La 'princesa del pueblo' sale con el conductor de ambulancias que la atendió en su última subida de azúcar

Belén Esteban, enamorada del hombre que le salvó la vida y cabreada con sus compañeros: «No me gustan las gilipolleces»

"No quiero jorobar la vida de nadie y sobre todo a gente que merece la pena"

Belén Esteban, enamorada del hombre que le salvó la vida y cabreada con sus compañeros: "No me gustan las gilipolleces"
Belén Esteban en las revistas del corazón. ER

Belén Esteban se ha vuelto a enamorar y, por lo tanto, ha vuelto a sacar las uñas. El ‘afortunado’ se llama Miguel Marcos, tiene 26 años y no es otro que el conductor de ambulancia que rescató a la de Paracuellos cuando sufrió su última subida de azúcar. Las pruebas son claras, pero ella no quiere hablar del tema,aunque sí que se ha enfadado con sus compañeros del programa.

 

 

Es muy sano que alguien decida cambiar y no volver a comercializar su vida, pero si te llamas Belén Esteban y tú eres tu propio producto de venta, corres el riesgo de dejar de interesar, de aburrir. Belén Esteban ya sólo tiene un frente abierto, que es cuando se meten con ella, principalmente, sus eternos enemigos, los Janeiro-Campanario. Sobre lo demás, no suelta ni prenda. Es cierto que antes era más agresiva, más violenta y, por lo tanto, más entretenida. Ahora ‘desaprovecha’ las ocasiones doradas. ¿Dejará de interesar en breve?

Después del ligue de veintitantos años que se echó mientras veraneaba en Benidorm y que, tras la ruptura, él intentó vender sus intimidades sin mucho éxito, la Esteban tiene nuevo amor. La historia es de película. Hace unos meses, la colaboradora de ‘Sálvame’ estuvo a punto de morir por culpa de una bajada de azúcar y fue ingresada de inmediato. Pues bien, parece ser que Belén se ha enamorado del hombre que la rescató, el conductor de ambulancias que la trasladó al hospital en aquel momento.

El nuevo amor de la Esteban se llama Miguel Marcos y tiene 26 años. El lunes 20 de enero de 2014, las revistas Pronto y Sálvame publicaron unas fotografía de los dos comiéndose a besos junto a, cómo no, una ambulancia.

Tras ver las imágenes, la Esteban suspiró y dijo:

Es un amigo mío, las pruebas son evidentes y no tengo nada más que decir. No quiero jorobar la vida de nadie y sobre todo a gente que merece la pena. No soy mujer de que me vean con varios amigos. Yo sé que soy carne de cañón. Me gustaría estar en mi sitio, cada vez que vengo a trabajar veis cómo estoy y no tengo nada más que decir

Todo este discurso está muy bien, pero ya que habla de trabajo, ¿Puede explicar a qué se dedica que no sea a hablar de sí misma? A enfadarse debe ser. Ese mismo día la Esteban no habló de su vida amorosa, pero sí que se cabreó ( y mucho) con los suyos.

 

 

‘Sálvame’ quiso gastarle una broma a la co-presentadora y metió en T5… una ambulancia. Belén se molestó y dijo:

Esto sí que no, esto sí que no.Me joroban estas gilipolleces. Esto es lo que no me gusta de mi programa. Esto no es una broma, no por mí, por la otra persona.

La Esteban sabe que:

Sé que estar conmigo, sea amigo, pareja o quien sea, pues no es fácil y yo veo la vida de otra manera a como la veía antes. Hay gente que merece la pena, he conocido gente de todo tipo y la gente que merece la pena yo lo voy a cuidar todo lo que pueda.

Belén también está enfadada con su ‘amiga’ Rosa Benito porque ésta no le coge el teléfono. Ya se sabe, a falta de intimidades, buenas son broncas. De algo tendrá que vivir la mujer.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído