La gala 5 consigue un estupendo 21,8% de share gracias a un giro muy culebronero

Sexo salvaje bajo la ducha y una ex muy borde, claves para la resurrección de ‘GH15’

Mayca, Shayma y Alejandra, segundas nominadas de 'GH15'. ¿Quién saldrá? Votamos por la musulmana

Sexo salvaje bajo la ducha y una ex muy borde, claves para la resurrección de 'GH15'
Paula y Omar Telecinco

Sexo explícito, gritos y una ex novia de armas tomar dispuesta a romper el buen rollito. Estas son las armas con las que GH15 ha recuperado el espíritu del programa. El pasado 2 de octubre de 2014, durante la quinta gala, el 21,8% del público demostró que, al final, lo que vende es el morbo. Morbo a raudales.

La quinta de GH15 fue una noche estupenda. Estupenda de verdad, de esas con las que tienes la necesidad de mandar mensajes por móvil a los amigos informándoles de todo o comentando las jugadas. Fue excitante y rápida, con muchos momentos de «uyuyuy» en los que te daba la risa nerviosa. Y es que, no hay nada más clásico, universal y efectivo que el desamor o la promesa de éste.

Tras un arranque de temporada cuestionable (con un 23% de share pero con el menor número de espectadores de la historia del programa), GH5 ha ido a la baja, en cuanto a audiencia se refiere, con sus dos galas semanales (jueves y domingo), algo extraño si tenemos en cuenta que estamos ante una buena edición, llena de grandes personajes. Pero la cosa parece que va a cambiar.

Hoy por hoy, hay tres tramas interesantes en GH15 aunque sólo una muy potente. En orden de interés, tenemos, primero a Omar, Paula y la ex de él, Lucía; luego, en segundo lugar, lo que podríamos titular como ‘las locuras de Shayma’ y por último, el aburridísimo triángulo amoroso entre Vitín, Jonathan y Yolanda. Una advertencia; para que el programa funcione bien, hay que vender más historias fuertes a la vez. Jugárselo todo a una sola carta da malos resultados. Pero vayamos por partes.

CALENTÓN EN LA CAMA, SEXO EN LA DUCHA

Eran la pareja feliz. Tenían incluso planes de boda y se conocieron hace sólo dos semanas. Eso sí, a Paula, la hawaiana que no es hawaiana, tenía miedo al edredoning, más bien a la reacción de su abuela si la vía dándolo todo bajo las sábanas. Por ello, tras un señor ‘calentón’ en la cama con Omar, la joven dijo:

Me siento sucia.

Su novio se tomó esta frase de manera literal y se la llevó a la ducha. Allí, remojaditos, ambos, por fin, estrenaron este año, la casa más famosa de Guadalix de la Sierra.

Hemos echado un pedazo de polvo en la ducha . ¡Va por España! Ha sido uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez..

Así de explícito y feliz se mostró Omar ante las cámaras, mientras que su, por ahora, chica le justificaba:

Es normal, llevaba tanto tiempo sin hacerlo y le he dejado todas las noches con la picha caliente… No ha sido solo un polvo. No me podía controlar más y lo tenía que hacer, pero sigo estando muy orgullosa de mí misma. Cuando salgamos de aquí seguiremos viviendo juntos.

Ahora, tras escribir esto y ver lo que pasó anoche en la casa, me da la risa. Y es que, algo nos dice que esta pareja tiene los días contados.

LUCÍA, LA EX ¿MALVADA?

Nos dicen, por activa y por pasiva, que Lucía, la nueva concursante de GH15, ha pasado por las mismas pruebas de admisión que el resto de concursantes. Otra vez, nos tenemos que reír. Para empezar, según ella misma, no se presentó en su día a los castings generales porque su padre estaba enfermo. Es decir, que si ha entrado ahora es porque la han llamado específicamente, o lo que es lo mismo, que ha saltado por encima de los que estaban de reserva.

Pero por injusto que parezca, fichar a esta joven madrileña es un puntazo. ¿Por qué? Porque, como ya todos sabrán, Lucía no es otra que la ex de Omar, a la que dejó pocos días antes de entrar en GH.

Con solo oírla hablar, se puede adivinar que esta chica es guerrera. Es guapa, lo sabe y lo explota. Pero lo importante es que, tras esa carita de ángel se esconde, (bueno, no tanto) un carácter vengativo y chulo, muy chulo. Nos encanta. Ella es consciente de por qué la han llamado y no le importa. ¿Que hay que dar morbo y guerra? Hecho. Eso sí, en un principio, Lucía vendía otra historia.

La primera que la vio fue Paula, principalmente porque, y esta otra ironía, a partir de ahora, ambas chicas van a ser compañeras de concurso (recordemos que el compañero de la ‘hawaiana’ se fue voluntariamente hace una semana).

Era tronchante ver a Paula toda osa amorosa ella, toda muerta de amor por tener una nueva compi. De hecho, le enseñó toda feliz la cama en la que duerme con Omar mientras que le decía que era un chico estupendo. Lucía, asentía con un sarcástico: «Sí, lo sé».

Y a los pocos minutos, la nueva le dijo la verdad a Paula; que ella (Lucía) era la ex novia de Omar.

Oye, pero que yo vengo de buen rollo ¿eh? Yo no tengo nada en contra de tí ni de él.

De nuevo, nos tenemos que reír.

Y es que, cuando llegó Omar fue cuando se montó la guerra, la de verdad. El chico se puso muy violento con su ex y le soltó la ya famosa frase de:

Paula me da lo que tú nunca me has dado.

A partir de ahí, Omar y Paula se pusieron muy a la defensiva contra Lucía y a ésta, aunque intentaba mantener la calma, se le notaba tensa, a punto de saltar.

Y de pronto, saltó la polémica, cuando Omar, a solas con Lucía, le soltó:

Eres la única a la que he querido en mi vida y esto ha pasado por tu orgullo. Si yo estoy aquí y con Paula es por tu culpa.

¿Qué quiere decir esto? Que Omar no ha olvidado a Lucía y que no está, en realidad, tan enamorado de la ‘hawaiana’ como dice. Muy bien, Omar, acabas de darle a Paula un puesto en la final. Así de simple.

Otra cosa: ¿No suena todo un poco demasiado intenso? Es decir, Omar se enamora en tres días de Paula y , de repente, aparece la ex. ¿Suena a montaje preparado de antemano? Hay precedentes, así que no nos extrañaría.

NOMINADOS Y ‘TRÍOS’

Los nominados de la semana, al final son: Shayma, su enemiga Maika y la prima Alejandra. Doy por hecho que el público votará en masa a la musulmana porque, principalmente, no es trigo limpio. Desde aquí digo que debería quedarse. Es un personaje fascinante y necesario, al igual que Maika. Por lo tanto, y por descarte, la que sobra ahí es Alejandra. Eso sí, mientras, su prima se lo está pasando muy bien.

Yolanda está colada por Jonathan, es un hecho. El problema es que Vitín lo está pero por ella. El pobre chico se ha montado una película en su cabeza en la que la de Albacete le correspondía con la «mirada» y claro, ella le paró los pies y él se enfadó . Todo muy adulto.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído