Programa especial de 'Pesadilla en la cocina' (laSexta') que regresa a sus casos más polémicos

¿Es efectivo Chicote? Descubra a qué restaurantes ha ayudado realmente y a cuáles no

Momento tenso en el que Chicote se reencuentra con Cristóbal Berzosa, dueño de 'El Yugo de Castilla'

Cada vez que vemos un capítulo de ‘Pesadilla en la cocina‘ nos preguntamos lo mismo: ¿Sirve realmente el programa para que los restaurantes salgan de su crisis?

¿Nos tenemos que creer que una vez que las cámaras se han ido, los dueños van a seguir tan felices como les hemos dejado?

El pasado 24 de febrero de 2014 tuvimos la respuesta. Alberto Chicote volvió a cinco negocios a los que había echado una mano en temporadas anteriores y el resultado fue satisfactorio en algunos casos y trágico en otros.

Fue un programa necesario. Sobre ‘Pesadilla en la cocina’ (y todo coaching-show que se precie) siempre han surgido dos dudas. La primera es si todo lo que se ve es real o producto de un guion y la segunda es si, una vez que Chicote se ha ido, su ayuda ha servido de algo o no.

Por todo ello, durante el especial -Chef to the Future- Chicote regresó a La Tana (Parla, Madrid), El Último Agave (Barcelona), Nou Set (Premia de Mar, Barcelona), La Zapatería (Madrid) y al Yugo de Castilla (Boecillo, Valladolid). De los cinco casos, dos no han llegado a recuperarse del todo.

CHICOTE EN ‘LA TANA’, SU PRIMERA ‘PESADILLA’

La Tana fue el primer restaurante al que intentó ayudar Chicote. El problema principal era que Alfredo, el dueño, pasaba de su propio local y estaba más pendiente de decorarlo de manera rocambolesca y rockera). El sitio estaba sucio, la comida era mala y las discusiones entre Alfredo, Fátima (pareja de éste) y Claudia (la cocinera) eran dignas de una copla.

Chicote, como asesor experto, intentó reflotar el negocio y, al parecer, lo ha conseguido. El chef probó la hamburguesa que propuso en su momento como plato estrella y le gustó. El negocio iba bien aunque los propietarios hayan metido alguna modificación que otra. Las discusiones continúan y Alfredo y Fátima siguen sin pasar por el altar:

Me lo pide siempre, pero no me quiero casar.

Aseguró Fátima (que ahora es cocinera), cuando vio a Chicote.

CHICOTE VUELVE A ‘EL ÚLTIMO AGAVE’: EL REGRESO DE LA CAMARERA ‘ALOCADA’

Este fue uno de los casos más sonados de la primera temporada de ‘Pesadilla en la cocina’ y todo por Cristina, una camarera (y co-propietaria) a la le gustaba demasiado el alcohol y que solía tomarse demasiadas confianzas con la clientela.

Muchas cosas han cambiado en el restaurante mexicano desde que Chicote se fue. Los únicos que siguen allí son Sergio, que ahora es dueño único del local (los otros socios tiraron la toalla), y Cristina, que aunque dejó la primera sociedad, sigue acudiendo porque (atención):

El mejor alcohol de México está aquí. El Agave es esto: beber, mamar, comer y largarte pedo hasta tu casa.

De hecho, Cristina fue la nota más divertida de todo el capítulo especial de ‘Pesadilla en la cocina’. Nada más ver al chef de laSexta le dijo:

Chicote, te veo más gordo.

Y cuando la excamarera explicó la marcha del otro socio, Roberto, dijo:

Había una rata y un ratón. El ratón a tomar por culo y la rata también. Vengo, me meto con la gente y cuando me canso me voy. Para eso vengo, para divertirme.

El caso es que Cristina, obviamente, no ha cambiado pero como ya no es socia, el local va mejor.

CHICOTE, DE VUELTA AL ‘NOU SET’

El ‘Nou Set’ es un restaurante de un club de tenis muy elitista regentado por Mari Ángeles, una diseñadora embarazada metida a hostelera que no paraba de pelearse con Dámaris, su hermana díscola y agresiva. La tensión era brutal pero finalmente, Chicote consiguió calmar las aguas.

En su regreso al local, Mari Ángeles le contó al líder de ‘Pesadilla en la cocina’ que cuando dio a luz, Dámaris (quien por cierto, se parece bastante a ‘La Dama’, mujer de Melendi) tenía tanto trabajo que no pudo ir ni al hospital a verla. Y es que, durante cuatro meses, la hermana pequeña se hizo cargo del negocio y ahora, también los fines de semana para que Mari Ángeles disfrute de su hijo. Es decir, todos están felices y contentos.

CHICOTE VUELVE A ‘LA ZAPATERÍA’

El caso de ‘La Zapatería’ fue, sin duda uno de los más asquerosos del programa. Allí Chicote se encontró unas condiciones higiénicas denunciables y muy, muy peligrosas. Y todo porque el dueño pasaba de regentar su negocio. Pasado más de un año, Celso, el propietario, le explicó al chef de ‘Pesadilla en la cocina’ que había contratado a un nuevo cocinero más cualificado. Ahora hay más limpieza, es cierto, pero el dueño sigue en las nubes.

EL TRISTE REGRESO AL ‘YUGO DE CASTILLA’

Fue el capítulo más triste de la historia del programa. ‘El Yugo de Castilla’ había sido un lugar de referencia para la cultura culinaria de nuestro país e incluso Chicote había sido amigo del dueño, Cristóbal Berzosa. Éste se había hundido en una depresión y su negocio estaba a punto de cerrar. El chef de ‘Pesadilla en la cocina’ intentó ayudarle pero el propietario se negó y se llegó a enfadar (mucho) con la reforma que había realizado el programa.

Hoy por hoy, ‘El Yugo de Castilla’ está peor que cuando Chicote se fue. La nueva decoración ya casi no existe y Cristóbal no ha cambiado. Da la sensación de que el restaurante está cerrado al público y el dueño explicó que allí sólo comen sus amigos y que aunque no es forma de sacar el negocio adelante, tampoco tiene ganas de hacerlo. El chef se sintió engañado por su amigo porque pensaba que decía la verdad cuando le prometió que iba a sacar la bodega adelante.

Me pongo serio porque me da mucha pena.

Y el otro, riéndose, le contestó:

Fue una mentira piadosa.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído