': Sonia Monroy calienta a la audiencia en la playa y Kiko Rivera recibe trato de favor para que no se vaya
Kiko Rivera.

Los dos personajes que más expectaciones crearon al entrar en ‘Supervivientes 2011’ fueron Aída Nízar y Kiko Rivera. A la primera ha costado echarla pero al final se ha ido. Ahora, el hijo de Isabel Pantoja está enfermo pero en vez de mandarle para casa, como sería lo lógico, la dirección del reality le está dando trato de favor para mantenerle. Esto ha provocado una guerra campal en la isla, sobre todo con Sonia Monroy, quien se queja mientras se pasea semi desnuda y sola en la playa.

Kiko Rivera sufre de gota. Tanto que el chico está viviendo un «infierno» en Honduras. Ya ha sido atendido varias veces por el equipo médico del programa, pero no se ha solucionado mucho. Es cierto que, por dolencias menores, se ha expulsado a muchos participantes. Pero Kiko es especial.

El hijo de la Pantoja ha sido un aliciente para ver el reality de T5 desde el mismo momento que se anunció su fichaje. Su familia, su carácter distendido y fama de ‘juerguista’ le convertían en toda una ‘atracción’ para captar audiencia. Tras tres semanas en la isla de Honduras, la figura de ‘Paquirrín’ se ha debilitado y se ha convertido en un ser enfermizo y gris.

Aún con todo, tanto los concursantes como los fans del concurso han acusado a la dirección del programa de tener un trato de privilegio con Rivera. Y razón no les falta. El joven lo está pasando mal y lejos de expulsarle, le dan un bocadillo al día (que allí, con el hambre que pasan, es mucho) por recomendación médica.

Tal decisión no ha sentado nada bien a algunos de sus compañeros, sobre todo a Sonia Monroy, quien dijo:

Esto es un reality de supervivencia y si una persona no se encuentra en condiciones yo creo que lo justo es expulsarlo del reality, que se vuelva a su casa y que tome las medida necesarias. Me parece super injusto que le estén dando de comer

Monroy, por su parte, está haciendo campaña a su manera para que no la expulsen, ya que está nominada junto a Jacobo Ostos (la gran decepción de esta edición del concurso). Por ello, la ‘sex-bomb’ se pone a bailar sola en mitad de la playa para que las cámaras se recreen en su cuerpo de infarto. Y otra que hace exactamente lo mismo es, cómo no, Tatiana Delgado, la gran revelación erótica de este año, quien esta semana nos ha dejado una buena ración de imágenes para que comprobemos lo bien que le sienta el tanga.

 

Te puede interesar

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído