María ha sido contratada por 'El programa del Verano' mientras que Noemí, no

Noemí (‘GH12+1’) nos enseña el culo en directo, Lecquio la llama «ninfómana» y es humillada por su ex compañera María

Un día después de su espectacular y extraño desnudo integral en 'Interviú'

Ella lo intenta pero no lo consigue. Noemí Merino quiere ser la nueva estrella de la tele pero cada vez que se pone delante de una cámara no sabe hacer otra cosa que desnudarse y ser humillada. Apareció en ‘El programa del verano’ y protagonizó bochornosas escenas.

Aún nos estábamos recuperando de verla -a ella y a su sospechosamente gigante trasero- en ‘Interviú’ cuando Noemí Merino se fue a hacer promoción de la hazaña en ‘El programa del verano’ de T5.

Lo primero que nos llamó la atención fue su jovial entrada. Para una chica acostumbrada a ponerse borde y sosa ante una cámara que no sea la de GH, presentarse en un programa bailando es una novedad. Bajo ritmos brasileños, la canaria se sentó para hablar -poco- de Interviú y -mucho- de lo de siempre, es decir, de sus mentiras y de su relación con Alessandro.

Y comenzó fuerte diciendo:

Sí hay que abrir algo más que el corazón al amor, se abre.

Ante tan brillante comentario, el colaborador del programa, Alessandro Lecquio le hizo saber que esas palabras suenan a «ninfomanía» y ella lo subrayó al decir:

Estoy contenta de poder practicar el sexo en pleno verano

Habló -¡qué novedad!- de la relación con su ex compañero de ‘Gran hermano 12+1’, Alessandro al que describió en Interviú como «tranquilo en la cama» y confirmó que en su último cara a cara en el ‘Deluxe’ no había pasado nada:

Hablamos de cómo le iban las cosas y cómo estaba su familia. Le pedí el teléfono. «Hemos hablado pero no nos hemos visto. Aless quiere volver a confiar, no sé de qué manera…

Los colaboradores de ‘El programa del verano’ le preguntaron sobre sus mentiras y ella, con toda su cara, dijo que sólo había sido una -pero vamos a ver hija mía, olvídate del mágico mundo de OZ en el que vives y regresa a la realidad, que mentías más que Ana Obregón en sus cumpleaños-. Se refería a ocultarle a Aless su lío con Fael en Brasil -cuando se marchó de concursante de intercambio- . Y en esto, la canaria dijo que no había mentido a nadie. Atención a su excusa:

No eran cuernos, no estábamos juntos… Yo no mentí porque me confesé en el confesionario y todos lo sabíais, sólo le mentí a él… No éramos pareja.

Luego habló del brasileño y confirmó que era muy bueno pero que no había habido penetración con él a lo que la colaboradora Nagore Robles dijo un comentario sobre la penetración anal que da hasta pudor reproducir, y eran las 12 de la mañana de un día de vacaciones escolares.

LA HUMILLACIÓN DE MARÍA

Pero la gran humillación de Noemí Merino fue al comprobar cómo su archienemiga en la Casa de Guadalix, María la Jerezana, había sido contratada como tertuliana del ‘programa del verano’ mientras que a ella sólo la quieren para hablar de lo mismo y para que enseñe ‘chicha’.

María no había podido acudir ese día al plató pero le mandó un mensaje en vídeo a Noemí en el que le preguntaba por qué le tenía tanta envidia.

La que dice que es surfista contestó:

No competía con ella por belleza. Ella es muy guapa. Simplemente no congeniamos. Es como cuando ves a una persona y no tienes química con ella. Gracias a mis fans que me han mandado vídeos se ha podido ver cómo ella sacaba el tema de Fael para hacerme daño.

A ver Noemí, si María te odiaba es porque tú le dijiste el famoso «Cuida de Julia» en directo. No te quejes.

SOBRE MERCEDES MILÁ

Por supuesto, Noemí también habló de lo mal que se lleva con Mercedes Milá y de la bronca que tuvo con ella en directo, aquella en que la madre de la canaria se llevó a su hija del plató. Precisamente sobre este hecho, Lecquio le dijo a la invitada:

Yo lo de tu madre lo vi como una estrategia para que no te chafaran exclusivas futuras.

En este punto, Noemí se puso sería y le pidió al ex de Ana Obregón que no siguiera por «ese camino».

Sobre Mercedes Milá dijo que:

Podía tener su favorito pero tenía que tratarnos igual

Y para terminar, nos volvió a enseñar el trasero, para comprobar que, aún con Photoshop, la revista Interviú no iba muy desencaminada, y se despidió diciendo esta frase un tanto sinsentido:

Me molesta que me juzguen porque me expongo a que me critiquen pero no a que me juzguen

VEA EL VÍDEO

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído