PD en la presentación del nuevo concurso de TVE en el FesTVal de Vitoria

Los niños de ‘MasterChef Junior’ quieren devorarse el éxito de los adultos

Jordi Cruz: "Yo no soy muy de niños, es verdad pero tampoco les he dado mucha oportunidad"

Es un programa con niños pero no para niños, ese el concepto que todos debemos tener muy claro

Con la resaca del indiscutible éxito de ‘MasterChef’ en TVE, la cadena pública ha presentado en el FesTVal de Vitoria la versión con niños del famoso formato culinario. Periodista Digital ha hablado con la presentadora, Eva González y con el célebre trío de jueces, Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera, y nos han desvelado las claves de un concurso que, dicen, va a revolucionar lo preestablecido.

EVA GONZÁLEZ: «LAS CRÍTICAS NEGATIVAS SON LAS QUE SIEMPRE HACEN MÁS RUIDO»

Es un programa con niños pero no para niños, ese el concepto que todos debemos tener muy claro. Está destinado a niños y adultos.

Son palabras de una guapísima (mucho) y sonriente Eva González que atiende a la prensa con ese encantador acento andaluz que tanto intenta ocultar (y de tan mala manera) delante de las cámaras. ¿Por qué? Ella misma se toma un paréntesis en la promoción del programa, para hablar de las crçiticas que han surgido por su vocalización:

Hay críticas positivas y negativas, pero las negativas siempre son las que hacen más ruido. Tengo mi manera de trabajar

FOTO: Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera desvelan en el FesTVal los ingredientes de ‘MasterChef Junior’ (FESTVAL)

Pero tal y como ella reconoce, la Eva «poco natural» de las primeras entregas de ‘MasterChef’ ha evolucionado y ahora está más cómoda, más confiada. Es ella la que más entusiasma con la idea de trabajar con niños:

Evidentemente va a ser distinto trabajar con niños que con mayores, evidentemente no les entrevistas igual. Será difícil pero tendremos también muchas cosas positivas como su espontaneidad y creatividad y de verdad vais a alucinar con los platos que hacen. A mi me gustaría cocinar la mitad de bien que lo hacen ellos. Les veo y me da verguenza. Yo corto cebolla peor que ellos.

Para elegir a los niños ha primado el criterio de la cocina. Tienen mucho criterio estético y una de las cosas que más me ha sorprendido ha sido la manera en la que emplatan. Van libres de muchas cosas, no tienen ese conocimiento teórico culinario y es todo una sorprendente libertad.

FOTO: Jordi Cruz, Eva González, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera desvelan en el FesTVal los ingredientes de ‘MasterChef Junior’

Con desparpajo e ironía, la novia Cayetano Rivera reconoce que:

Haciendo ‘Masterchef’ he aprendido muchísima teoría. Para la práctica no he tenido tiempo y ahora en vacaciones me he liberado un poco. Hago muy bien las lentejas y ahora en verano me he especializado con el salmorejo

Y para terminar, González ve con optimismo los resultados de ‘MasterChef Junior’:

No tengo miedo a que no funcione tan bien como el anterior, igual que no tengo miedo cuando empiezo un programa nuevo. No es plato de buen gusto para nadie que empiece un programa y vaya mal pero el miedo es algo que he superado con el tiempo.

Puede que la presentadora sepa controlar sus miedos pero eso no significa que TopChef Junior las tenga todas consigo. El antecedente no puede ser mejor pero no sería la primera vez que una versión nueva de un mismo formato se estrella en con el share.

Y es que aún no sabemos si los niños, en un producto de estas características, son una ventaja o un handicap. ¿De verdad que el mismo público que vivió con intensidad MasterChef va responder y a identificarse con unos críos talentosos, imaginativos, repipis (algunos) y tronchantes pero críos al fin y al cabo? Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera tienen la respuesta.

LOS TRES JUECES

Muy serios en primera instancia -en especial Vallejo-Nagera, quién no dejó, en ningún momento de poner cara de autosuficiencia y de «me aburre lo que me contáis»- los tres jueces más duros de la cocina de TVE hablan de los criterios de selección de un casting y de cómo se valorará a los jóvenes concursantes:

Samantha: «Los criterios de selección han sido su nivel de cocina, por su creatividad e imaginación y por su labia y chispa también, porque no se pueden quedar callados, es televisión».

Jordi: «Vamos a motivarles, vamos a ser un poquillo sus guías y no vamos a ponerles en juicio. Queremos que los niños aprendan, que se lo pasen bien y que sean ellos los que nos enseñen con su actitud».

Samantha: «No estoy de acuerdo con Jordi, sí que vamos a tener que juzgarles pero será de una manera más didáctica, más de juego y no se va a castigar a nadie, no se va a puntuar por una sola prueba si no por un conjunto de ellas. Está claro que los niños tienen el sentimiento mucho más a flor de piel y que nos vamos a llevar más sorpresas tanto en lo positivo y en la risa, en la espontaneidad y también en la lágrima fácil porque un niño se asusta antes»

Tanto Jordi como Samantha -Pepe tardó más de la mitad de la entrevista en decir una palabra- han explicado la mecánica de un formato que en pocos días va a comenzar su grabación por lo que todo son más bien especulaciones y deseos.

FOTO: Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera

En esta ocasión cambiará el sistema de expulsión y que para que en ningún momento los niños no se sientan mal nunca lo harán solos, serán expulsiones en grupo. Los chicos ya están recibiendo clases desde que son seleccionados y las grabaciones se adaptarán a las horas estipuladas por ley para menores. Las pruebas son muy diferentes a las de los adultos y muy sorprendentes.

Tanto Pepe como Samantha tienen hijos pero Jordi, con ironía se pregunta:

¿Soy el único al que no le gustan los niños?

Y Pepe, el más divertido y gamberro de los tres, apunta sobre su compañero que:

«Entre lo poco que le queda por probar están los niños asados».

Tras la risa, Jordi Cruz aclara que:

Yo no soy muy de niños, es verdad pero tampoco les he dado mucha oportunidad y estos días en el casting de Barcelona he descubierto que tienen algo que con la edad y las horas de cocina se va perdiendo y es esa inocencia y ese brillo en los ojos

Y al ser preguntada sobre si estaría conforme si alguno de sus hijos decidiese apuntarse al programa, Vallejo-Nágera responde con una anécdota:

Mi hija que jamás ha entrado en la cocina y que no sabe ni hacer un huevo frito se ha pasado el verano diciendo que no se podía presentar a Masterchef porque su madre formaba parte del jurado.

Pero volviendo al tema de los niños concursantes, uno se pregunta si un crío de 4 años pede tener nivel en el arte de los fogones. Los jueces responden:

Jordi: «Yo creo que les prejuzgamos mal porque es más fácil que reproduzcan bien algo que les has enseñado que mucha gente mayor y además tiene un desparpajo añadido que nos sorprende».

Eso sí, los niños cuentan con la mayor precaución posible a la hora de cocina:

Cruz: En un principio se pensó en no utilizar cuchillos o hacerlo con cuchillos de plástico pero es que te lo piden, con esa edad ya saben cortar aunque pueden cortarse como les pasa también a los mayores.

¿Y ellos cómo se comportarán? ¿serán menos duros que con los adultos? Jordi Cruz da una respuesta tajante:

Yo creo que en eso somos igual los tres, porque yo soy como soy y me comporto igual que hago en mi cocina, no hacemos un papel, pero tengo claro que no voy a tratar igual a alguien que te dice que quiere ser cocinero y que quiere conocer la presión de una cocina y que quiere que le sometas a esa presión. Los chavales vienen a que les enseñes, a pasarlo bien, a reírse y no les vas a dar un azote por equivocarse

Pepe: O quizá sí.

Además, Cruz y Samantha aclaran las diferencias entre los dos formatos:

En el Júnior vamos a ver otra cosa diferente, va a ser comida base, ya no tanto comida profesional, tradicional o lo típico de cada zona como en el de adultos. Aquí será comida para mucha gente que no sabe cocinar, no tan solo para los chavales y lo que queremos es que se vea que es fácil hacerlo, y aparte es mimarte a ti mismo y a tu familia, y además es economía. Masterchef tanto de niños como de adultos trata de promocionar el arte de la cocina.

Es Pepe Rodríguez el que nos desvela qué premio tendrá el ganador:

Se darán 12 mil euros para invertir en la educación del ganador y muchos regalos que es lo que realmente más disfrutan. Todos los niños sumen puntos o no, porque aquí no ganan ni pierden, suman puntos o no suman, reciben regalos.

Dejando momentáneamente a los niños a un lado, Otro aspecto interesante por saber era si una vez terminado MasterChef, los jueces se llevan bien con los exconcursantes a lo que responden que sí, que aunque durante la grabación no podían ni dirigirse la palabra, hoy por hoy. Confiesa Pepe Rodríguez:

Con algunos de ellos hemos hecho una verdadera amistad. Somos humanos.

Samantha: «Manteníamos una distancia con los concursantes que me encantaba. Muchas veces se ponínan delante de nosotros y de verdad que temblaban, les temblaban las piernas».

Y por últmo, ¿cómo les ha cambiado la vida a estos tres cocineros de renombre tras su paso por la televisión?

Pepe: «Hay mucha gente que viene a nuestros restaurantes y quiere conocernos. Te haces más fotos y te reconocen por la calle pero mañana por la mañana a las nueve ya estoy en la cocina de mi restaurante currando como un día más

Samantha apunta divertida que a Jordi «le ha cambiado la vida con las chicas puesto qe ahora es un sex symbol» y su compañero, modesto, responde:

A mí todo el mundo me dice y me comenta pero yo estoy canino. Cuando me ven en persona se llevan un chasco porque la tele me hace más alto, me hace pasar de feo a guapo y eso no puede ser.

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído