Lo vimos en el capítulo 7 del docu-reality de Cuatro

Erótico y tronchante making-off de la sesión de fotos de las chicas de ‘Perdidos en la ciudad’ para ‘Interviú’

Las tribus se reúnen por primera vez en el episodio más emocionante

Erótico y tronchante making-off de la sesión de fotos de las chicas de 'Perdidos en la ciudad' para 'Interviú'

El capítulo 7 de ‘Perdidos en la ciudad’ estuvo cargado de emoción y de erotismo. Por primera vez, los Suri y los Shiwiar se estrecharon la mano y asistieron, escandalizados, al desnudo de sus anfitrionas españolas en ‘Interviú’.

Sin duda alguna, el episodio emitido el 10 de enero de 2013 no fue sólo el más emotivo del programa sino el primer gran momento televisivo del año. Y es que, por fin vimos el esperado encuentro de culturas. Tres, para ser exactos.

Los rígidos Suri, los dulces Shiwiar y las dos familias españolas que les han acogido, los Navarro y los Merino respectivamente, pasaron unos días en Madrid juntos y revueltos. A ellos, además, se les unió todo el equipo de rodaje, incluída Raquel Sánchez Silva, ofreciéndonos secuencias surrealistas y tiernas a partes iguales.

El primer encuentro fue genial. Lugar: un parque cerca de las Torre Kio. José, patriarca del clan navarro, acompañaba todo solemne él, al jefe Suri, barrigón y con cara de mala leche.

Una vez hechas las presentaciones Suri se mosqueó, y mucho ¿Por qué? Pues porque su homónimo apareció lanza en mano y como que no era justo:

Tenía que haber traído yo mis armas, así sabrían que somos un pueblo guerrero

Comentó el africano todo indignado él. Pero claro, al ver el tamaño de su ‘adversario’, por poco hasta se ríe:

La verdad es que no necesitaba armas. Es muy bajito. Es él el que me tiene que tener miedo a mí.

Puesto que Suri se sentía seguro, los dos jefes se dieron la mano con la promesa de llevarse bien. Y tanto que lo hicieron.

El capítulo fue un despliegue de carcajadas continuas en el que las dos tribus acercaron posiciones hasta considerarse poco menos que ‘hermanos’. Para empezar, los Suris enseñaron a los otros a fumar en pipa, luego- y esto es lo mejor- los Shiwiar les dieron a probar a los africanos su plato estrella, ‘la chicha’, hecho principalmente de escupitajos, y como que la cosa no salió bien del todo. Incluso Raquel Sánchez Silva probó el ‘manjar’ y toda correcta ella, corrió un tupido velo y se presentó oficialmente a las tribus.

EL ‘ESCANDALOSO’ DESNUDO EN ‘INTERVIÚ’

El 7 de enero de 2013, tres días antes de la emisión del capítulo 7 de ‘PELC’, la revista Interviú publicó el desnudo de dos de las protagonistas españolas del programa, Chabeli Navarro y Cristina Merino. Tal y como informó la publicación, la divertida sesión de fotos se vería en el episodio de esa semana y así fue.

El momento fue genial principalmente porque las españolas iban acompañadas de dos de las mujeres de sus respectivas tribus. Éstas se quedaron con la boca abierta al ver a sus anfitrionas vestidas únicamente con un chaleco de pieles, unos tacones y un tanga.

La más sorprendida y alarmada fue Ngá Bilé (la más joven de los Suri). Pero su susto no fue por ver a las otras enseñando su enorme (y operada) delantera sino, como ella misma explicó:

A mí me daría vergüenza enseñar las piernas así

Y por otro lado, Shiwiá se lo pasaba pipa. De hecho confesó que:

Yo también podría posar así, pero con ropa. Sólo hay que girarse y colocar bien los brazos

Si es que yo a esta mujer la secuestro y la coloco en la mesilla de noche. Qué maja es.

VEA EL VÍDEO

FIESTA, HOMOSEXUALIDAD Y ADIÓS

Del resto de la convivencia entre tribus hay que destacar dos momentos increíbles. El primero fue cuando Mirnach y Ngá Bilé se fueron a Chueca acompañadas por las madres españolas. Al llegar y ver la bandera gay,la Shiwiar, toda maja ella exclamó:

Debe de ser un pueblo muy alegre este. Tienen una bandera muy bonita con colores muy vivos.

Pero el ‘drama’ llegó cuando las cuatro entraron en una tienda gay y las españolas intentaron explicarles a las indígenas lo de ‘hombre con hombre’, mujer con mujer’. No hubo manera. La africana incluso se enfadó, dijo que eso, en su tribu ni existe, y en caso de que alguna vez, Dios no lo quiera, un hombre se atreviera a tocar impúdicamente a otro, se le castigaría como es debido.

La otra gran secuencia fue cuando los jóvenes se fueron de marcha. Los Suri lo dieron absolutamente todo en una discoteca, mientras que una de las africanas se ‘enamoró’ de uno de los hijos de los Merino y no dejó de tirarle los ‘trastos’ durante toda la noche. Genial

Y finalmente, llegó el momento de la despedida (el próximo año, por favor, que esta fase del programa dure al menos dos capítulos). Tras la convivencia, los Suri y los Shwiar se adoraron. Tanto que al final, el duro jefe de los Suri dijo:

Yambía para mí es mi hermano y, aunque me cuesta reconocerlo

El otro, por su parte, reconoció que:

Me llevo a un gran amigo, he conocido a un gran hombre

Pero la gran frase se la dijo Ngá Bilé dirigiéndose a Mirnach:

Yo no sé lo que es el mundo, pero sé que ella es mi amiga

¿Es o no para echarse a llorar?

 

Te puede interesar

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído