Tras el 'Deluxe' de Diego Matamoros, su padre le contesta y se enfrenta a todos sus compañeros

La carta de Kiko Matamoros a su hijo que pone los pelos de punta: «No desmiento ninguna de tus patrañas»

Kiko Matamoros: "La única defunción real certificada en este acto es la de nuestra relación paterno filial"

La carta de Kiko Matamoros a su hijo que pone los pelos de punta: "No desmiento ninguna de tus patrañas"
Kiko Matamoros.

Actualmente, Kiko Matamoros no goza de una buena posición en ‘Sálvame’. Tras la brutal entrevista que concedió su hijo Diego el viernes 16 de enero de 2015 en el ‘Deluxe’, ya son pocos los que se creen la postura del colaborador. El lunes siguiente, Kiko respondió con una carta en la que no dejaba títere con cabeza.

Es el tema de moda en ‘Sálvame’. El hundimiento personal y familiar de Kiko Matamoros. Todo comenzó 18 de diciembre de 2014 cuando, tras una operación de nariz, Kiko se presentó en el ‘Deluxe’ con muy mala leche y allí nos enteramos, sin venir mucho a cuento, que hace tiempo que no se habla con su hijo Diego Matamoros, al que ya conocimos en ‘Supervivientes 2014’.

Y de pronto, la trama entre Kiko y su hijo no solo se ha complicado, sino que promete hacerlo aún más. Es curioso si se tiene en cuenta que económica y laboralmente pueden salir todos muy beneficiados, en especial Diego Matamoros (al que hace mucho que no veíamos) y Makoke, la eterna aspirante a colaboradora de televisión, pero que nunca ha terminado de cuajar.

Y tras muchas acusaciones y rumores, el 16 de enero de 2015, Diego se presentó en el ‘Deluxe’ para finiquitar la imagen pública de su padre y decir, entre otras muchas cosas, que en una ocasión, Kiko llegó a agarrarle del cuello y a estamparle contra una estantería mientras Makoke le incitaba a seguir.

LA CARTA DE KIKO A DIEGO

Kiko Matamoros no quiso estar presente durante el ‘Deluxe’ de su hijo pero el lunes 19 de enero de 2015, quiso responderle en el plató de ‘Sálvame’ con una lapidaria carta:

Quiero de forma prioritaria agradecer su exquisita neutralidad a cuantos participaron en el auto de fe ejecutado en dos actos la pasada noche del viernes. Espectáculo en el que la verdad ni apareció ni se la esperaba, magnífica manifestación de amor la tuya, Diego. Cuando iniciaste tu intención de recuperar la relación con tu padre, de forma estúpida llegué a pensar que ibas a desandar tus pasos, pero no tardaste demasiado en recordarme el cinismo de Goebbels, ministro de propaganda en el régimen nazi, que afirmó sin despeinarse aquello de gobernemos gracias al amor y no gracias a las bayonetas.

Muy extraña manifestación de amor la tuya, quiero agradecer a sí mismo a todos los participantes en la negociación económica que cerró tu intervención, incluido Toño Sanchís, que tuvieran el detalle de buen gusto de fijar el botín en el monto de 26 monedas de oro. Judas obtuvo cuatro más que tú por traicionar a su maestro, ya sabes que luego acabó quitándose la vida, espero que a ti no te afecte tanto el peso de la traición y duermas a pierna suelta, de corazón te lo deseo y estoy seguro que en un espacio de tiempo lo conseguirás.

No voy a desmentir ninguna de tus patrañas ni de medias verdades, no merece la pena seguir alimentando este bochornoso espectáculo provocado por tu ausencia de decoro ni que sigan creciendo el dolor y la pena que estás produciendo en muchos inocentes.

Muchas gracias a todos los intervinientes por la preocupación demostrada por mi estado de salud, resultó francamente conmovedor. El enternecedor diagnóstico médico, tan brillante, obvió, quizá por caridad cristiana, que mis tan evidentes, a ojos de los galenos de ocasión, estragos físicos causados en los últimos meses, pudieran estar provocados por algún tipo de vida disipada y disoluta, impropio de un padre de familia ordenado, responsable y decente. Pero no se preocupe nadie que ya lo apunto yo. Para tranquilidad de los que me quieren, decirle a los enterradores aquello tan manido del Tenorio, los muertos que vos matáis gozan de buena salud.

La única defunción real certificada en este acto es la de nuestra relación paterno filial, permíteme recordar un proverbio hebreo: con una mentira puede irse muy lejos, pero sin esperanza de volver. Defunción que nos ha dejado un triste testamento de cenizas que sepultan cualquier rastro de felicidad, amor y ternura del pasado. Así de triste, así de duro y así de cierto, Diego. Gracias, esta vez sinceras, por reforzar mi posición respecto a Makoke y a los que me rodean, ha sido mucho tiempo de incomprensión y rechazo como para no hacer mella. Muchos años y muchas veces las que intenté poner sordina y perdonar desde un amor inmenso desaires de todo tipo.

Que el anuncio de la intención de casarme haya desatado este huracán de odio es la prueba evidente de lo que digo. La vida es corta y bella Diego, aprovecha el tiempo para mejorar y educar tus sentimientos, te hace mucha falta, hijo

KIKO SE ENFRENTA A SUS COMPAÑEROS

Y mientras que el programa emitía una conversación telefónica con Makoke en la que negaba todo lo dicho por Diego Matamoros, Kiko se enfrentaba a sus compañeros, los que, lejos de apoyarle, ponen en duda su versión.

Según las colaboradoras Mila Ximénez y Gema López, la mujer de Kiko sí habría hablado de Diego Matamoros y no sólo eso, según López:

Ha llegado información de Diego y la ha ofrecido Makoke.

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído