Saca nuevo disco pero, al parecer, está pasando por una mala época, ¿será por Bisbal?

¿Qué le pasa realmente a Chenoa? La cantante se hunde en la presentación de su disco: «¡Qué difícil es cantar cuando uno quiere llorar!»

"Estoy muy cansada de todo, todos tenemos una época de desidia en que ni sientes ni padeces"

¿Qué le pasa realmente a Chenoa? La cantante se hunde en la presentación de su disco: "¡Qué difícil es cantar cuando uno quiere llorar!"
Chenoa solloza en la rueda de prensa.

Chenoa no está bien. La cantante debería estar contenta y feliz porque acaba de sacar nuevo disco y su carrera no podría ir mejor. Sin embargo, dice que está muy «cansada» de todo. Por ello, el pasado 18 de septiembre de 2013, la cantante rompió a llorar en la presentación de su último álbum ante la mirada atónita y preocupada de una legión de fans.

 

 

Han pasado cuatro años de mutismo profesional y parece ser que durante este tiempo, Chenoa no ha estado bien. Tras sacar el disco ‘Desafiando la gravedad’ en 2009, la cantante ha tenido una época de desánimo y de desconfianza en sí misma. Así lo explicó el 18 d septiembre de 2013 durante la presentación de su nuevo álbum ‘Otra dirección’ (Alias Music).

Antes de hacer este disco tuve un momento en que quise cerrar el chiringuito. Terminé el contrato con Universal y dije que terminaba todo, porque tengo otra manera de trabajar. El ego artístico no lo tengo tanto porque me conozcan por la calle como por hacer un buen trabajo. Creo que todos tenemos una época de desidia en que ni sientes ni padeces

Chenoa dijo ahora que está bien. pero no la creemos. Porque es que, de pronto, la ex triunfita rompió a llorar en la rueda de prensa y soltó una de esas frases lapidarias tan suyas:

¡Qué difícil es cantar cuando uno quiere llorar!»

¡Toma ya! Los fans allí reunidos no entendían nada, o quizá sí. Porque si algo es Chenoa, es imprevisible. Lo mismo se pone en plan ‘las chicas son guerreras’ y le sale su vena choni y macarra, como se pone en modo pijo filosófico sensiblero. A veces, incluso, mezcla sus dos facetas: todos recordamos con angustia aquel momentazo que ya ha pasado a la historia en el que la artista, llorando, pedía respeto a los periodistas interesados en su ruptura con Bisbal, ataviada con un chándal y un llavero de Bart Simpson en la mano. Pobre.

Pero tal y como vimos en el ‘Sálvame’ de aquel 18 de septiembre de 2013, tras este derrumbamiento en la rueda de prensa, Chenoa quiso dar explicaciones de sus lágrimas y dijo:

Es una falta de confianza mía, por mi parte y me he recuperado.

Esa apatía y esa desidia que todos hemos sentido en algún momento de nuestra vida. Me estaban diciendo antes que: «eres una tía fuerte» y que tal y que cual y he mirado hacia cámara y he dicho: «Es que estoy cansada. Estoy agotada ya de esto».

Y la artista volvió a llanto. Verla así, tan ‘depre’, impactaba. ¿Qué le pasa en realidad? En ‘Sálvame’ apostaban a que sus problemas son únicamente sentimentales y que su irregular relación con su última pareja, Curi Gallardo, la ha dejado tocada. Puede ser también que, además de lo que ella misma dijo sobre su carrera y su cambio de discográfica, no le haya sentado muy bien que no la hayan tenido en cuenta para ser coach de ‘La Voz’ (T5) en segundo año consecutivo. Es una pena. Preferimos a la mallorquina mil veces antes que a Rosario o, sobre todo (y lo sentimos por él y por sus fans), a Orozco, el recién llegado.

Guste o no, Chenoa es única y cuenta, además con una legión de fans dispuesta a todo por defender a su ídolo. No hace mucho, por ejemplo, un servidor llegó a recibir amenazas e insultos vía email de varias admiradoras indignadas porque reproduje una entrevista que la cantante había ofrecido a ‘¡QMD!’, en la que criticaba ‘La Voz’, concurso además (por si alguien no es de este planeta y no lo sabe) en el que trabaja su ex, Bisbal.

Pero he de decir que, aunque no sea devoto de su música y de que a veces no me gusten sus formas en ciertos actos públicos, por circunstancias de la vida que no vienen al caso, en una época fuimos pseudo-vecinos y en nuestros breves encuentros en el ascensor, María Laura Corradini (que así se llama la artista) fue un auténtico encanto. No sólo eso, sino que amigos en común me hablan maravillas de ella. Es una diva, sí, pero merece serlo. Tranquilos, fans de Chenoa, que por mucho que ella diga que ya no puede más, aún sigue en la brecha.

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído