PD analiza la lista propuesta por la cadena de Mediaset

¿Quién es el colaborador más odiado de los programas de Telecinco? ¿Y el más querido?

¿Por qué Rosa Benito no está en la lista elaborada por la página web de la cadena?

¿Quién es el colaborador más odiado de los programas de Telecinco? ¿Y el más querido?
María Patiño.

El pasado 4 de marzo de 2014 en ‘Sálvame’ propusieron una curiosa encuesta que el público podrá votar a través de la web de Telecinco.es: ¿Quién es el colaborador más querido y el más odiado de todos los programas de la cadena? El propósito de esta especie de test de la popularidad no es otro que el de crear conflicto entre los trabajadores pero, aunque las palabras «querer» y «odiar» son demasiado categóricas y graves, nosotros, en PD, nos mojamos y decidimos cuáles son los colaboradores que mejor y peor hacen su trabajo.

La nueva forma que tiene Telecinco para interactuar con la audiencia es poner en evidencia a sus propios colaboradores. Preguntarle al público a quién quiere y a quién odia es una estrategia estéril. ¿El resultado del test va a tener algún tipo de consecuencia? No, seguramente no. Es una fuente de conflicto más. De hecho, lo bueno que tiene es que se va a aumentar la competencia entre programas y a potenciar ese micromundo creado por Vasile. Es una forma más de autobombo.

El problema es que la pregunta que se plantea es absolutamente subjetiva. De hecho, estamos convencidos de que los colaboradores que peor caen a la gente son los que más audiencia dan. Además, también depende del sitio de cada uno.

¿Qué es ser un buen colaborador de televisión? Depende de lo que se pida. No es lo mismo trabajar en ‘Sálvame’, un programa basado en la vida privada de sus trabajadores, que en ‘El programa de A.R’, donde se ‘informa’ más sobre la crónica rosa, o en ‘Qué tiempo tan feliz’, donde se supone que no hay atisbo de ‘maldad’.

Pero lo lógico es que la labor de un colaborador sea dar juego y atraer a la audiencia. Y repetimos, hay muchas formas de hacerlo. Por ello, en vez de decir qué colaboradores de T5 son más adorables o más odiosos, lo mejor es ver cuáles son los que más cumplen y los que menos.

‘Sálvame’ ha propuesto la siguiente lista de tertulianos del corazón para que el público vote en la encuesta: Karmele Marchante, Raquel Bollo, Gema López, Gustavo Gónzalez, Chelo García Cortés, María Patiño, Alessandro Lecquio, Belén Esteban, Mila Ximénez, Luis Rollán, Miguel Temprano, Lydia Lozano, Marisa M. Blázquez, Jesús Mariñas, Cristina Tárrega, Ángela Portero, Chayo Mohedano, Kiko Matamoros, Kiko Hernández, Antonio Rossi.

Llaman la atención las ausencias de Rosa Benito y Terelu Campos. Cierto es que recientemente, ‘Sálvame’ ha comunicado su intención de no hablar de Benito más allá de lo que quiera su familia para no perjudicar su delicado estado de salud (esta de baja por depresión). Pero también habría que apuntar que se han pasado dos meses hablando de la colaboradora y atacándola sin miramiento alguno. Y sobre Terelu, decir que es verdad que se ha retirado «temporalmente», pero se supone que va a volver pronto.

En PD vamos a mojarnos y a elegir a los colaboradores que mejor hacen su trabajo y los que peor. Por ello vamos a recolocar la lista propuesta, comenzando por el ‘mejor’ y terminando por el ‘peor’.

01. María Patiño: Hace doblete en ‘El programa de A.R’, donde se limita a dar noticias del corazón, y en el ‘Deluxe’, donde tampoco habla de su vida privada, pero entra en el juego de la polémica. Es directa, no se calla una, sabe cuál es su lugar y lleva los deberes hechos.

02. Mila Ximénez: Muchos espectadores destacan de ella su agresividad, sus cambios repentinos de humor y, a veces, sus malas intenciones, pero Ximénez es un terremoto, una fuente de conflicto constante. Se moja, da titulares, habla de sí misma y se enfrenta a cualquiera (incluidos los jefes). Pero lo mejor de ella es algo que tienen pocos; su sentido del humor.

03. Kiko Hernández: Da la sensación de ser muy listo y de tener un plan muy claro. Es polémico, sabe qué teclas tocar para hacer que los demás exploten y, por lo tanto, dar espectáculo. Además da muchísima información ya que tiene acceso a todos los personajes de T5. Y encima, ha creado un muro entre él y el público. Casi nada se sabe de su vida privada, lo que fomenta la expectación sobre su persona.

04. Kiko Matamoros: Es un poco como Hernández. Sabe dónde está y qué tiene que hacer para crear audiencia. Es vehemente y su presencia impone, pero tiene un problema: a veces da la sensación de que lo único que quiere es escucharse así mismo.

05. Gemma López: No es que dé demasiada información, que también, pero sabe venderla como nadie. Irritan un poco sus chillidos, pero no deja de ser un mal menor.

06. Belén Esteban: Es ordinaria, espontánea y natural. No da información y, ahora, tampoco habla de sí misma (ese ha sido su trabajo hasta la fecha). Es cierto que desde su rehabilitación da menos juego que antes, pero la Esteban es un animal mediático único que sigue atrayendo a las masas. Lo que ocurre es que ya no es tan ‘imprescindible’ como antes.

07. Antonio Rossi: Para estar en A.R hace bien su trabajo. Da bastante exclusivas y aunque es algo flojo, sabe cómo meterse con los de ‘Sálvame’ para provocarles.

08. Alessandro Lecquio: Es un animal televisivo, un provocador nato, el contrapunto perfecto en ‘A.R’, donde todos guardan más las formas. Pegaría más en ‘Sálvame’.

09. Gustavo González: Da la sensación de ser una buena ‘influencia’ en ‘Sálvame’, No habla de sí mismo y se supone que tiene buenas fuentes. El problema es que no se impone ante la ‘jauría’ que tiene alrededor y no sabe venderse.

10. Miguel Temprano: Tiene una gran trayectoria a sus espaldas y eso se nota. Da bastantes exclusivas y presume de tener mucha información jugosa guardada en la recámara. El problema es que se deja eclipsar por sus compañeros de ‘Sálvame’.

11. Lydia Lozano: Es una de las protagonistas indiscutibles de ‘Sálvame’ por su papel de víctima. Por ello, tiene muchísimos seguidores, pero también es cierto que su credibilidad está constantemente en entredicho y eso ha erosionado su imagen. Y aunque mucho ego ante las cámaras, últimamente sólo la vemos llorar y dar gritos para defenderse.

12. Ángela Portero: Dentro del mundo de la prensa rosa es una institución y eso se nota. El problema es que pasa demasiado desapercibida en ‘Sálvame’.

13. Marisa M. Blázquez: Es la más conservadora de ‘El programa de Ana Rosa’ y hace bien su papel. El problema es que no da el juego suficiente para una cadena como Telecinco.

14. Raquel Bollo: No aporta demasiado a nivel informativo (de su amiga, Isabel Pantoja, apenas sí habla) pero tiene una fuerte personalidad y da grandes momentos en el ‘cortijo’.

15. Cristina Tárrega: Su ego parece descomunal, así como su incontinencia verbal. Es la Mariló Montero de T5 y guste o no, da grandes titulares.

16. Luis Rollán: Es perfecto para ‘Qué Tiempo tan feliz’ pero puede ser. tremendamente aburrido según quien lo mire. No cabe duda de que está mejor en el programa de María Teresa Campos que en ‘Sálvame’, aunque sigue dando cierta pereza.

17. Jesús Mariñas: Ha sido una gran decepción. Muchos esperábamos que este mito de la prensa del corazón diese muchos más titulares y polémicas en ‘Sálvame’. Sin embargo parece un ‘abuelete’ contando viejas batallas y dando largos discursos.

18. Karmele Marchante: Su único valor es que los demás se meten con ella. No aporta casi nada y se pasa la tarde comiendo. ¿Es un problema suyo o del resto, que no la deja hablar? Más bien lo primero. Cuando abre la boca tampoco dice cosas interesantes.

19. Chelo García Cortés: El problema es que como no quiere estar en ‘Sálvame’ no hace nada para mejorar. Es una lástima porque es una figura importante dentro del mundo del corazón. Ahora hay que esperar a ver si entra en ‘Supervivientes’. Obtendría la atención que merece.

20. Chayo Mohedano: Es la anti-colaboradora. No le gusta su trabajo (dicho por ella misma, ya que sigue queriendo ser cantante) y sus aportaciones en ‘QTTF’ se limitan a decir que le gusta todo y a citar a su tía, Rocío Jurado. Vive de su familia y utiliza un lenguaje no verbal, una pose, que delata cierta prepotencia.

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído