La nueva ficción se estrena con 300.000 espectadores más que 'La que se avecina' en T5

Antena3 lo ha vuelto ha conseguir: ‘Vis a Vis’ es la serie que esperábamos y que nos merecemos

Globomedia renace con esta producción arriesgada, pelín artificial, pero adictiva

Antena3 lo ha vuelto ha conseguir: 'Vis a Vis' es la serie que esperábamos y que nos merecemos

¿Una serie sobre una cárcel de mujeres producida por Globomedia (‘Los Serrano’)? Lógicamente, ‘Vis a vis’ no las tenía todas consigo, pero con sólo un capítulo ya podemos decir que es un éxito. Un merecido éxito. La nueva ficción de Antena3 se estrenó el 20 de abril de 2015 ante 4.308.000 de espectadores (24,4% de share) frente a los nuevos episodios de ‘La que se avecina en T5 (22.8% y 4.013.000).

EL RENACER DE GLOBOMEDIA

Qué gusto da equivocarse. Prometo que tenía las peores intenciones del mundo (o al menos, las más sarcásticas) al enfrentarme al primer capítulo de ‘Vis a Vis’, pero me he tenido que tragar mis palabras. Ha sido el clásico ejemplo de escupir al cielo y que te caiga en toda la cara. Sí, ha sucedido lo imposible, Globomedia nos ha dado un ¡zas! en toda la boca y yo que me alegro.

Seamos honestos, la productora de Emilio Aragón y compañía estaba en dique seco. Estrenos como ‘Bienvenidos al Lolita’, ‘Fenómenos’ o incluso ‘B&b’ demostraban una cruda y victoriosa realidad: la época de ‘caca, culo, pedo, pis’, de las caras guapas pero sin talento, de los decorados de cartón y de las tramas con chachas andaluzas ya han terminado. Nuestra ficción ya está en otra liga. Ya no hay que hacer series que gusten a la señora de Cuenca, a sus hijos, a su marido, a sus abuelos y a su perro. No.

Los de Globomedia ya puede ir poniendo una placa honorífica en la entrada con las palabras ‘Vis a Vis’ para que les recuerde que la televisión les ha dado una segunda oportunidad. Que repitan el nombre de esta serie como un mantra cada vez que vayan a hacer otra porque era justo lo que necesitaban.

No sé si estamos hablando de un gran éxito o si la semana que viene se hundirá en su segundo episodio. Da igual. Lo que es seguro, es que este grupo de mujeres encarceladas (pero con pelazo) se ha cargado, así, de pronto, todos los prejuicios que teníamos con la que fue la productora-madre de este país.

Y no me olvido de A3. No, señores, la de Atresmedia ya no es la cadena triste, ni blanca, ni gris, ni conservadora, ni pimientos en vinagre. Ya no hay nadie que les gane en cuanto a ficción se refiere. ¿Qué le faltan más programas en directo? Obviamente, pero esa ya es otra historia. En series son los mejores, los que más trabajo dan y los que, hoy por hoy, más arriesgan. ¿No me creen? Esperen al estreno de ‘Refugiados’. Será en laSexta, pero lo mismo da.

PUNTOS EN CONTRA DE ‘VIS A VIS’

‘Vis a Vis’ (o su piloto) no es perfecta. Claro que no. Para empezar, no entiendo esa obsesión que tienen sus creadores con alejarse de ‘Orange is the new black’, serie estadounidense que ha puesto el género carcelario (y femenino) en el punto de mira mundial. Ambas creaciones se parecen, no del todo, pero sí. Que alguien me explique el problema.

Nuestra serie comparte con la de Jenji Kohan no sólo el marco, sino una protagonista de características similares (una pija en tierra hostil), los uniformes (allí naranjas y aquí amarillos, aunque en ninguna cárcel española se utilicen) y el recurso del flash-back para explicar el pasado de los personajes . Eso es todo. ‘Vis a Vis’ es más oscura, menos sutil, pelín más grosera y menos creíble.

Problema número uno: aunque se ha hecho una impresionante labor de producción trasformando un viejo almacén en una cárcel, los escenarios resultan demasiado impolutos y muy poco intimidantes. Lo mismo que el aspecto físico de las actrices. ¿Por qué tienen esas melenas relucientes? ¿Y ese rimel? ¿Y esos cuerpazos? A veces daba la sensación de que estar viendo la versión carcelaria de ‘Dreamland’. O eso es que por fin se hizo justicia y los de la difunta serie de Cuatro tuvieron su merecido.

Y sobre la labor actoral, decir que es mejorable. Lo de Najwa Nimri creyéndose Luis Tosar en la celda 211 pues como que no. Cierto es que da mucho yuyu, pero necesita con urgencia un traductor y alguien que le diga que no hace falta ser tan moderna. En la cárcel, no.

La protagonista, Maggie Civantos, hace lo que puede. La pobre. El problema es que su personaje es demasiado ingenua. No puede ser que sea una alta ejecutiva y que se piense que en la cárcel te van a dejar entrar con jalea real. Entiendo la fórmula de Caperucita metiéndose en la boca de las lobas feroces, pero pido un pelín más de credibilidad. Y yo sé que tengo una obsesión con este tema pero, por favor, que le ensucien un pelín esa melena. ¿Acaso las presas pueden tener pinzas rizadoras?

PUNTOS A FAVOR

¿Qué tiene de bueno ‘Vis a Vis’? Que el guión, fantasioso a más no poder, aprovecha al máximo las escenas, la tensión y los giros; que uno no echa de menos a los hombres ni a los adolescentes cachas y bobalicones; que la banda sonora no es machacona; que la fórmula de presentar a los personajes con píldoras de un documental ficticio, funciona; que nunca hemos visto nada igual en España y que, por su puesto, engancha.

Por supuesto, hay momento ducha y despelote. Pero ¿qué queríamos? Hablamos de una cárcel y hablamos de Globomedia. Con que no salga Fran Perea cantando desnudo ya nos damos por satisfechos. ¡Bravo!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído