Terelu a Remedios Torres: "Nosotros no venimos a trincar, venimos a trabajar"

La sacudida a Belén Esteban, la ira de María Patiño y la ‘soberbia’ de Terelu en el ‘Deluxe’ de la madre de la Campanario

La invitada se niega a hablar de las cosas 'importantes' y encima se pone furiosa en directo

La sacudida a Belén Esteban, la ira de María Patiño y la 'soberbia' de Terelu en el 'Deluxe' de la madre de la Campanario
Remedios Torres.

Si alguien quiere llevárselo calentito de un programa de televisión sin mojarse, que aprenda de Remedios Torres. Esta señora, madre de María José Campanario y condenadas, ambas, por intentar estafar a la Seguridad Social, llegó al ‘Deluxe’ el pasado 3 de enero de 2013 dispuesta a reírse de los allí presentes y a no contestar a lo que le preguntaran. Los colaboradores, que no estaban dispuestos a perder audiencia, la llamaron de todo. Otro ejemplo más de que en TV da igual que no se cuente nada, lo importante es el circo.

El misterio se resolvió nada más empezar la entrevista. Remedios Torres había firmado por tres programas, por eso estaba allí después de que la vez anterior (la segunda) quedara completamente en evidencia en su polígrafo y Jorge Javier Vázquez la llamara «choriza» mientras se reía de ella. No, Remedios Torres no es masoquista, simplemente tenía un «trabajo» que hacer. Sí, sí, un trabajo. Ella misma lo dijo al sentarse frente a la presentadora sustituta, Terelu Campos. Pero claro, la madre de María José Campanario llegó ‘guerrera’, lo que en el ‘Deluxe’, quiere decir que no pensaba dar muchos titulares.

LAS EXPLICACIONES DE TERELU: «VENIMOS A TRABAJAR, NO A TRINCAR»

 

 

Eso sí, lo primero que dijo la mujer (en declaraciones previas) es que los colaboradores que durante años se han metido tanto con ella como con su hija (la Campanario está casada con el ex de Belén Esteban) estaban allí para «trincar». Repetimos, esto lo dice una señora condenada por intentar estafar a la Seguridad Social. El caso es que Terelu hizo gala de su ya famosa soberbia (aquí la empleó bien) y le dejó bien clara su postura a la invitada desde el principio:

Los que ninguno de los que estamos aquí, esos seis colaboradores y yo misma, no estamos trincando, estamos trabajando. Tú vienes de invitada, nosotros a trabajar. No es lo mismo. ¿Has trabajado alguna vez gratis?

Y a Remedios Torres, sin vergüenza alguna, se le ocurrió pensar, ahora, en su deuda con el gobierno:

Yo firmo un contrato, pago a Hacienda lo que me corresponde y ya está.

Y en esto saltó María Patiño desde el otro lado de la sala gritando como una desquiciada:

Cumple con tu contrato si has venido a trabajar. Tu vida no me interesa, habla de Belén, de tu hija y de tu yerno.

Y es que Remedios Torres había vetado a Mila Ximénez, a Jimmy G. Arnau y a Belén Esteban (que estaba en la sala VIP poniendo caras de toro descocado) a pesar de decir que ella no le teme a nada ni a nadie.

Remedios, la misma que repitió durante años que «no todo vale por la pasta», se sentaba por tercera vez en el Deluxe a pesar que de que su hija se lo había prohibido porque, según ella, no quería que le hiciesen más daño (tal vez sea porque cada vez que va quedan en evidencia las dos).

LA DEMANDA CONTRA BELÉN ESTEBAN

Quiso, la madre de la Campanario, pedir perdón a Belén Esteban por hablar de su hija menor de edad, pero acto seguido anunció:

Voy a demandar a Belén, yo no he robado a nadie.

Es verdad. No robó, lo intentó. Eso sí, cuando se le sacó el tema de la ‘operación Karlos’, la señora, quiso quitárselo de encima con el ‘gran’ argumento de que «de esto hace ya muchos años».

LA IRA DE MARÍA PATIÑO Y LOS ATAQUES A JESULÍN

 

 

Y en esto llegó la enemiga de las injusticias, la heroína de la televisión y defensora de los pobres, María Patiño (en realidad es la que mejor trabaja ahí) que cargó durísimamente contra la invitada al decir:

¿Qué jubilado tiene tres propiedades en este país o es que la gente es tonta?

Y lo curioso del caso es que, tras ser insultada y acusada de mil cosas, Remedios Torres perdió realmente los papeles cuando Kiko Matamoros aseguró que Jesulín de Ubrique no era buen profesional.

No consiento que este señor diga que mi yerno es un mal torero

Dijo la señora mientras que se levantaba de su silla y amenazaba con el dedo al colaborador.

 

 

Te puede interesar

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído