Fotos brutales de actrices consagradas y de nuevas promesas

Las 10 actrices nacionales e internacionales que más se desnudan en TV: ¿es bueno para sus carreras o les quita prestigio?

Desde la gran Kim Cattrall hasta Paula Rego, pasando por Blanca Suárez o la protagonista de 'Juego de Tronos'

¿En TV sigue habiendo prejuicios a la hora de que una actriz se desnude? Tras el reciente caso de la impresionante Jennifer Love-hewitt, nos preguntamos si, como espectadores, realmente hemos cambiado. Analizamos a las actrices más ‘despelotadas’ de los últimos tiempos y cómo les ha ido a cada una en sus carreras.

La pregunta es, hoy por hoy, ¿se ha conseguido respetar a las actrices que a la primera de cambio de desnudan? ¿Seguimos siendo tan rancios como para pensar que si una chica se quita la ropa no se le puede tomar en serio? Hay que preguntarse si es una buena estrategia que una intérprete, especialmente si es novel, lo enseñe todo en innumerables ocasiones y formatos.

Cuando el hecho de que la deseada Jennifer Love Hewitt (esa espantosa actriz que debió quedarse ‘Entre fantasmas’ y no regresar al mundo de los vivos) se vaya a desnudar, por primera vez, en la segunda temporada de su serie, sea considerado como una ‘noticia’, entendemos que el despelote sigue siendo un reclamo. La ‘noticia’ es que es que no lo haya hecho antes. Y es que esta mujer interpreta a una prostituta, lo lógico es que se quite la ropa para hacer su trabajo.

Los responsables de la serie, de nombre ‘The Client list’, han tirado por el camino de en medio, por el «más tiran dos tetas que dos carretas» de toda la vida y les ha funcionado. Y es que , en una época en la que la pornografía es tan accesible y en la que, se supone, hay tanta liberación sexual, resulta curioso que aún nos pongamos taquicárdicos cuando una moza semipopular hace un top-less. Sí, ya lo sé, es la erótica del escenario. No es lo mismo ver a una desconocida en cueros que a una actriz famosa dándolo todo como Dios la trajo al mundo.

Pero históricamente, Hollywood ha castigado a sus sex-symbols. Desde a una Marilyn Monroe a la que trataban como carne envasada, hasta una Kim Basinger que tuvo que desaparecer, taparse e interpretar a una prostituta de lujo a la que no se le veía nada (en ‘L.-A. Confidencial) para que se la tomaran en serio.

También existe una tendencia a considerar que si el desnudo es ‘feo’ (en plan películas sobre marginados o de gente que sufre más que una madre mexicana) entonces, te respetan. Eso sí, si el despelote es más tipo erótico -festivo, directamente se pasa a ser la ‘tía buena’ de turno y adiós.

Luego están esas actrices que dicen que sí, que ellas se desnudan siempre y no sea «gratuito». Como si necesitaran una excusa para quitarse la ropa.

Desde el boom de los canales de pago en EEUU y la avalancha de series de calidad suprema, los desnudos en televisión ha proliferado. Hoy por hoy, la HBO considera que si no hay un buen ‘polvo’ en cada uno de los capítulos de sus series, éstas no son ‘serias’.

Actualmente, hay muchas actrices que, de una forma u otra, reivindican el desnudo como una parte más de su talento y consideran que quitarse la vestimenta no es una falta de dignidad, no es venderse al mejor postor ni mucho menos. Muchas han conseguido un respeto mientras que a otras les ha ido tan bien.

Veamos, pues, cuales son las diez actrices televisivas, nacionales e internacionales, más ‘valientes’ ante una cámara.

Blanca Suárez: víctima de Globomedia

Serie: El Internado, El barco.

Ya se sabe que en Globomedia da igual si te cuentan una de fantasmas , una de apocalipsis o una de familia de garrulos, siempre, por narices, tiene que aparecer un hetero que finge ser gay para ligar con chicas, una niña rubia repelente, un ‘chacha’ andaluza y escenas de desnudos absolutamente prescindibles (que no por ello, menos agradecidas).

Como nueva musa de la productora, Blanca Suárez ya ha pasado por las ‘duchas’ tanto de ‘El internado’ como de ‘El Barco’ y, lógicamente, es uno de nuestros iconos sexuales favoritos. Nunca ha tenido un integral, a diferencia de algunas de sus compañeras de reparto pero cualquier insinuación por su parte siempre en bienvenida. Para algo es la chica de moda.

Kim Cattrall: La revolución sexual

Serie: Sexo en Nueva York.

Samantha Jones fue un icono. Era la mujer que todas querían ser, pero que nadie se atrevía a igualar. Sus creadores la definieron como un hombre encerrado en el cuerpo de una fémina. La más ‘díscola’ de las cuatro amigas de ‘Sexo en nueva York’ estaba enamorada del sexo. No tenía problemas de autoestima y hacía del desnudo su carta de presentación. Era el feminismo glamuroso de finales de los noventa, aquel en el que la mujer trabajadora exigía su lugar en el mundo. Ahora, como no hay trabajo para ningún género, la equidad es absoluta.

Curtida en la serie B, Kim Cattrall conoció el estrellato gracias al personaje de Samantha Jones y se le subió a la cabeza. Terminada la serie y con una carrera poco prometedora, la actriz siguió explotando su estatus de icono feminista y se puso a escribir una serie de guías sexuales para mujeres ( un servidor cometió el error de leer una y es espantosa).

Lena Dunham: El nuevo feminismo

Serie: Girls

Lena Dunham es la Sarah Jessica Parker de la crisis. Se acabó el glamor de ‘Sex and the City’ , ahora toca el realismo intelectual y feo. La joven actriz es la nueva chica de oro de la TV USA gracias a la serie ‘Girls’ de la HBO (que ella misma produce y protagoniza). El estatus lo ha conseguido a base de guiones crudos, identificación y falta absoluta de pudor.

Girls está plagada de secuencias de sexo explícito y lo ‘cool’ aquí es que la prota, Dunham, es todo menos una belleza. Con su sobrepeso y su extraño rostro no pretende ni excitar, ni provocar. Simplemente muestra lo que hay. Bien por ella.

Mary-Louise Parker: El esplendor

Serie: Weeds.

Esta es una de mis favoritas. Tanto la serie (ya tristemente desaparecida) como la actriz. Mary-Louise Parker tocó la gloria con un personaje amoral, una viuda de la burguesía acomodada que para alimentar a sus vástagos se dedica a traficar con marihuana. Ella (tanto la actriz como su personaje) usaba su cuerpo como parte de su poder, de su fuerza. Y con ello, a sus más de 40 años, se puso en el mapa como una de la intérpretes más indispensables del momento.

Emmy Rossum: Adiós a la inocencia

Serie: Shameless

A Emmy Rossum la conocimos como la hija asesinada de Sean Penn en Mistic River y proto fue una de las más destacadas ‘promesas’ de Hollywood. Con ‘el Fantasma de la Ópera’ casi consigue el estrellato, pero se quedó a medias. Peor al tele le dio una segunda oportunidad y ahora es todo un referente.

Rossum quiso hacerse mayor y para que la dejaran de ver como la ‘niña buena’ se arriesgó con un personaje ‘descocado’ en la más ‘descocada’ aún ‘Shameless’. Son tantos sus desnudos en la serie que han dejado de sorprender, lo que ha permitido que, por fin, nos demos cuenta del gran talento de esta chica.

Lucy Lawless: Fuerza bruta

Series: ‘Xena’, ‘Spartacus’

Fue el icono lésbico indiscutible de los 90 gracias al imposible corsé de cuero que lucía en ‘Xena: La princesa guerrera’. Pero Lucy Lawless se hacía mayor y tenía miedo de quedarse anclada con un personaje mítico. Solución: dejarse de insinuaciones y darlo todo con la pérfida Lucretia en ‘Spartacus’. Lo consiguió. Su orgías, orgasmos y manipulaciones de alcoba funcionan como una lobotomía en nuestros cerebros . ¿Quién recuerda a Xena? ¡Larga vida a Lucy Lawless!

Paz de la Huerta: La salvaje

Serie: Boardwalk Empire’

No sé si es bueno o malo para su carrera pero yo, a esta mujer, siempre la he visto desnuda. Miento. La recuerdo de jovencita en esa cosa ñoña llamada ‘Un paseo para recordar’ pero salía tres minutos. El resto, siempre desnuda. No es mala actriz y su Lucy de Boardwalk Empire’ era un personaje insufrible pero goloso. El problema es que tengo la sensación de que ha basado su carrera en su físico. Nada más. Y claro, uno envejece y es complicado mantenerse igual. De momento habrá que quedarse con su portada de diciembre de 2012 en PlayBoy. Salvaje.

Marlén Hernández: Ansias de más

Serie: ‘Tierra de Lobos’

Ella es otro ejemplo de actriz que ha explotado su físico como valor casi fundamental en el que sostener su carrera. Y es que no sólo la hemos visto dándolo todo como prostituta de armas tomar en ‘Tierra de Lobos’, si no que ya ha aparecido en ‘Interviú y en ‘Primera Línea’. ¿Cuál es el problema? Pues que le ha tocado vivir en una sociedad en la que se la va a recordar más por sus pechos que por su talento. Esperemos que, al final, sea por ambas cosas.

Paula Rego: ¿Qué pasó con…?

Serie: ‘Toledo’

Esta chica prometía pero, de momento, no tenemos noticias suyas. Fue una de las grandes protagonistas de ‘Toledo’ aquel fracaso monumental de Antena3 que si por algo llamó la atención fue por el desnudo integral de la actriz a los cinco minutos de comenzar la serie. Y ahí se quedó todo. Que te recuerden por salir ‘en pelotas’ en un producto tan malo pues como que no es bueno para tu carrera. Además, esta chica tiene un handicap: se parece mucho a otras, en especial a Hiba Abouk (‘Con el culo al aire) y, por ahora, la exnovia de Hugo Silva es la que se está llevando todos los laureles.

Emilia Clarke: Toda una reina

Serie: ‘Juego de Tronos’

Emilia Clarke es el ejemplo de que si trabajas en un buen producto y tu personaje es una maravilla, como si te llamas Yola Berrocal, al final, triunfas. Clarke es la gran revelación de una de las mejores series de la década y por mucho que corra desnuda junto a los caballos en plan Shakira, ella es la Kalesi. La reina de los bárbaros. Un respeto, señores.

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído