La ex concursante desvela su adicción: "Me he gastado 100.000 euros"

Raquel Morillas (GH3) confiesa que es ludópata y que casi pierde la vida y en el ‘Deluxe’ no le creen

Kiko Matamoros la ataca: "A mí me gusta el juego, he conocido a muchos ludópatas, y tú no tienes esa adicción"

Raquel Morillas (GH3) confiesa que es ludópata y que casi pierde la vida y en el 'Deluxe' no le creen
Raquel Morillas.

La nueva moda en T5 es que si eres famoso y ya no tienes dinero ni ningún lío amoroso que contar, lo mejor es ir y confesar una adicción. Ya lo han hecho Belén Esteban y Sofía Cristo entre otros y la última en unirse a la lista ha sido Raquel Morillas, ex concrsante de GH3, que el pasado 3 de enero de 2014 acudió al ‘Deluxe’ a declarar que era ludópata. Lo curioso del caso es que, una vez allí, los colaboradores no la creyeron.

 

 

RAQUEL MORILLAS: DE LA FAMA A LA RUINA

Raquel Morillas fue una de las concursantes más poderosas de ‘Gh3’ y su historia de amor con Noemí Ungría, la colocó como persona de moda en T5. Aunque en junio de 2003 sufrió un dramático accidente que le deformó la cara, la carrera profesional de Morillas no se vio afectada. Era ‘guerrera’, contestona y maleducada, es decir, la colaboradora ideal de ‘Crónicas Marcianas’. Podría haber seguido los pasos de sus compañeros de reality, Kiko Hernández o Marta López (ambos son dos auténticas estrellas mediáticas) pero cometió un error y ya no levantó la cabeza.

En febrero de 2004, mientras Morillas trabajaba en ‘Crónicas Marcianas’ (Gestmusic-Endemol), Noemí Ungría acudió a ‘Salsa Rosa’, programa de Telecinco producido por Boomerang, para hablar sobre su novia. Cuando los tertulianos de Santi Acosta comenzaron a atacar a Ungría, acusándola de montajista, Raquel llamó al programa para defenderla. Hasta ahí todo normal.

Cuando el ‘capo’ Sardá se enteró mandó a la calle a su colaboradora. ¿Por qué? Al parecer, todos los tertulianos de ‘CM’ tenían prohibido asistir a ‘Salsa Rosa’ ya que, aunque eran de la misma cadena, pertenecían a productoras rivales.

A pesar de todo, Noemí y Raquel se casaron, pero la cosa no terminó bien y durante mucho tiempo ambas se pusieron a caldo en distintos programas de televisión. Pasó el tiempo y aparte de alguna que otra aparición en ‘Sálvame’ y en ‘La Noria’, la fama de Morillas se fue difuminando.

RAQUEL MORILLAS: «HE LLEGADO AL BORDE DE VER QUE PERDÍA MI VIDA POR EL JUEGO»

Pero el 3 de enero de 2014, Raquel Morillas volvió a la tele para hacer lo que varios ya han hecho en los últimos meses (y que está convirtiendo en una moda peligrosa), en decir, para, de alguna manera, ‘salir del armario’. La ex gran hermana confesó que era ludópata.

La invitada primero se sentó ante la presentadora sustituta del ‘Deluxe’, Terelu Campos, y al principio le costó reconocer el motivo de su visita:

Estás hablando de una solución, pero no has dicho aún cuál ha sido tu problema.

Le reprochó Terelu

Morillas sonrió y contestó:

Me gusta el juego. Me gusta mucho el juego. Hace un año y medio para atrás he estado muy enganchada y He llegado al borde de ver que perdía mi vida por el juego. Antes de ir a ‘GH’ ya iba al Bingo, pero no lo veía como un problema. Luego llega la tele y como que te olvidas. No he seguido ningún tratamiento porque sé cuál es mi problema.

Así, tras confesar la cuestionable decisión de no haber seguido tratamiento alguno (algo absolutamente desaconsejable para alguien que padezca algún tipo de adicción, adicción que, por cierto, nunca que se deja de tener, simplemente se controla, no se elimina) Morillas admitió que está inscrita en la oficina de ludopatía de Cataluña y con eso le prohíben la entrada a sitios de juego de esta Comunidad Autónoma. Eso sí, la ex concursante dijo que había jugado al bingo en Madrid.

KIKO MATAMOROS A RAQUEL MORILLAS: «NO RECONOZCO EN LO QUE CUENTAS LA LUDOPATÍA»

 


Tras la charla con Terelu, Morillas se sentó frente a los colaboradores y aquí llegaron los problemas. Kiko Matamrosos (el tertuliano-abogado-amigo de futbolistas y que lo sabe todo de todo y de todos), tras escuchar a la invitada, dictaminó que:

No reconozco en lo que cuentas la ludopatía

Raquel se defendía:

He gastado en el juego dinero que mi familia me daba para vivir. Os he dicho que estoy apuntada en la oficina de ludopatía de Cataluña para que me prohiban entrar en un bingo.

Kiko Matamoros: Eso no significa que seas ludópata. Eso significa que no quieres que te dejen jugar. El ludópata tiene un impulso que le impide hacer otra cosa. Yo he sido empresario de una asociación general de Madrid. A mí me gusta el juego y lo practico y he conocido a muchos ludópatas y en lo que está contando no lo reconozco. Una cosa es que tengas un problema con el juego y otra es ser un ludópata. Y venir a decir que te has apuntado a una lista de ludópatas, o no te lo crees tú o tienes un problema.

Tras confesar (Raquel) que se ha llegado a gastar 800 euros al día en el juego, otra colaboradora, Chelo García Cortés, también puso en duda la historia de la invitada ya que en una época fue muy amiga suya y de su novia Noemí Ungría y no sabía nada de la supuesta ludopatía. Morillas salió del paso diciendo que eso era una cosa que guardaba en el más absoluto de los secretos.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído