Muchos de ellos buscan una nueva oportunidad en la pequeña pantalla

Cinco ‘juguetes rotos’ de la TV: ¿deberían volver al estrellato o caer en el olvido?

Desde el padre Apeles a Estíbaliz Sanz, pasando por Yurena o Desi de 'GH14'

Cinco 'juguetes rotos' de la TV: ¿deberían volver al estrellato o caer en el olvido?
Olvido Hormigos. IT

El caso de la arruinada Estíbaliz Sanz (antigua y exitosa polemista de ‘Crónicas Marcianas’) nos ha hecho acordarnos, una vez más, de los llamados juguetes rotos de la televisión. Muchos de ellos han rehecho sus vidas pero otros claman por una segunda oportunidad ante las cámaras ¿La merecen?

Tal y como se planteó en el programa de Radio 4G, ‘Rojo y Negro’ el pasado 21 de mayo de 2014 (escuche el audio), cuando uno es famoso sólo tiene dos opciones: Triunfar o fracasar. No hay término medio, es así de injusto. Parece que cuando un rostro popular es olvidado se convierte un paria social. ¿Si no eres conocido no eres nadie? No siempre es así. En España hemos tenido unas cuantas estrellas de la televisión que ya no gozan del aplauso de antaño. Algunas siguen ejerciendo su profesión pero más discretamente, otras han cambiado de oficio y las hay de las que casi nada se sabe.

Se conoce como ‘juguetes rotos’ a aquellos personajes que fueron populares y que un día, de la noche a la mañana, ‘desaparecieron’ de la vida pública. El concepto de ‘juguete’ implica pasividad del sujeto, como si la televisión, en este caso, fuese una máquina despiadada que engulle y destroza vidas. Entonces, ¿por qué unos se mantienen en el candelero y otro no? De acuerdo que las modas son pasajeras, que siempre va a haber alguien más joven, más guapo, más talentoso o más polémico que tú que venga a quitarte el puesto. Pero, como hace Madonna (perdón por el topicazo, no me he podido resistir), también hay que reinventarse.

Salir en televisión es un trabajo; ya sea para cantar, presentar, leer informativos, participar en un concurso o vender tu vida privada. No todo el mundo está preparado para lo que supone ser conocido. Un servidor no sería capaz, por ejemplo, de hablar de sus intimidades y ser atacado constantemente por sus compañeros (es decir, yo no podría ser Rosa Benito). Guste o no, hay que tener madera para ello.

Para mantenerse hay que evolucionar, adaptarse a las nuevas corrientes,aguantar las épocas en las que el teléfono no suena, ahorrar y aprovechar las oportunidades que te lleguen. En la tele se gana mucho dinero (bueno, ya no tanto) pero también se gasta mucho. El nivel de exigencia es tan alto que a veces no te recuperas. Suele pasar que se te suba la fama a la cabeza y que, por lo tanto, la caída sea más fuerte.

Pero nos encantan las segundas oportunidades y por ello vamos a plantearnos si estas cinco ‘estrellas’ venidas a menos merecen volver a los focos. ¿En calidad de qué?

ESTÍBALIZ SANZ

Estíbaliz Sanz alcanzó la fama junto a otras vedettes exuberantes y siliconadas como Sonia Monroy, Yola Berrocal o Malena Gracia en la época en la que todas ellas eran iconos eróticos de nuestro país gracias a programas como ‘Crónicas Marcianas ‘ en T5.

Sanz fue portada de Interviú en incontables ocasiones, participó en el reality de Telecinco ‘Hotel Glam’ y pasó a protagonizar numerosos escándalos amorosos junto a Pocholo Martínez Bordiú (compañero suyo en el concurso), e incluso llegó a acusar a su ex, y padre de su hijo, de presuntos malos tratos.

Tras salir en ‘Sálvame’ en julio de 2012 asegurando que estaba en la ruina, dos años después, el 16 de mayo de 2014, se supo que la modelo se gana la vida como barrendera. Cuatro días más tarde regresó y dijo estar tranquila aunque su nuevo empleo se termine en cuatro meses. Eso sí, aprovechó la oportunidad para pedir que le diesen un reality (el último reducto de las ‘estrellas olvidadas’) para poder montar su negocio.

¿Merece volver? Sí, ¿por qué no? Creo que aprovecharía su oportunidad y daría mucho juego. Sería un poco como Mónica Pont, que tras años de ausencia, se pasó todo el 2013 como la mayor polemista de T5. Además, su vida seguro que da para muchos polígrafos.

TAMARA / YURENA

El friki, el buen friki, es aquel que no tiene autoconciencia de lo que es. Por ello Yurena, la artista antes conocida como Tamara, es una friki auténtica. Algo que es positivo a todas luces. El problema es que se tomó en serio a sí misma. Demasiado.

Lo de Tamara no fue flor de un día. Su presencia hizo regresar al espíritu ya olvidado de la España de los 80. Sus trabajos discográficos, más allá del ‘No cambié’, merecen consideración y respeto y su apelativo de ‘diva’ no fue un regalo.

Tamara (Yurena ahora) consiguió ser objeto de estudio. Todo un fenómeno de masas que adoptó la comunidad gay y rompió barreras sociales. Quizá suene a exageración, pero nadie puede negar que lo de esta mujer (nacida también de ‘Crónicas Marcianas’ y conocida por haberse enrollado con Paco Porras, el vidente de las verduras…) fue brutal.

Sus conciertos eran multitudinarios, protagonizaba portadas, realities, diversos programas de televisión y su maxi sencillo de ‘No cambié’ fue disco de oro. De hecho, no nos olvidemos que su CD ‘Tamara Superstar’ estuvo amadrinado por la mismísima Alaska y fue producido por grandes como Carlos Berlanga, Nacho Canut, Joaquín Fernández (miembro de Los Nikis) o Luis Miguélez.

Actualmente aparece de manera esporádica en ‘Sálvame’ para que Paz padilla se ría de ella o para contar sus desgracias.

¿Merece volver? En realidad no se ha ido del todo, siempre será un icono trash. Lo que sí debería hacer es dejar de llorar y reírse más de sí misma. Eso sí, yo la llevaría a ‘Supervivientes’.

EL PADRE APELES

El padre Apeles pertenece a una rara especie dentro de los frikis. El que fuese cura e un tipo listo, inteligente pero que, creo, sucumbió a la ambición mediática; el que fuese uno de los polemistas más famosos de los platós allá en los 90, reapareció el sábado 29 de octubre de 2011 en ‘La Noria’ (T5) para confesar que lo único que desea es que su vida acabe. Dijo tener depresión y que se pasa el día tomando antidepresivos y bebiendo alcohol. No tiene dinero ni trabajo. Meses más tarde (en junio de 2012) saltó la noticia de que había sido ingresado por haber ingerido una gran cantidad de fármacos. Antes había intentado aparecer en ‘Sálvame’ y quiso asegurarse el puesto atacando a Belén Esteban pero no coló.

¿Merece volver? Depende, antes debería de dejar el tono lastimero y volver a ser lo que era.

OLVIDO HORMIGOS

El problema de Olvido Hormigos es que lo hizo mal, muy mal. La exconcejala socialista decidió sacarle partido al escándalo de su vídeo porno y entró en T5 participando en ‘¡Mira quien Salta!’ y, más tarde, siendo colaboradora de ‘Sálvame’ y concursando en ‘Campamento de verano’.

Durante el 2013 se ganó el pan a base de desnudos en Interviú, de insultar a sus compañeros, de hacer supuestos montajes, de ser pillada con otros hombres y de creer que es una diva mediática.

Su canto del cisne llegó en forma de bronca con Jorge Javier Vázquez, quien la insultó y la expulsó del ‘Deluxe’ al grito de «¡cerda!».

Luego, apareció vendiéndonos su nuevo embarazo y una nueva y posible infidelidad pero ya no coló. No hemos vuelto a verla.

¿Merece volver? Nos guste o no, la mujer nos daba titulares. Que vuelva pero no ahora. Tiene que pasar más tiempo.

DESI (GH14)

Fue la última esperanza blanca de la farándula televisiva. A la transexual más desternillante y surrealista que ha pasado por la casa de Guadalix de la Sierra nos la vendieron como la nueva ‘princesa del pueblo’; muy por encima incluso de otras aspirantes al título, tales como la mismísima Olvido Hormigos. Por ello, cuando Desi quedó tercera en el reality presentado por Mercedes Milá, a los de ‘Sálvame’ les faltó tiempo para ficharla.

Durante semanas, Desi se olvidó de su paso por el concurso y se centró en desenterrar el hacha de guerra con su familia. Tras varias sesiones de insultos, acusaciones de maltrato y alcoholismo y, sobre todo, mucha, demasiada sordidez, Desi se quemó. Los rumores de ‘malos hábitos’ y de su incansable gusto por las fiestas hicieron que los de ‘Sálvame’ se preguntasen si la sevillana era un juguete roto antes incluso de haber comenzado su carrera.

¿Merece volver? Sí, pero la Desi divertida, no la Desi diva y trágica.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído