La Esteban es nominada por primera vez y el público en plató salta de la alegría

Belén Esteban tiene un pie fuera de GH VIP y vuelve a caer más bajo

Gran gala de GH VIP con una insuperable broma en la que Aguasantas pierde el control

Belén Esteban tiene un pie fuera de GH VIP y vuelve a caer más bajo
Belén Esteban.

Quien vaya a votar para expulsar a Belén Esteban de ‘GH VIP’ no tiene ningún don del espectáculo. Es así de simple. Sin ella, la casa más famosa de Guadalix de la Sierra será como una pecera vacía. El 19 de febrero de 2015 , la ‘princesa (o bruja) del pueblo’ salió nominada por primera vez y el público estalló de alegría en una gala estupenda aderezada con una prueba que sacó de los nervios a los concursantes.

¿Cuál es el futuro de belén Esteban? ¿Relamente está acabada? ¿Saldrá dignamente de GH VIP? Sobre éstas y otras cuestiones charlamos en la tertulia televisiva de ‘Rojo y Negro’ en Radio 4G.

A FAVOR Y EN CONTRA DE BELÉN ESTEBAN

Es dictadora, intratable, manipuladora, caprichosa, conflictiva, vaga y maleducada. Sí, todo esto y más es Belén Esteban como concursante de GH VIP pero no es por ésto por lo que el público quiere echarla. La de Paracuellos es un icono social y da morbo hundirla. Es la hora de la venganza de todos los que se han pasado 15 años criticando a una mujer que estaba en lo más alto de la popularidad de nuestro país sin tener ni oficio ni beneficio.

Belén Esteban será todo lo ‘mala’ que se quiera pero sigue siendo el reclamo perfecto, la gallina de los huevos de oro de T5 y de todo lo que toca. Da igual que la gente la vea para amarla o para criticarla, el caso es que la ven. Apostamos cualquier cosa a que la semana que viene, ante su posible expulsión, GH VIP batirá récord de audiencia.

Belén, como buena ‘mala de película’ que es, no debería salir del concurso. Eso sería pan para hoy y hambre para mañana. Sin ella, ¿qué nos queda en la casa? ¿Los celos de Ylenia? ¿El teatrillo de Coman? ¿Las curvas de Chari? ¿Las aburridísimas manipulaciones de Ares? Todo esto, sin la Esteban, no tiene gracia.

Cierto es que si Belén se va, la gracia del programa se trasladaría fuera. Hay ganas, muchas ganas, por ver su cara ante el rechazo que provoca ahora mismo a nivel popular. La Esteban tiene tantos frente abiertos que le dan para otro libro y para ganarse la jubilación a base de unos cuantos ‘Deluxe’.

Estar ‘acabado’ en televisión es sinónimo de estar desaparecido, de que nadie se acuerde de tí. En este caso, Belén Esteban está más viva que nunca. Eso sí, es una animal mediático peligroso.

Se pueden decir muchas cosas malas de ella pero que es auténtica, no cabe duda. No mide sus palabras y eso tiene consecuencias. Esta semana informamos de que había insinuado que su compañera Ángela Portero toma drogas, por lo que T5 se vió ‘obligada’ a no emitir el momento en ningún programa o web. Unos días más tarde saltaba otra polémica: Belén había dicho que su representante, Toño Sanchís, le había aconsejado llevar todo su dinero a un paraíso fiscal en las Islas Caimán. Mentira. Era todo una broma.

También decir que la reciente guerra de las ‘cocretas’ (Belén repartió tres a sus amigos y dos a sus enemigos), es una soberana tontería que se ha exagerado hasta el infinito sólo por el placer ver hundir a la Esteban (hay que tener en cuenta que Chari y Ángela son nuevas y saben que meterse con la de Paracuellos está de moda).

EL «COÑO» DE BELÉN ESTEBAN, SEGÚN KIKO MATAMOROS

Y aunque la semana pasado, ‘Sálvame’ anunció que cerrarían filas por Belén Esteban con el fin de protegerla, uno de sus compañeros no está dispuesto a cumplir la promesa. Anoche, durante la gala, Kiko Matamoros intentó hundir a la ‘princesa’ cuando, tras ver uno de sus vídeos, dijo:

Pido dos cosas urgentes: una crema hidratante para el coño de Belén. Lo tiene que tener irritadísimo porque se lo pasa todo por el coño. Y luego hay otra cosa: un manual de convivencia para decirles que decir las cosas a la cara es el mayor acto de mala educación que existe.

ISRAEL LANCHO, EXPULSADO POR ‘MUEBLE’

El último clavo de la tumba mediática de Belén Esteban fue la expulsión, anoche, de Israel Lancho, su único gran apoyo dentro del reality. El torero, un personaje anodino y gris que no ha hecho casi nada en el concurso, salió orgulloso de apoyar a la ‘princesa del pueblo’ y se quedó pasmado (intuimos) cuando, en el plató el público abucheaba cada vez que se pronunciaba el nombre de la de Paracuellos.

Y como sucedió la semana pasada cuando salió Víctor Sandoval, Belén Esteban escuchó abucheos al despedirse de ‘su’ torero. Esta vez no había excusas, la colaboradora de ‘Sálvame’ ya sabe que no gusta fuera de la casa y, de momento, no lo lleva tan mal como cabría esperar.

¿Belén, Ares o Ylenia? ¿Quién será la expulsada la semana que viene? Yo ya he votado por Ares. No digo más.

LA DIVERTIDA PRUEBA DEL CUBO

La prueba semanal fue divertidísima aunque, al principio no prometía demasiado. Cuando Israel fue expulsado, Ares (la otra nominada) se quedó sola dentro del cubo blanco forrado de plástico. Minutos después, la concursante salía regresaba y salió ensangretada, llena de bichos y llorando. ¿Qué había pasado?

Más tarde descubrimos la verdad. Dentro del cubo solo pasan buenas, muy buenas, pero para que los concursantes se lo creyeran, Ares tuvo que enfrentarse a una prueba un tanto asquerosa. La concursante tuvo que elegir entre cuatro asqueros potingues para echárselos por encima y tener una cuartada ante sus compañeros. Con mucho valor, Ares se echó por encima las cucarachas, la sangre, el barro y metió dentro del vestido unas cuantas piezas de casquería. La concursante no pudo contar lo que había pasado dentro del cubo, pero tuvo que elegir a uno de sus compañeros para entrar con ella y vivir una bonita experiencia.

Aunque Fede y Coman se ofrecieron voluntarios para entrar en el cubo con Ares, la concursante eligió a su amiga Aguasantas para que le acompañara en la experiencia asegurando que ellas tenían un lema: «En lo bueno y en lo malo».

Aguasantas se puso la bata manta por encima dispuesta a acompañar a su amiga en una experiencia tan dura, pero cuando se vió ante la puerta del cubo se puso histérica y no fue capaz de seguirla. El momento fue antológico: la gitana lloraba como si la fueran a llevar a una cámara de gas y, de repente, Chari se armó de valor y se adentró en el ‘infierno’ con Ares.

Cuando llegaron, Ares le destapó a Chari la verdad: Todo era una trampa e iban a disfrutar de una gran mariscada. Y mientras Ares se partía de la risa de la cara de angustia de Aguasantas, ésta seguía sin poder parar de llorar, eso sí, recolocándose las extensiones. Grande.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído