Sálvame' provoca el conflicto preguntándose por qué siempre 'sufren' los mismos colaboradores

¿Existen colaboradores intocables en ‘Sálvame’? ¿Por qué a unos se les ataca y otros no?

Terelu Campos se enfada porque asegura que ella no es intocable

¿Existen colaboradores intocables en 'Sálvame'? ¿Por qué a unos se les ataca y otros no?
Lydia y Kiko Hernández

¿Es verdad que en ‘Sálvame’ hay personajes con lo que uno no se puede meter? ¿Siempre sufren los mismos? El programa se ha preguntado esto mismo y ha provocado un auténtico caos en el programa. ¿Hay intocables en el ‘cortijo? Es más ¿Y en Telecinco quienes son los ‘favoritos’?

El 25 de septiembre de 2013, después de que se diese la noticia de que el marido de Lydia Lozano había sido cazado «en actitud cariñosa» con otra mujer, el programa emitió un capcioso vídeo en el que se preguntaba qué hubiera pasado si en vez de la pareja de Lozano hubiese sido la de Kiko Matamoros, Hernández, Terelu o Mila. ¿Por qué siempre ‘sufren’ los mismos ahí? ¿Por qué de unos se sabe toda su vida y de otros nada?

Hay que decir que sólo la emisión de esta pieza ya indica que no hay intocables porque, sino, ni se plantearía la pregunta.

 

VEA EL VÍDEO

 

Tras ver el vídeo, Mila Ximénez se puso como loca y gritó:

¡De mi se ha dicho en este plató de todo! ¡De todo! De mí no se sabe nada porque no hago nada.

Acto seguido, Terelu, más seria y con mucho menos humor, dijo:

Fíjate si eso no es verdad que fue Mila la que dijo había una pareja de una colaboradora con otra persona y era yo. Por cierto, yo empiezo a salir con Carlos y las primeras imágenes las saca ‘Sálvame’. (…) Ojalá fuera intocable. Yo he estado aquí aguantando que otra persona de la que yo no hablo (su ex, Pipi Estrada) se sentara aquí y hablase. Llevo así cuatro años. A ver si soy ‘tocable’ y cambian las cosas.

Este programa ha creado un sistema de clases muy particular (el problema llega si se extiende socialmente). Por un lado, tenemos a los que instigan (Los Kikos y Mila principalmente) y por otros las ‘víctimas’ (Lozano, Raquel Bollo, Rosa Benito, Karmele y Chelo García Cortés). Pero ojo, aquí todos sacan tajada del asunto porque al final de lo que se trata es de dar espectáculo.

De unos se sabe su vida porque precisamente viven de eso. Sino, ¿qué interés tienen Rosa Benito, Belén Esteban o Raquel Bollo como colaboradoras si apenas dan exclusivas que no sean externas a ellas?

El ‘eje del mal’ (Los Kikos y Mila) son precisamente los que crean el conflicto, los vehementes que saben defenderse de verdad y que si te metes con ellos te hacen creer que estás perdido (es decir, imponen). Pero que se recuerde, a Matamoros le han sacado a su hermano Coto diciendo bestialidades sobre él y a Mila a su ex marido (Manolo Santana). Cierto es que Kiko Hernández es el que más se protege (es el único que no hizo una Caja Deluxe’ o un polígrafo) pero porque juega al despiste y cuando se meten con él desde fuera (Pepe herrero de GH insinuó que se acostaba con un jefe de T5) los demás le sacan las uñas.

Lo que es preocupante es que, desde el programa, se trate el tema como si fuese una situación casi de acoso laboral. Si tan mal se sienten algunos ¿por qué no se van? ¿Les interesa quedarse o tienen miedo a irse por miedo a que les ocurra algo parecido a lo que le pasó a Lucía Etxebarría (salió de ‘Campamento de Verano’ y no hay día que no la machaquen)?

Hay una cosa clara, el único que ahí es intocable es Jorge Javier Vázquez. De momento. Habrá que ver qué pasa dentro de unos años cuando ‘Sálvame’ haya desaparecido y su estela ya no sea lo que es ahora.

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido