"¡Voy a hacer lo que me dé la gana y que hablen!"

La ‘ingratitud’ de Rosa Benito provoca el «cabreo» de sus compañeros de ‘Sálvame’

¿Por qué Rosa, ahora, es tan desagradable con la prensa cuando se ha dedicado a vender su vida?

La 'ingratitud' de Rosa Benito provoca el "cabreo" de sus compañeros de 'Sálvame'
Rosa Benito.

Rosa Benito debería ser la nueva víctima de ‘Sálvame’. Tras pasarse años vendiendo su vida y observando cómo todo el mundo especula sobre ella, la cuñada de Rocío Jurado explotó y fue ingresada de urgencia e incluso se temió por su vida. Desde entonces, la colaboradora ha estado recluida en su casa pero sus compañeros, en vez de protegerla (como lo hicieron con Belén Esteban) la están machacando. ¿Por qué? Pues porque su actitud tampoco es muy normal. Benito ha roto su silencio, por fin, y sus palabras han sido tajantes y duras.

 

El 15 de octubre de 2013 nos lo vendieron como algo muy grave. Ese día, Terelu Campos llamó a la redacción de ‘Sálvame’ para contar una grave noticia: Rosa Benito no iba a acudir a trabajar porque había sido ingresada de urgencia en el Hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid). Nadie sabía exactamente lo que había ocurrido. Luego se supo que había sido un ataque de ansiedad peor que se había temido por su vida. Es decir, que los rumores de intento de suicidio no se hicieron esperar.

La situación era complicada y a Rosa, el psiquiatra le pidió desconexión total e incluso que no viese la TV. Lo lógico sería que sus compañeros la respetaran (como cuando no hablaron de Belén Esteban cuando estuvo en rehabilitación), pero no ha sido así. El problema es que Benito nos había vendido su divorcio durante meses pero con su crisis, su marido, Amador Mohedano, volvió a casa para cuidarla.

Obviamente, lo que haga Rosa con su vida (si vuelve o no con su esposo) es cosa suya, pero en ‘Sálvame’ no opinan lo mismo y Benito tampoco es que haga demasiado como para calmar las aguas.

El 7 de noviembre de 2013, Rosa habló por fin y mejor que no lo hubiese hecho. La colaboradora estaba en el aeropuerto y a la pregunta de si va a ratificar el divorcio, dijo:

No voy a contestar a nada. Tiempo al tiempo y el tiempo es quien quita y da la razón

Tiempo al tiempo, me da igual, espero que luego la gente sepa pedir perdón o no lo sepa pedir

He querido vivir este momento con mi hijo, me da igual que critiquen porque parece que todo lo que hacemos es criticable.

Voy a hacer lo que me ha dicho mi psiquiatra, voy a hacer lo que me dé la gana, y lo que mi corazón mande. Y la que se equivoca, si se equivoca, voy a ser yo.

No estoy hablando de eso (una reconciliación), estoy diciendo que voy a hacer lo que me dé la gana y que hablen.

Rosa no dio nombres pero teniendo en cuenta que los únicos que hablan de ella son los de ‘Sálvame’, está claro que se refería a sus compañeros.

Así, en el plató, la periodista Mila Ximénez puso el grito en el cielo y le declaró la guerra a su compañera:

Dice que va a hacer lo que le dé la gana y que va a haber personas que tengan que pedirle perdón. ¿A quién te refieres? ¿A nosotros? ¡Ea! Pues ya me he cabreado

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Lo más leído