¿Personajes difíciles para entrevistar o periodistas poco profesionales?

Las cinco entrevistas más tensas e incómodas de la TV que han terminado en fuga

Desde la estampida de Chabeli Iglesias en 'Tómbola' a la de José Luis Moreno en 'Hable con ellas'

Las cinco entrevistas más tensas e incómodas de la TV que han terminado en fuga
Javier Sardá. laSexta

Darse a la fuga durante la emisión de un programa en directo ya es una mala costumbre que se ha instalado en nuestra televisión. En los últimos años, no hay semana en la que un colaborador de ‘Sálvame’, por ejemplo, no abandone su puesto de trabajo por un berrinche. Pero tras la estampida de José Luis Moreno en ‘Hable con ellas’ el pasado 22 de abril de 2014, hemos querido repasar las entrevistas más tensas vistas en TV y que han terminado con el invitado levantándose de su silla. Se da por hecho que este tipo de escenas son una falta de respeto hacia el espectador pero: ¿de quién es la responsabilidad? ¿del personaje o del periodista? Depende del caso.

VERDAD O MENTIRA: VOTE LA FRASE DE JAVIER SARDÁ

Estampidas televisivas se cuentan ya a docenas. Como decíamos, es muy habitual que los colaboradores de un mismo programa se marchen en directo tras una bronca. Los de ‘Sálvame’, por ejemplo, son los reyes de ese nuevo género televisivo. Famosos son ya los abandonos de Belén Esteban, Raquel Bollo, Mila Ximénez e incluso el presentador, Jorge Javier Vázquez (mítica fue aquella escena en la que se fue tras gritarle a María Teresa Campos).

Pero esta vez no hablaremos de colaboradores, sino de invitados. Hacer una entrevista no es fácil y cuando termina mal suele ser por varios motivos. En primer lugar, que el personaje, de por sí, sea difícil o que no acepte cierto tipo de preguntas

Luego están los casos en los que el entrevistador se pasa de la raya, acorrala al invitado, llegando, incluso, a la falta de respeto. Pero también hay ocasiones en los que existe una tensión personal previa entre entrevistador y entrevistado que se salda en directo.

Las cinco entrevistas más tensas e incómodas de la TV que han terminado en fuga

José Luis Moreno en ‘Hable con ellas’: «Preguntar eso es una bazofia»

Este es el suceso más reciente y nos plantea una duda interesante. Sucedió el pasado 22 de abril de 2014, cuando el famoso productor José Luis Moreno asistió como invitado estelar al tercer programa de late-night de Telecinco, ‘Hable con ellas’.

Tras una primera parte de la entrevista en la que se repasó la trayectoria personal y profesional de Moreno, el debate se centró en en las demandas por impago que acusan al empresario y en averiguar si es un productor que «mima» a sus trabajadores. En esto, la humorista Yolanda Ramos, a modo de anécdota, le recordó al invitado:

Yo trabajé para ti en un espectáculo como bailarina -sin contrato- y nunca se me pagó. ¿Me vas a pagar ahora?

A partir de aquí todo se torció, Moreno se escudó en que hablar de hechos pasados (imputaciones y demandas) era algo que «no interesa al público» (¿y de sus logros de hace 30 años sí?) y que se sentía incómodo y agredido. Finalmente, el ventrílocuo se fue del plató no sin antes decir:

Señoras y señores: no habléis con ellas.

Por un lado hay que respetar el derecho de cualquier personaje a no contestar a las preguntas que le puedan resultar incómodas. Pero existe también el derecho y la obligación del periodista a cuestionar todo aquello que le parezca oportuno.

Chabeli Iglesias vs ‘Tómbola’: El comienzo del fin.

En marzo de 1997, la cadena pública valenciana dio luz verde a la semilla de lo que son ahora los programas del corazón. En ‘Tómbola’, el invitado se enfrentaba a una cuadrilla de ‘periodistas’ y era sometido a un interrogatorio. La primera en llegar fue Chabeli Iglesias y se cebaron con ella. Karmele Marchante dijo que era «aburrida», que se reía de toda España y que era una vaga que no trabajaba. La hija de Julio Iglesias se rasgó las vestiduras y les dejó a todos plantados (previo pago de un millón de pesetas). Lo que antes fue un escándalo, ahora es el pan nuestro de cada día en ‘Sálvame’.

Paco Umbral vs Mercedes Milá: «Quiero hablar de mi libro»

Por fin alguien que le cierra la boca a la Milá. El escritor Paco Umbral acudió a ‘Queremos saber’ (Antena3) y harto de la conversación, gritó: «Yo he venido aquí a hablar de mi libro y no a hablar de lo que opine el personal, que me da lo mismo». El momento es mítico. Modales aparte, el intelectual tenía razón. Aunque el invitado no llegó a irse, amenazó muchas veces con hacerlo

Mercedes Milá contra Noemí Merino: amor de madre

Noemí Merino ha sido la revelación de la primera mitad del año. Amada y odiada a partes iguales, la ex concursante de ‘GH12+1’ era conocida por su increíble capacidad para mentir y para no admitir sus errores. El programa explotó sus escándalos todo lo que pudo y más tras ponerle los cuernos a su amado Alessandro, ser expulsada y regresar a la Casa. Después Noemí se enfrentó a una segunda entrevista (24 de mayo de 2012) con Mercedes Milá que terminó de forma dramática.

Días antes, durante su encierro, Merino había acusado al programa de haberla utilizado para ganar audiencia y Milá, ofendida, le soltó:

Noe, es absurdo pensar que todo lo que pasa en ‘Gran Hermano’ es por ti. Creerte el centro del mundo es peligroso.

La concursante lloró y en ese momento, se levantó de su asiento, se acercó a su madre, la agarró de la mano y se la llevó fuera de cámara.

Milá tuvo la decencia de disculparse en directo mientras que la que dice que es surfista y no lo es, Merino, sigue haciéndose la ofendida.

Xavier Sardá vs Monegal: La venganza


Este es el clásico ejemplo de una entrevista que termina abruptamente por culpa de un conflicto no resuelto entre el periodista y el invitado. Ferrán Monegal llevaba años intentando que uno de sus ‘blancos predilectos’, Xavier Sardá, apareciera en su programa ‘Telemonegal’ y por fin, el 26 de junio de 2012, lo consiguió.

La entrevista no comenzó con buen pie. Se notaba que Sardá había acudido para ‘merendarse’ al crítico que durante años se había burlado de él. Por ello, el ex presentador de ‘Crónicas Marcianas’ le dijo cosas como:

¿Por qué no quería venir? Porque tú has dicho muchas cosas sobre mí y tienes el derecho constitucional a hacerlo. Pero si yo hubiera dicho de ti, lo que tú has dicho de mí ¿tú hubieras venido a un programa mío? ¡No!» (se dirige al público) Señores, yo estoy aquí por él, no porque me haya obligado, sino porque es un toca-cojones y porque me han dicho que es su último programa.

Sinceramente yo, para empezar creía que tu programa era de radio, eso para empezar. Y luego pensaba que este programa era el último. Tú tienes un talento y en cambio, lo pierdes por las formas. Pero eres previsible. Eres previsible. Yo me acuerdo que cuando nos reuníamos todo el equipo de ‘Crónicas Marcianas’ y pensábamos lo que podíamos hacer ‘Boris entrará por aquí y haremos esto’ y ya decíamos ‘y Monegal dirá esto’. Porque ya lo preveíamos.

No me toques la pera. Yo no he venido aquí a limitarme a escuchar las cosas que dices, (imitando la voz de Monegal) ‘¡Alerta!'»

Y como colofón, Sardá levantó, mostró el cartel del regidor, pidió al público que aplaudiera, besó a Monegal en la frente y abandonó la sala sin esperar al presentador, que se quedó con la palabra en la boca.

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído