Las redes sociales echan humo con el marido de Rosa Benito y sus 'malas maneras'

La surrealista llamada de un ‘alterado’ Amador Mohedano a ‘Sálvame’: «¡Estafador, sinvergüenza!»

Amador Mohedano llama y se enfrenta a todos y a cada uno de los colaboradores de 'Sálvame'

La surrealista llamada de un 'alterado' Amador Mohedano a 'Sálvame': "¡Estafador, sinvergüenza!"
Amador Mohedano.

Fue un momento incómodo tanto para los que estaban en el plató como para los telespectadores. Amador Mohedano, el ya ex marido de Rosa Benito, llamó por teléfono a ‘Sálvame’ el pasado 16 de diciembre de 2013 y se tiró casi una hora atacando a todos los colaboradores. La escena fue violenta y tanto los allí presentes como los usuarios de Twitter (Amador fue trending Topic toda la tarde) se hicieron una pregunta inevitable: ¿estaba perjudicado Amador Mohedano? ¿Se había tomado algo?

 

 

De Amador Mohedano todo el mundo habla; su ex mujer, su hija (Chayo Mohedano ) y sus múltiples amantes. Todas sacan dinero a su costa y le acusan a él de orquestarlo todo con fines lucrativos, pero la verdad es que hace muchos meses que el marido de Rosa Benito no cobra por una exclusiva. Eso sí, ya no hay nadie, absolutamente nadie, que le defienda. Por ello, no es raro lo que ocurrió el pasado 16 de diciembre de 2013.

Tengo tiempo y estoy dispuesto a contestaros a todos. Sin cobrar un duro y estoy con la batería del teléfono cargada.

Así se presentó Amador Mohedano al llamar a ‘Sálvame’. Al ex marido de Rosa Benito le costaba seguir la conversación e hilar las frases. De hecho, debía ser que tenía a alguien a su lado, que le pedía que dejase de hablar, pero Amador, violento, se negaba.

Lo primero que quiso dejar claro Mohedano es que, aunque él se considera, culpable de todo, Marisa (la última de sus amantes que se ha sentado en el ‘Deluxe’):

Me ha defraudado totalmente Jorge, pero no es una cosa que me duela por amor. Por amor me duelen otras cosas. Esto es que yo he cometido un error, he metido la pata con un personaje que yo creo que le he dado un poco de vidilla.

Jorge Javier le preguntó si llegó a estar enamorado de ella y Amador contestó:

Nunca en la vida. En Chipiona no hay nada, es un pueblo con muy poco ambiente

Y en esto entró Rosa Benito en el plató, histérica, grirtándole a su ex marido:

¿Cómo puedes tener tan poca vergüenza?, ¿cómo puedes hablar así de una mujer a la que le has abierto las puertas de tu casa, pedazo de sinvergüenza?. Reconoce que has sentido algo por una mujer. Si la culpa la tienes tú, y a mí no me digas ‘tu mujer’, porque tu mujer hace tiempo que ya no soy»

Amador, cuando conseguía articular una frase completa, acertó a decir:

Mi mujer es lo único importante en mi vida, lo he dicho mil veces. Estaría dispuesto a volver con ella con los ojos cerrados

Yo he metido mucho la pata, no es tanto como se ha comentado, pero mi mujer está por encima de todo. Me lo he cargado todo, he caído en un bajón muy gordo en mi vida.

Vosotros en ‘Sálvame’ me habéis dado mucha caña, demasiado. Todos los días. Ahí me habéis dado por todos los lados, no habéis parado. Entonces eso, en la vida de un matrimonio y de una familia, llega y duele, y no se puede más.

 

Lo interesante era ver cómo reaccionaban los allí presentes. Por un lado comprendemos que la llamada de Amador era oro puro para el programa, pero por otro, el marido de Rosa estaba incontrolable. Se notaba, por ejemplo, que Jorge Javier deseaba poner fin a la conversación y solamente Kiko Hernández se atrevió a decirle a Mohedano que no sabía si se había «tomado algo» que le «habría sentado mal».

 

 

Uno a uno, los colaboradores fueron haciéndole preguntas a Amador. Belén Esteban sostuvo que no querría mucho a Rosa cuando cayó en manos de Marisa. Kiko Matamoros le preguntó si de verdad pensaba que aún tenía algún tipo de credibilidad; y Mila Ximénez le acusó de estafador por haberle dejado a su hija» un pufo de 20.000 euros». Las lágrimas de Amador se intuyeron y Lydia Lozano le confesó que era lo más creíble que había visto desde hacía dos años.

Y así pasó casi una hora. Amador balbuceaba, su ex le gritaba y se tapaba la cara de la vergüenza y Jorge Javier demostraba lo mucho que se merece el Ondas que ganó al torear una situación del todo descontrolada.

 

 

Te puede interesar

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído