La presentadora y conductora de 'GH' le da un duro repaso al PP

Bárcenas y Rajoy, los nuevos objetivos de una indignada Mercedes Milá: «No se puede ser presidente de gobierno si te pillan mintiendo»

Define a ex-tesorero como "un animal herido, un animal peligroso que ha decidido morir matando"

Bárcenas y Rajoy, los nuevos objetivos de una indignada Mercedes Milá: "No se puede ser presidente de gobierno si te pillan mintiendo"
Mercedes Milá.

Mercedes Milá ha vuelto a meterse en política y esta vez no ha dudado en machacar a Bárcenas el 15 de julio de 2013, el mismo día que el ex tesorero del Partido Popular declaró ante el juez Pablo Ruz. La periodista, además, también critica al presidente Rajoy al que llama, directamente, mentiroso.

Unos nos mienten y se lo permitimos; otros mienten y cumplen condena.

Unos mienten y defienden que los que cuentan que mienten, son traidores.

Unos mienten y pueden mentir porque dicen defender intereses de todos.

Algunos mienten compulsivamente mientras acusan de mentir a los que les han descubierto.

Con estas cuatro afirmaciones, Mercedes Milá comenzó su post titulado Mentir, publicado el pasado 15 de julio de 2013 en el blog, ‘Lo que me sale del bolo’. Ese mismo día, al mediodía, el ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas compareció ante el juez Pablo Ruz por la presunta contabilidad B del PP.

Hoy es uno de esos días en el que los periodistas contamos las horas para poder relatar algo de la verdad; algo que no esté emponzoñado de intoxicación y planes torticeros. Hoy Luis Bárcenas saldrá, metido en un furgón de la Guardia Civil, de la cárcel de Soto del Real y verá las manos, los ojos, la intención de un juez honesto, el juez Ruz.

Solo las cigüeñas que vuelan libres sobre los patios de la cárcel de la sierra, habrán visto a este hombre tan poderoso pasear en bermudas, fumándose un puro y haciendo amigos nuevos. Él, que fue tesorero del PP durante tantos años. Dentro, junto a Díaz Ferrán, Bielsa y compañía, cumplen condena o esperan juicio, internos que deben sentirse insignificantes si se comparan con las mochilas que cargan estos compañeros de celdas. Cada día que paso por delante de esa prisión tengo sentimientos contrarios a la bondad y el perdón. Algunos de sus internos nos han destrozado la vida a todos.

Pero hoy es la declaración de Bárcenas. Sabemos de sus apuntes, de sus mensajes de texto, de las respuestas de su amigo y mentor, el presidente de nuestro gobierno. Sabemos todo lo que él ha querido que supiéramos conforme iba viendo que le abandonaban a su suerte los que se beneficiaron de su trabajo. Hoy estamos ante un animal herido, un animal peligroso que ha decidido morir matando

Mercedes Milá también aprovecha para atacar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy un día después de que el diario El Mundo publicase unos SMS entre Rajoy y Bárcenas en los que se demostraba que el presidente le pedía al ex tesorero que negara la contabilidad B y los sobresueldos.

Milá reflexiona sobre Bárcenas y escribe:

Hasta el último minuto no sabremos si las amenazas que le han llevado a prisión, los mensajes enviados por quienes pueden cambiar su suerte si decide callar, le cambian la determinación de «derrotar», como suelen decir los policías cuando interrogan a un sospechoso: «ha derrotado». Las consecuencias de ello nos afectarán a todos o ¿no? Deberían porque no se puede ser presidente de gobierno si te pillan mintiendo. No puedes exigir a los ciudadanos que sean honrados, que no roben, que no mientan, que paguen sus impuestos, si tu no haces lo que dices a otros que hay que hacer.

La presentadora de GH pasa entonces a poner otro ejemplo sobre las dañinas consecuencias d la mentira dentro del estado: el de Bradley E. Manning, el joven analista de inteligencia del Ejército de los Estados Unidos que fue acusado de filtrar a WikiLeaks, entre otros documentos, un video del ejército U.S.A. en el que se ve cómo un helicóptero estadounidense mata a un grupo de civiles en Irak.

Y para finalizar, Mercedes Milá explica:

Las varas de medir han salido de los armarios. La hipocresía y el cinismo se pasean entre nosotros con absoluta tranquilidad. Los que se deciden a denunciar que el rey va desnudo, son perseguidos y encarcelados. Los mentirosos, los que han jugado y se han beneficiado del dinero y los derechos de todos, siguen libres y siguen dando lecciones. La palabra que más se acerca a mi sentimiento esta mañana de julio es repugnancia. La mentira me produce repugnancia porque destruye los equilibrios y rompe los acuerdos que nos permiten sobrevivir.

A los niños se les sigue diciendo que no deben mentir, pero va quedando poco crédito para justificar esa disciplina.

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido