Micaela Breque fue chica 'Playboy' y actual estrella de la TV argentina

Lujuria y escándalo en el estupendo desnudo de la novia de Andrés Calamaro en ‘Interviú’: «Nos gusta tener sexo en la clase business de un avión»

"Cuando estamos en Madrid vemos sin pudor a Mario Vaquerizo y a Belén Esteban"

Lujuria y escándalo en el estupendo desnudo de la novia de Andrés Calamaro en 'Interviú': "Nos gusta tener sexo en la clase business de un avión"
Andrés Calamaro. AC

En un tiempo récord, Micaela Breque ha pasado de ser chica Playboy a convertirse en estrella televisiva y en actriz de teatro. ¿Cómo? Saliendo con el mítico músico argentino Andrés Calamaro. Ahora, Breque viene a conquistar tierras españolas y lo hace desnudándose, hablando de sexo, de hip-hop y de Belén Esteban en la revista ‘Interviú’.

Lo suyo fue un flechazo casi sacado de un guión de peli romántica ‘ñoña’. La típica historia de chica anónima que se enamora de una estrella del rock durante un concierto. Sucedió en el verano de 2011. El famosísimo Andrés Calamaro estaba en pleno recital cuando se quedó prendado de una rubia de 23 años que estaba en primera fila y de la que no sabía ni el nombre.

En aquel momento no pude cruzar ni un saludo porque fue en un recital mientras cantaba. Me fui de vacaciones con amigas a Uruguay y después de un tiempo logró rastrearme. Me escribió una carta por ‘e-mail’ que me dejó fascinada. Me costó creer que fuese él, pero la forma de escribir era única y no podía ser un cualquiera. Comenzamos a ponernos en contacto y un día nos vimos para cenar y conversar. A partir de ese día no nos separamos más. Ya llevamos juntos alrededor de un año y medio. No tenemos una fecha exacta, porque el día clave es el de aquella cena… y en ningún momento tomamos nota de qué día era.

Así lo cuenta la otra protagonista de la historia, Micaela Breque en la revista ‘Interviú’ –Micaela Breque: «No soy celosa, pero mi chico es una estrella del rock, no un oficinista»-.

Y desde entonces, la vida de esta ex chica Playboy ha cambiado radicalmente. Su relación con el músico la lanzó a la fama y tras participar en la el concurso ‘Bailando por un sueño’ , actualmente protagoniza una obra de teatro en su Argentina natal.

Me gusta tanto la adrenalina de la televisión como la intimidad de un escenario de teatro

Confiesa la joven bonaerense.

Y sobre su relación de pareja, Breque comienza hablando, cómo no, de música y de gustos personales:

Me gustan las canciones de mi novio, pero sigo otras tendencias; soy adicta al ‘hip hop’ y al R&B, y hacia esos terrenos lo llevo al ‘gaucho’ Calamaro. Escuchamos Jay-Z, Frank Ocean, Dr. Dre, Kendrick Lamar, Eminem y, principalmente, Snoop ­Dogg, que es nuestro modelo de ciudadano mundial.

Andrés está más hip-hopero ahora… Pero yo descubrí un ‘fashionista’ que la gente desconoce; este hombre es un ‘fashion victim’ y seguirlo por el mundo ¡es todo un placer! Ahora tenemos un perro, un perrete de la raza carlino al que llamamos ‘Tupac’, por el rapero estadounidense Tupac Shakur, claro

Además, la joven tiene muy claro que trabajo y amor no son incompatibles:

Ahora mismo quiero desarrollarme como mujer cultural y trabajadora; para mí, el trabajo es una cuestión ética y cultural, es el legado de mi familia… A Andrés lo veo más cerca de coquetear con un año ‘sabbathico’, pero acaba de tomarse uno, y no quisiera que abuse. Hay que trabajar porque somos jóvenes llenos de energía y cosas por mostrar.

Más íntimamente, la modelo explica que no está operada aunque en una ocasión quiso agregarse 10 centímetros de altura aunque le dijeron que «hay cosas que no se compran en un supermercado».

Micaela Breque también habla de sexo para ‘Interviú’ y asegura que tanto ella como su novio practicaron sexo en la clase business de un avión:

Qué menos se puede esperar de una playmate y un cantante de rock. El sexo en el aire o en los camerinos de un estudio de televisión son experiencias relativamente accesibles, de no ser por los precios de dos asientos en la clase business, que son bastante delirantes Con Andrés vivimos experiencias dignas de nuestros títulos nobiliarios. Hugh Hefner y Mick Jagger estarían orgullosos de nosotros

No soy celosa, pero mi chico es una estrella del rock, no un oficinista. Alguna que otra escena de celos ha habido pero, sin embargo, siempre termina en otro momento romántico.

Además, la rubia asegura que le encanta España y que suele pasar bastante tiempo en la casa que Calamaro tiene en el madrileño barrio de La Latina:

Cuando estamos en Madrid vemos sin pudor a Mario Vaquerizo y a Belén Esteban.

El año pasado pasamos aquí tres meses. Andrés siente que pertenece a España, que forma parte… Conoce a la gente y le conocen. En el fondo creo que todavía se está adaptando a vivir en Argentina. Vamos a disfrutar mucho el tiempo que pasemos allí

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído