La vuelta de la 'princesa' logró al mejor audiencia de 'Sálvame' en los últimos cuatro años (25,7% de share)

¿Por qué fue tan aburrido el regreso de Belén Esteban al ‘Deluxe’?¿ Por qué sigue cosechando tanto éxito?

Por mucho que confesara que tiene juguetes sexuales, Belén sigue evitando hablar de ciertos temas y decir palabras claves.

¿Por qué fue tan aburrido el regreso de Belén Esteban al 'Deluxe'?¿ Por qué sigue cosechando tanto éxito?
Belén Esteban.

Está más sosa, menos conflictiva, pero sigue siendo ella. En Telecinco deberían estar contentos

Belén Esteban sigue interesando a la gente. Es un hecho indiscutible. Tras más de seis meses de retiro el pasado 18 de octubre de 2013, la ‘princesa del pueblo’ volvió a coronarse en el ‘Deluxe’ (T5) ante más de 3 millones de espectadores (es decir un 25,7% de cuota de pantalla). Y todo gracias a una campaña de promoción machacona y sensiblera. Pero Belén regresó «limpia», calmada (quizá demasiado) y feliz. Eso no quita que el programa fuese aburrido por momentos (muchos) por culpa de su duración y por el regusto a déjà vu que tenía.

 

 

Comencemos por lo bueno. Puede que sea una especie de síndrome de Estocolmo, pero a mí Belén Esteban me cae bien. En su regreso (el segundo que hace para rehabilitarse) del pasado viernes 18 de octubre de 2013, supe por qué. Para empezar, Telecinco nos ‘incita’ constantemente a ‘quererla’. Hoy por hoy, Belén apenas tiene enemigos en su cadena. Sólo la colaboradora Isabel Rábago y Lydia Lozano se atreven a decir algo malo sobre ella . El resto la adora como si fuera una diosa de la fortuna mediática. Algo así como una mascota que trae suerte. Es verdad, trae suerte y audiencia.

Más de tres millones de espectadores y un 25,7% de cuota de pantalla (la mejor audiencia del Deluxe’ en cuatro años) confirman que la Esteban sigue viva y que no hay quien la pare. Aquella noche no paraba de recibir mensajes telefónicos de amigos y familiares que no suelen ver este tipo de programas, comentándome cómo veían ellos a la que llaman ‘princesa del pueblo’. Vamos, ni que fuese aquello un Madrid -Barça. Uno ya no sabe si esta señora cae bien por méritos propios o porque Telecinco nos lo ‘sugiere’.

Es verdad que a un servidor la entrevista se le antojó larga y pesada, sobre todo porque no dijo nada inesperado o impactante como hizo la última vez que reapareció (el 30 de noviembre de 2012), cuando admitió sus «adicciones» por primera vez en público.

Pero Belén sigue siendo Belén y por ello( y por el empeño de T5 en convertirla en una estrella) sigue viva televisivamente hablando. La ex de Jesulín volvió a demostrar que no es una nueva rica que va de refinada cuando no lo es. No. La Esteban sigue conservando intactos sus orígenes tan de barrio obrero. Ella es lo que es y punto. Sigue igual de ordinaria (y no lo digo de manera despectiva, más bien es un halago), igual de madre coraje e igual de recatada y de inocente. Eso es lo que provoca cierta ternura y empatía hacia su persona.

Por el lado negativo, lo dicho. La entrevista fue excesiva y Belén Esteban estaba, no sé cómo decirlo, demasiado encorsetada. Tal vez fueran los nervios, pero la ‘princesa’ no dio todo lo que se podía esperar de ella. Belén es una mujer nueva y desintoxicada, algo que sinceramente nos alegra (de ella y de cualquier persona en su situación), pero también es cierto que su popularidad se ha basado siempre en las polémicas y en la agresividad verbal. La Esteban del otro día evitaba ciertos temas (los más jugosos) y como estaba en modo zen, de vez en cuando parecía como ausente. Menos mal que Jorge Javier Vázquez estaba allí para ‘picarla’ y sacarle los mejores titulares.

LA RECUPERACIÓN DE BELÉN

Mi psiquiatra me ha recomendado que no hable tanto de mi vida

Aquí te daba la risa. Pobre psiquiatra. ¿Qué pretende? ¿Que la Esteban deje de comer? La ‘princesa’ no sólo trabaja en un programa experto en airear la intimidad de sus trabajadores sino que la de San Blas vive de hablar de su vida. Ella misma es su propio producto de venta.

 

 

Nos sigue pareciendo extraño que no diga la palabra ‘drogas’ de manera más natural, que se niegue a hablar de su ex marido, Fran Álvarez, y que, aunque diga que no le tiene miedo a Maria José Campanario y a sus demandas, guarde silencio cuando le preguntaron si la Campa, alguna vez, ha sido violenta delante de su hija, Andreíta.

Sobre su recuperación, Belén caminó todo el tiempo por el terreno del eufemismo y las medias verdades con palabras como:

Tenía varios problemas, era un embudo y no podía salir de él. Cuando tenía que venir a trabajar, tenía que mentir. Me metí en un pozo del que no podía salir.

No voy a decir una palabra porque no me gusta absolutamente nada. Creo que todo el mundo sabe de qué va. Me puse en manos de un psicoterapeuta. Lo he pasado muy mal, pero me he dado cuenta de que soy una mujer muy fuerte y luchadora. Soy otra Belén Esteban

Sigo un tratamiento en que cada semana me hacen análisis de todo. Belén Esteban está limpia por fuera y por dentro. He salido del túnel y no quiero entrar en ese túnel.

El tratamiento es muy duro. Consiste en que me daban pastillas. Sobre todo es concienciarte y valorar lo que tienes. Hablé con mi familia después de ir al médico. Yo no me quería nada. Tenía todo en la vida para ser feliz y no tenía nada. Gracias a mi familia, a mis amigos y a mi hija Andrea, he salido de un túnel del que no había salida. Antes tenía la cabeza fuera, pero ahora tengo el cuerpo entero. Te puedo decir que soy feliz. Hacía muchísimo tiempo que no era feliz.

Lo peor de mi recuperación han sido los primeros meses. Lloraba mucho porque fueron cosas muy fuertes en mi vida. No me sentía útil para nada. Mi niña con 14 añitos me cuidaba. Me consolaba, se preocupaba de mí. No me dejaba sola. Lo tuve muy claro desde que fui al médico. No he tenido ningún momento de bajón. No he salido por mi hija ni por mi familia, he salido por mí. He sido una tía que ha tenido muchos cojones siempre y me di cuenta de que mi vida era una mierda.

No buscaba lesionarme. No sé lo que buscaba. Me cuesta mucho hablar de esto. No quiero hablar mucho. Lo único que digo es que me ha costado mucho, pero esto no es como la otra vez.

Uno de los momentos ‘extraños’ de la noche llegó cuando Belén se negó a hablar de Fran Álvarez, su ex marido:

Llevo un año separada y un año en enero divorciada. No me veo con él, no hablo con él y no quiero saber nada con él. Desde que dije que me quitaba una mochila llena de piedras, me fue mucho mejor la vida. No quiero hablar de Fran. Me ha costado mucho mi recuperación

 

 

LOS FRENTES DE BELÉN

Belén ‘desapareció’ de ‘Sálvame’ el 5 de abril de 2013 tras una intensa bronca con Lydia Lozano en el ‘Deluxe’. Tan fuerte fue la escena, que el programa decidió no volver a hablar de Belén durante un tiempo para ‘protegerla’. Así fue. Pero desde hace un mes más o menos, ‘Sálvame’ ha ido preparando la vuelta de Belén abriéndole varios frentes de conflicto. Entre ellos, la tourné por el plató de la familia de María José Campanario por el plató del ‘Deluxe’. Padre, madre y hermano han acudido allí para cobrar y, de paso decir que la ‘Campa’ nunca se ha portado mal con Andreíta, algo que Belén niega rotundamente ahora.

Campanario me llamaba puta delante de Andrea

Esto fue de lo mejor y más fuerte que dio de sí la noche. Además, de decir que lleva días llamando a Jesulín porque su hija se ha puesto mala, pero que él ni le contesta al teléfono.

Jesulín se preocupa de las notas que saca su mujer, no de las de su hija.

MÁS KILOS Y MÁS CONFIANZA

Belén está más gorda. No hace falta endulzar el comentario. No digo con eso que esté peor que antes. Simplemente ha cogido casi veinte kilos y se está sometiendo a un régimen muy duro. Eso sí, ella dice que está más feliz y guapa que nunca ( es más agradable de ver ahora que cuando estaba esquelética y ojerosa, la verdad). De hecho, se ha desmelenado y en verano, dice, se acostó con ‘alguien’ e incluso se ha comprado juguetes eróticos . ¡Guau!

Estamos ante una nueva-vieja Belén. Está más sosa, menos conflictiva, pero sigue siendo ella. En Telecinco deberían estar contentos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído