Denuncia que en 'Sálvame' han publicado su dirección

Lucía Etxebarría ya no puede más y explota ante el «acoso»: «Me dirijo a la comisaría a interponer una denuncia penal»

"No sabía dónde me metía precisamente porque en otros realitys ese tipo de agresiones no se permitieron"

Lucía Etxebarría ya no puede más y explota ante el "acoso": "Me dirijo a la comisaría a interponer una denuncia penal"
Lucía Etxebarría.

Lucía Etxebarría ya no se anda por la ramas. La escritora ha anunciado que va a interponer una denuncia penal después de ser insultada y amenazada por alguno de sus ex-compañeros del reality de T5, ‘Campamento de Verano’. La ganadora del Premio Planeta se queja, además, de haber sufrido acoso por parte de los responsables del concurso y de programas como ‘Sálvame’ donde, asegura, han hecho pública su dirección.

Lucía Etxebarría entró en ‘Campamento de Verano por una deuda con Hacienda y dejando claro, desde el comienzo, que aquello era un «programa basura». Esto la colocó en el punto de mira de muchos de los trabajadores de T5 y del reality en particular, quienes vieron en la escritora una actitud arrogante y soberbia. Pero lo peor estaba por venir. La ganadora del premio Planeta no encajó en el concurso y tras enfrentarse con todos sus compañeros, abandonó la Sierra de Gredos el pasado 25 de julio de 2013.

Desde que salió del reality, la novelista ha declarado que ha sido víctima de «acoso». Tal vez como ‘venganza’, el 27 de julio de 2013, Etxebarría desveló (sin dar nombres) en su revista digital algunos trapos sucios de los que fueron sus compañeros (dijo que una concursante tenía miedo a que saliera a la luz un vídeo porno suyo, que otro se automedicaba para tener más músculos e insinuó que uno podría ser un maltratador). El programa le respondió a la escritora con una medida nunca vista: les informó a los ‘exploradores’ de lo que Lucía había escrito y esto, como era de esperar, se volvieron locos.

Gaby, ex de ‘MyHyV’ y la mayor enemiga de Etxebarría en ‘Campamento de verano’, se dio por aludida ante los comentarios de la escritora y gritó:

Como a mi madre le haya llegado eso ruedan cabezas. Esta hija de puta… Te juro que la quemo viva, es que la reviento.

 

 

Ante tal amenaza, los responsables del programa no hicieron absolutamente nada. Es más, parecía que ellos, al mostrar el documento, es lo que estaban buscando. Nadie, por mal que pueda caer o por mucho reality en el que haya entrado, debería sufrir tal linchamiento público.

Tal es la situación, que el 30 de julio de 2013, Etxebarría usó su cuenta personal en Facebook para reproducir el mensaje demoledor con el que la había amenazado Gaby:

«Ya la esperaré fuera, sin cámaras. A esa hija de puta la quemo viva, la reviento.»

Textual.

Esta frase fue pronunciada ayer por Gaby, concursante del reallity Campanento de Verano, frente a cámara en pleno directo. Se refería, claro está, a mí.

Lindezas similares me ha dedicado durante siete días, pero no se emitían porque el programa sabía a la demanda a la que se exponía. Sí que presenciasteis antes acoso verbal, insultos y descalificaciones de todo tipo. También presenciasteis como entre cuatro personas daban patadas a la cabaña, como me arrojaban los cubiertos a la cara, como me acusaban en falso de ladrona o de manipuladora o de lavarme con estropajos, sin prueba que lo refrendara.

No visteis en cámara lo que por fin se vio en cámara ayer. Como Gabi a menudo me decía «soy muy rencorosa, ya te esperaré en la calle, voy a ir a por ti». Ese «te quemo viva, te reviento» que dijo ayer ANTE CÁMARA también lo decía tras ella.

Os recuerdo que Carlos, concursante de Gran Hermano, fue expulsado por decirle a una mujer «te voy a meter una yoya» y que Noemí Merino fue expulsada por simular una agresión, ni siquiera por realizarla.

En este reality sin embargo se ha protegido a la agresora y se ha culpado a la víctima. Yo he sido acusada en repetidas ocasiones de padecer un desequilibrio mental. De mentir, de ser manipuladora. No sólo por la cadena, sino por prensa seria que me acusaba de que me lo merecía porque «sabía donde me metía»

No sabia donde me metía precisamente porque en otros realitys ese tipo de agresiones no se permitieron.

También es cierto que la directora de este reality me aseguró en repetidas ocasiones que el reality sería «blanco, veraniego, para público infantil, fresco, limpio»…Y «una vuelta a la infancia». Los únicos periodistas que me han apoyado han sido los siguientes: Julia Otero, Pilar Rahola, Javier Pérez de Albéniz, Álex Rodríguez de Telecinco, Berto Romero e Ignacio Escolar. Uno de ellos, como veis, de Tele5 . No es un problema contra la cadena, sino de personas con nombres y apellidos.

Determinados columnistas de prensa «seria» han insistido en mi supuesto desequilibrio mental o en el hecho de que me merecía lo que me pasaba.

No sé si recordáis un artículo que escribí titulado «Tú también puedes ser feliz». Era un extracto de una carta personal que le había enviado a una de mis lectoras en respuesta a una carta suya. Esta chica de 19 años era y es una mujer extraordinariamente dotada y sensible, inmersa en una depresión precisamente por circunstancias parecidas a mi caso. Esta chica me ha escrito diciendo que desde que recibió mi carta ha mejorado mucho, ha adoptado un perro, está haciendo deporte diariamente y se repite diariamente lo que yo le había dicho: «No es tu culpa, no estás enferma, no estás desequilibrada. Los insultos califican a quienes los arrojan como arma arrojadiza, no al insultado. «

Por eso sé, que como persona pública que soy, es muy importante que me mantenga en mi sitio y reitere lo que no he dejado de decir. Se trata de acoso, el acoso es delito, no soy una desequilibrada mental. Eso lo son quienes mienten, amenazan, manipulan a aquel a quien ven diferente y a quien, por tanto, temen.

Os doy un ejemplo de tuits recibidos ayer. Por cierto, no tengo un vibrador de ningún color y si lo tuviera, que no es el caso, no tendría ningún reparo en reconocerlo. Recibí casi mil y os pongo unos cuantos para que os hagáis una idea:

«haber si se te atraganta la polla de goma por el ojete. Zorra», «Muérete zorra, vamos a por ti» , «Cada uno se gana lo que se cosecha, muérete zorra», «Hija de putaa muerete puta locaa». Y ahora imaginad mil tuits de ese jaez.

Recordad también que el programa Sálvame tuvo el detalle de enseñar la calle donde vivo, con la dirección bien visible y repetir que vivo allí, para que alguno de estos locos se presente en mi casa para darme lo que ellos consideran «mi merecido»

Os rogaría que si vosotros habéis sido objeto de acoso o algún familiar o amigo lo ha sido. O, simplemente, si sentís simpatía por estos casos exigieseis la expulsión inmediata de esta concursante y disculpas de la cadena hacia mi persona. También que no vieseis ese programa, porque no hay que promocionar ese tipo de comportamiento, ni alentarlo.y, por último, si tú que me lees has sufrido o estás sufriendo una situación similar, repítete a ti mismo: No es mi culpa, no estoy enfermo o enferma, merezco ser feliz como cualquier persona y dispongo de las fuerzas para conseguirlo. Si yo he salido tú también podrás salir.

Os ruego, por favor, máxima difusión si estáis de acuerdo con lo que he escrito. Acabado este texto, me dirijo a la comisaría a interponer denuncia penal.

Pero parece que la guerra entre T5 y la escritora no ha terminado aún. Aquel mismo día, en ‘Sálvame’, la colaboradora Mila Ximénez aseguró que Lucía Etxebarría «ha planeado» todo su paso por el programa y que ha contado para ello con el asesoramiento de un amigo suyo, guionista de realities.

 

Te puede interesar

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído