María Díaz, quien da vida a 'La Junca' en la popular serie de T5, fue atacada a la salida del partido entre Real Avilés y el Real Oviedo

Una actriz de Aída es agredida tras ser confundida por un transexual: «No me quedaron más cojones que plantar cara»

La intérprete le manda un brutal mensaje a sus agresores: " Hitler no toleraba a los inútiles, vosotros seríais sus primeras víctimas.... "

Una actriz de Aída es agredida tras ser confundida por un transexual: "No me quedaron más cojones que plantar cara"

María Díaz, alias ‘La Vikinga’ y conocida popularmente gracias a supapel de ‘ La Junca’ en la serie de T5, Aída’, fue agredida el pasado 23 de febrero de 2014 a la salida de un partido de fútbol después de ser confundida por un transexual. Una semana más tarde, la actriz lo hizo público con un desgarrador testimonio en el que no deja títere con cabeza.

 

Tal y como informa el colaborador de ‘Sálvame’, Kiko Hernández, en su blog de Telecino.es, ‘El confesionario de Kiko, ‘La Junca’ de la serie Aída, fue víctima de una agresión en plena calle tras haber acudido al partido entre el Real Avilés y el Real Oviedo en el estadio Suárez Puerta de su ciudad natal.

Al parecer, la humorista fue acorralada en plena calle por un grupo de seguidores del Real Oviedo que la insultaron y agredieron tras confundirla con un transexual. María Díaz quiso relatar públicamente en un diario local lo que había ocurrido:

Salí del partido del Avilés-Oviedo. Después de hacerme unas 50 fotos con otros tantos aficionados del Oviedo y aguantarles la correspondiente chufla, porque ganaron….risas, cachondeo y deportividad, gente encantadora.

Me fui sola camino de mi casa y oigo detrás de mí gritos tipo «Heil Hitler», «puto Sporting», «Vascos etarras hijos de puta», «arriba España» y babosadas de ese calibre… Uno de esos gritos acabó cayendo justo en mi oído.

Me doy la vuelta del susto y veo a 6 tíos y alguna de sus correspondientes siervas (por no decir otra cosa…) justo detrás de mí. Al momento se me acerca uno y desde detrás de su novia me suelta un «Travelo de mierda» y… una hostia! Tal cual!!

Yo, que estoy muy bien educada, hago con las hostias lo mismo que con los saludos…si puedo la devuelvo y, tal cual, él detrás de su novia y, claro, no le voy a zumbar a su novia porque, a diferencia de éste energúmeno, yo no le pego a una mujer.

Me acorralan entre todos gritándome que me pire de allí, que me vaya a mi casa…¡¡¡Ya estoy en mi casa anormales!!!…

Llamo al 112, les digo que me están agrediendo entre 6 tíos y me dice que si puedo andar que me vaya a comisaría a poner una denuncia, vamos, que me las apañara sola.

Cuando no me quedaron más cojones que plantar cara, el que me soltó y la… de su novia se piraron corriendo, los otros valientes se fueron cada uno para un lado y desaparecieron»

Tras narrar los hechos, la actriz mandó un mensaje brutal y sin concesiones a todos los implicados en este incidente:

Soy una persona conocida y por eso me veo en la obligación de decir en voz alta lo que me ha ocurrido, para que se tomen medidas y se ataje este tipo de violencia.

No me machacaron, me dieron un puñetazo que medio esquivé, no tuve que acabar en el hospital, pero hay gente a la que dan palizas sin que tenga eco. Ni el club ni la afición del Oviedo están representados por este grupo de fascistas, que no respetan nada ni van al fútbol a disfrutar, pero desde dentro de los clubes pueden ayudar a frenar a grupos violentos que nada tienen que ver con el deporte.

A la gente del Oviedo que disfruta del fútbol y de la sana rivalidad: No permitan en su club gente de este tipo que ponen el deporte de excusa para volcar todas sus fobias, sus ideas fascistas, xenófobas, homófobas, sus borracheras, colocones y todas las frustraciones fruto de sus vidas vacías de provecho y llenas de odio.

A los directivos del Oviedo: Me consta que ustedes son conscientes de que existe esta lacra entre sus seguidores. Hacen un flaco favor a su, en mi opinión, honorable club y una falta de respeto para la afición que entiende que esto es un deporte y disfrutan de su equipo sanamente.

Al tipo del 112: ¿¿Tú para qué cojones estás ahí?? Estás perdiendo dinero, no aportas soluciones y eres un inútil…¡¡¡Dedícate a la política!!!

A los valientes que apoyaron y tomaron parte de éste vergonzoso incidente: Si tenéis tantos cojones vais a la puerta del Mossad (servicio de inteligencia antiterrorista israelita), os lo explico para que os ahorréis la visita a Google, ignorantes… a gritar «Hiel Hitler» que, por cierto, Hitler no toleraba a los inútiles, vosotros seríais sus primeras víctimas…. Vais a Arrastre, Durango, Rentería etc y gritáis «vascos hdp». Por cierto, mi hijo tiene nombre euskera… Vais a Gijón a la puerta del Molinón y gritáis «put* sporting y put* Gijón»… Así se demuestran los cojones!!

A las tías que vais al rabo de éstos cagones: Me da vergüenza pertenecer al mismo género que vosotras, si tenéis que ir a la sombra de uno de estos energúmenos para ser «alguien», lo único que me inspiráis es una profunda pena.

A la novia del canijo que me pegó: A ti no te digo nada que ya lo sabes tú todo, seguramente te fuiste pensando «mira, una que se llevó ésta… una menos que me da a mí». ¡Qué te aproveche tu amorcito, chula!!

Y al tolay que me soltó la hostia: No soy un travelo, soy mujer, madre, hija, esposa, hermana, aficionada al fútbol, actriz, asturiana y muchas cosas más. Pero, ante todo, soy persona y como tal te digo que nadie merece que le zumben por su religión, ideas, sexualidad o tendencia. Ni siquiera tú, aunque seas un ignorante porque quieres. Fuisteis a por mí porque estaba sola, eso dice mucho de ti y de tu complejo de inferioridad.

¿Creíste que era un travelo porque soy más alta y más fuerte que tú?? ¿¿Y si lo, qué?? ¿A ti qué coño te importa lo que sean los demás?? Conozco muchos «travelos» como tú los llamas y es cierto, hay muchas diferencias entre ellos y tú. Primero que son personas respetuosas, hasta con los retrógrados que les apuntan con el dedo, les pegan y luego buscan chaperos. Segundo, todos son útiles para ésta sociedad y, de un modo u otro, contribuyen a pagar bajas, paro y subsidios de mucha gente con mala suerte en el trabajo, pero también de unos cuantos mierdas que sólo saben chupar del bote y vampirizar al resto.

Podría enumerarte miles de diferencias más pero es una pérdida de tiempo.

Sólo te diré algo más, me tocaste la cara porque viniste como el cobarde que eres, tú y los que iban contigo. Si llegas a venir de frente y tú sólo, la cosa sería distinta porque, chiquitín… mi sobrina de 11 meses pega más duro que tú».

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído