El concurso presentado por Chicote se estrena como tercera opción con un 15,5% frente a 'Isabel' (17,6%) y 'Chiringuito de Pepe' (16,2%)

Las razones por las que la segunda temporada de ‘Top Chef’ no se estrenó con el éxito que merece

'Top Chef' mejora en calidad con respecto a la edición anterior gracias a un montaje modélico y un casting inmejorable

Las razones por las que la segunda temporada de 'Top Chef' no se estrenó con el éxito que merece

Los concursos culinario no se han quemado, el estreno de la segunda edición de ‘Top Chef’ en A3, el 8 de septiembre de 2014, lo demuestra. Este año, el programa ha tirado la casa por la ventana, ha aprendido de sus errores y han regalado un arranque inmejorable. Lo malo es que, de momento, es la tercera opción de la noche con un correcto (aunque inmerecido) 15,5% de share. ¿Qué ha pasado realmente? Hay una explicación.

El estreno de la tercera temporada de ‘Isabel’ (TVE) ganó la noche con un 17,6% y 2.937.000 espectadores. Pero hay que tener en cuenta que venía precedida por el partido de la Selección Española de fútbol que marcó antes un excelente 32% con 4.674.000 de espectadores.

La segunda opción, con un 16,2 % de cuota de pantalla, fue la nueva tandas de capítulos de ‘Chiringuito de Pepe’, la serie revelación de la temporada pasada en T5, que cortó su emisión antes del verano para poder grabar más episodios (sólo tenían seis) y así continuar en parrilla.

Y con un 15,5% de share y 2.372.000 espectadores, tenemos el estreno de la segunda temporada de ‘Top Chef’ en A3- la primera arrancó con un 17,7%-. Es decir, que el concurso culinario presentado por Alberto Chicote se tuvo que conformar con el tercer puesto de la noche. Pero ojo, este no es un mal dato. De hecho, los responsables del programa se esperaban un dato peor.

Hay que tener en cuenta que el lunes es el día más reñido de la semana, cuando hay mayor consumo de televisión y por tanto, cuando más cara se vende la publicidad. Además, tanto Isabel como ‘Chiringuito de Pepe’ son productos ya afincados y ‘Top Chef’, aunque terminó siendo un éxito de audiencia, es un concurso, necesita más tiempo de cocción y dejar que la audiencia se familiarice con los nuevos concursantes (lo mismo ocurrió en las dos ediciones de ‘Masterchef’ en TVE, que comenzaron con datos muy flojos y terminaron arrasando en audiencia).

Lo más seguro es que la segunda temporada de ‘Top Chef’ crezca en las próximas semanas, pero lo que realmente llama la atención es que, con diferencia, lo que vimos anoche fue uno de los mejores productos del año.

Los creadores (Boomerang) del concurso culinario más duro de la TV se han puesto las pilas. Lo que el año pasado eran tiempos muertos y personajes que sobraban, es ahora todo un ejemplo de cómo hacer post-producción y de cómo elegir el casting perfecto.

El arranque de ‘Top Chef’ fue tremendo. Cierto es que se trataba de una especie de proceso de casting en el que cuatro de los 16 participantes no consiguieron ser ‘auténticos’ concursantes.

Se supone que la gran novedad de este año era la incorporación del cocinero Yayo Laporta en sustitución de Ángel León como el tercer miembro del jurado, acompañando, pues, a Susi Díaz y a Alberto Chicote. Pero ‘Top Chef 2’ es más, mucho más.

Empecemos por el casting: un buen puñado de exitosos profesionales de la cocina que son, además, auténticas fieras televisivas. Este año hay de todo, desde el friki de la cocina de alquimia (Carlos, cocinero en Singapur) hasta un ‘malo malísimo (Marc), hasta una peruana excéntrica, enamorada de Chicote, y dos hermanos gemelos con muy malas pulgas (lástima que los tres últimos fueran eliminados anoche).

El arranque de la primera temporada fue tedioso, estaba mal fotografiado y mal editado. Ahora, el resultado ha cambiado mucho. El guión es mucho más ingenioso, más dinámico. Las pruebas tienen el componente sorpresa del que carecían el año pasado y el montaje es envidiable.

Hay que destacar otro aspecto importante. En ‘Top Chef 2’ no sólo Chicote es la estrella. El Chef de ‘Pesadilla en la cocina’ sigue siendo el más divertido, pero no quita para que Susi Díaz por fin haya dejado de ser un mero adorno y para que Yayo Daporta se convierta en un nuevo fenómeno televisivo.

Sí, los datos del estreno no son buenos. Son peores incluso que los del año pasado. No lo vamos a negar. Pero aún con todo, queda la esperanza de que ‘Top Chef’ crezca y consiga el puesto que merece dentro de la parrilla nacional.

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído