Carlos, el llamado Bisbal de los fogones, se hizo con el premio y Sally quedó segunda

Así fue la maravillosa final de ‘MasterChef 3’, el único orgullo que le queda a TVE

Ferran Adrià, Joan Roca y Andoni Luis Aduriz acudieron a la final

Así fue la maravillosa final de 'MasterChef 3', el único orgullo que le queda a TVE

Carlos, el bonachón con ecos de tronista, ya puede presumir de ser el tercer MasterChef de España. El 30 de junio de 2015, vimos cómo el vendedor ambulante de Talavera de la Reina se alzaba con el premio máximo y desbancaba a su gran rival, la competitiva Sally, en una final de infarto que se aleja mucho de la que vimos el año pasado en la segunda edición del concurso culinario de TVE.

Casi 3,8 millones de espectadores (Un 26% de share) vieron el martes 30 de junio de 2015 la emocionante y estupenda final de MasterChef en TVE. Puede que esta última final no fuese tan redonda (en ejecución y montaje) como lo fue la de la primera edición pero lo que está claro es supera, a años luz, a la decepción que supuso la del año pasado.

Los de Shine Iberia se han puesto las pilas. ‘MasterChef 2’ se coronó como el concurso con una final deslucida, breve y construída bajo el yugo de estirar el chicle y de hacer más entregas de las previstas (de ahí que hubiese sólo dos concursantes en el último programa).

Este año la guinda del pastel ha estado a la altura; cuatro concursantes, tres pruebas, invitados sorpresas, mucha emoción y ritmo casi frenético (el montaje en el último duelo era mejorable).

Antonio, Andrea, Sally y Carlos eran los finalistas y aunque estaba claro que eran estos dos últimos los grandes favoritos podía haber habido sorpresas (no fue así pero bueno). En la primera de las pruebas, los concursantes tuvieron que hacer, bajo mandato del pastelero Jordi Roca, una ‘Bomba Floral’ de algodón de azúcar, eso sí, sin receta en la que apoyarse. La que ganó esta prueba fue Sally, por lo que se colocó directamente en el duelo final.

Fue entonces cuando Antonio, Andrea y Carlos viajaron a Ibiza, concretamente al Sublimotion, el restaurante más caro del mundo (1.700 euros el menú) y allí tuvieron que realizar dos platos cada uno para un ‘selecto’ grupo de asistentes: Ángel Nieto, Kike Sarasola, Arancha de Benito o Marta Robles entre otros.

De esta prueba, decir que lo más interesante fue conocer lugar tan exclusivo como el Sublimotion (cada plato estaba escenificado de una manera diferente) y ver cómo, en especial, Antonio se derrumbaba por completo, provocando incluso que uno de los chefs del restaurante le echase una mano.

Como era de esperar, el ganador de prueba fue Carlos (que hizo una carne que, según el dueño del Sublimotion, era mejor de la que se solía servir en el restaurante. ¿Y cuesta 1.700 euros el menú?) y así, el vendedor ambulante, regresó a la cocina de MasterChef para enfrentarse a la que había sido su mayor enemiga en el concurso, Sally.

La batalla final fue un poco la lucha del bien contra el mal. Por un lado, teníamos a Sally; seria, luchadora, sarcástica, tradicional, con gusto por el victimismo (¿por qué no para de repetir, en cada frase, que ha tenido una vida muy dura?) y muy, muy, competitiva. Por el otro, teníamos a Carlos; guapo, bonachón, burro, ‘cani’, dicharachero, buen compañero, y un cocinero sorprendentemente refinado y sensible.

Antes del duelo final, ambos concursantes recibieron la visita de sus seres queridos y de sus antiguos compañeros, incluído Alberto, el creador del polémico ‘León come gamba’. Recordemos que el ex participante se negó a acudir a la repesca y aunque anoche volvimos a verle, tampoco es que las cámaras le hiciesen mucho caso.

Y por si esto fuese poco, a los tres jueces habituales de ‘MasterChef’, Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo Nágera, se les unieron Ferrán Adrià, Joan Roca y Andoni Luis Aduriz. Entre todos cataron los platos finales de Carlos y Sally. Y mientras los de ella eran magníficos en su ejecución, carecían de riesgo, algo que le sobraba al de Talavera de la Reina.

No hubo sorpresas. Carlos se llevó el trofeo como cocinero amateur de España, 100.000 euros de premios, la oportunidad de publicar su propio libro de recetas, así como un Master en cocina, técnica y producto en el Basque Culinary Center.

Desde aquí le auguramos un gran futuro a Carlos, sobre todo si quiere ser una estrella de TV. Es el único ganador de MasterChef que reúne las cualidades más mediáticas; es guapo, dicharachero, cercano, ‘campechano’ y talentoso.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído