Niños conflictivos que se han hecho adultos y muy populares

Los cinco hijos más repelentes y polémicos de nuestros famosos que sólo quieren ser más conocidos que sus padres

Desde Chabelita y su hermano, Kiko Rivera, al hijo de Ana Obregón

Los cinco hijos más repelentes y polémicos de nuestros famosos que sólo quieren ser más conocidos que sus padres
Chabelita con Kiko Rivera

Con la hija de Isabel Pantoja celebrando su mayoría de edad embarazada, se ha vuelto a reabrir la caja de Pandora que atesora a todos esos vástagos de famosos que, de repente, son más conocidos que sus progenitores. Son criaturas que se han criado ante los focos y que, aunque la Ley del Menor les protegió en su momento, no han podido escapar de la popularidad y eso, al final, les ha afectado de una manera u otra. Los hay que apuntaban (malas) maneras desde muy pequeños y otros que jamás han salido en una revista. ¿Cuáles han sido los niños más polémicos y cómo han evolucionado una vez que se han hecho adultos?

El 8 de noviembre de 2013, a las doce de la noche, Isabel Pantoja mandó un comunicado a la prensa. Su hija Isabel, alias, Chabelita, cumplía la mayoría de edad y estaba embarazada. La noticia ya era vox populi en los círculos de la crónica social pero todos callaban. La Ley de protección del menor prohibía cualquier comentario sobre la niña. Pero la veda se abrió y las televisiones y revistas vomitaron lo que llevaban meses guardándose. La orgía informativa sigue a día de hoy y no parece que vaya a relajarse nunca. Y cuando decimos nunca, es nunca. Isabel, la hija, jamás dejará de ser famosa si es que alguna vez no lo fue.

 

 

A partir de ahora, la hija de la tonadillera será un saco roto de contenidos rosas. De ella saldrán novios, ex novios, amigos, ex amigos, jefes, criadas ingratas, rumores, relaciones intensas y otras más fugaces. Y damos por hecho que este será el futuro porque la niña tiene dos buenos referentes en su familia: su madre y su hermano, Kiko Rivera.

El problema en este caso ha sido el tratamiento que, desde el entorno de la muchacha, se le ha dado a su embarazo. Existen ejemplos de otros hijos de famosos que han vivido la misma situación y que apenas sí se han salido en los medios. Pero la Pantoja es mucha Pantoja y da igual si canta o no, ella siempre será la reina del papel couché más rancio. Parece que todo lo que toca ha de estar tamizado por la extravagancia, la polémica y las exclusivas.

El mismo día en el que Isabel segunda (como ya la han bautizado en T5) cumplía 18 años, el colaborador de ‘El programa de Ana Rosa’, Antonio Rossi, pronunció una frase devastadora:

Chabelita le ha dicho a su madre: «mamá, voy a ser más famosa que tú»

Ciertas o no, estas palabras ponen los pelos de punta. ¿Quiere esta criatura dedicarse al canto y ganar un Grammy o, tal vez, ser actriz y cosechar muchos éxitos? ¿Es en ese terreno, en el del trabajo, en el que Chabelita quiere desbancar a su madre? Parece ser que no. El objetivo, para muchos, es, simplemente ser famosos y ganar dinero con sólo respirar.

Ese el problema de los hijos de las celebrities; que pueden cobrar cheques sin trabajar. Es una vida fácil y tentadora, sobre todo si se tienen 18 años. Pero no a todos les pasa. Muchos son anónimos, huyen de las cámaras y jamás les hemos escuchado su tono de voz en público. Deducimos, pues, que al final, todo se reduce a la forma en el que los ‘ilustres’ papás educan a sus retoños.

Lo más lógico es pensar que a Isabel Pantoja hija le espera una vida retransmitida casi en directo, un ‘gran hermano’ de continuidad infinita del que pueda lucrarse. Pero no tiene porque ser así.

Como regalo de cumpleaños para Chabelita le hemos redactado una lista con los cinco hijos más polémicos de los famosos y cómo han sido sus vidas una vez que se han hecho adultos (no, no vamos a citar a Froilán, principalmente porque aún es menor y porque todavía hay esperanza). Todos fueron niños controvertidos y, en algunos casos, repelentes, pero mientras algunos jamás han concedido entrevistas otros han aprovechado sus raíces y han pagado un precio muy alto. Chabelita, toma nota.

¿Cuáles han sido los hijos más polémicos de nuestros famosos y cómo les ha tratado la vida?

Zeus y Thais, hijos de Sara Montiel: Las dos caras de la tragedia

 

 

En 1979, Sara Montiel viajó a Brasil para cumplir su mayor sueño: ser madre. Al otro lado del charco adoptó a su hija Thais y cuatro años más tarde a Zeus (en Alicante). Fue entonces cuando una de las actrices más famosas de nuestro país, vivió su época dorada en lo personal. Ella, Saritísima siempre, criaba a sus niños junto a su tercer esposo, empresario y periodista mallorquín José Tous Barberán.

Thais y Zeus se criaron siempre a la sombra de una mujer extravagante y única y aunque nunca fueron niños muy conflictivos, ambos han optado por aceptar la fama de diferente manera.

Mientras que Zeus lucha infructuosamente por hacer un hueco en la música (demasiado talento no tiene, la verdad) y por seguir los pasos de su madre, Thais siempre ha sido excesivamente celosa de su intimidad y aunque le han ofrecido millonada por hablar con la prensa, jamás se ha prestado al juego de las exclusivas.

Pero el drama llegó cuando, en 2013, Sara Montiel falleció. Fue entonces cuando vimos a Thais absolutamente irreconocible (con muchos kilos de más) y a un Zeus extrañamente frío ante la tragedia. La prensa se puso las botas especulando y hubo rumores para todos los gustos: desde que trataban mal a su madre hasta que sólo la querían por dinero (por no hablar de la supuesta depresión de Thais).

Rocío Carrasco, hija de Sara Montiel: El flash-back de Chabelita

 

 

Rociíto fue la Chabelita de los 90. La hija de ocío Jurado y de del boxeador Pedro Carrasco también fue madre adolescente y se casó con Antonio David Flores a los 19 años de edad. En aquella época, Rocío era una de las personas más populares de nuestro país, eclipsando, casi, a su señora madre.

Es verdad que Rociíto quiso ganarse el pan por si misma y lo intentó como modelo y como colaboradora de TV junto a su buena amiga María Teresa Campos. Pero tras una década de estar en el candelero, Rocío Carrasco se cerró en banda. Su madre murió y hoy por hoy, vive feliz y contenta y sin entrevistas junto a su nuevo marido y a sus hijos. Es decir, de la fama se puede escapar.

Álex Lequio Obregón, hijo de Ana Obregón y Alessandro Lecquio: El niño que comía micrófonos

 

 

Este fue, sin duda, el estandarte de niño repelente. Ya desde muy pequeño su imagen no era muy buena. Cada vez que veía una cámara se ponía muy violento y los periodistas decían que era un crío insoportable (también es cierto que la presión a la que estaba sometido no era poca cosa para tener esa edad).

Pero, de repente, Álex se hizo mayor y no pasó nada. Pensábamos que iba a ser una fuente inagotable de titulares, pero no fue así. De vez en cuando aparece con alguna novia o hace sus pinitos en el rap, pero hasta ahí.

El truco está en que ni Ana Obregón ni Alessandro Lecquio le dieron demasiada importancia a la mayoría de edad de su hijo y tampoco él ha creado conflicto alguno que alimente su fama.

José Fernando, hijo de Rocío Jurado y Ortega Cano: La violencia

 

 

El caso de José Fernando es curioso. Cuando cumplió 18 años se supo que, ya desde muy pequeño, el hijo adoptivo de Rocío Jurado y Ortega Cano, había sido un niño conflictivo y violento.

Hoy por hoy, se le relaciona con todo tipo de escándalos y en sus apariciones públicas muestra una agresividad preocupante. Es verdad que ‘Sálvame’ han explotado mucho su figura pero por eso nos preguntamos si lo que ha hecho realmente famoso al niño no han sido sólo sus padres, sino también su tía, Rosa Benito. ¿Qué pasaría si Rosa no trabajara en ‘Sálvame’ no hablase de su sobrino?

Kiko Rivera, hijo de Isabel Pantoja y ‘Paquirri’: ¿Mal ejemplo?

 

 

Nos nos extraña que Chabelita quiera ser famosa cueste lo que cueste y ganar dinero a golpe de exclusivas. Tiene un gran ejemplo en su hermano, Kiko Rivera, ese niño de ojos tristones que se transformó en el ‘gordito gracioso’ e ídolo de masas que ha basado su vida en relacionarse con mujeres pechugonas, dar entrevistas y pelearse con la prensa.

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído