El último capítulo de la serie de A3 registró un 19.4% de share

‘Vis a Vis’ se despide con mucho sexo y un final de locos

Así ha sido el final de una de las series revelación de la temporada: Tensión, erotismo y un potente 'cliffhanger' para enganchar al público

'Vis a Vis' se despide con mucho sexo y un final de locos

Ya ha terminado la primera temporada de ‘Vis a Vis’, una de las series revelación del año y responsable del resurgimiento de Globomedia, la que fue la productora líder en España y que últimamente iba a la deriva (sí, también me refiero a ‘Anclados’, ese subproducto de T5 que, aunque tenga éxito, es un auténtico despropósito). Un 19,4% de la audiencia siguieron, el 2 de julio de 2015, el desenlace de una serie que si bien ha tenido muchos fallos, nos ha dejado con ganas de más.

Con la sombra de ‘Orange is the new black’ (Nextflis) como referente y como lastre, Antena 3 estrenó, hace ya 13 semanas, ‘Vis a Vis’, la que pensábamos, era la última oportunidad de su productora, Globomedia, para hacernos olvidar los últimos años de creaciones fallidas. El resultado funcionó.

Al principio, ‘Vis a vis’ fue excesivamente comparada con su referente al otro lado del charco. Había muchas razones para hacerlo: ambas series comparten estética (allí, los monos son naranjas y aquí, amarillos) y punto de partida (pija rubia y tonta es encarcelada en una prisión en la que abundan muchas, muchas, mujeres ‘chungas’).

A lo largo de su primera temporada, ‘Vis a Vis’ ha pagado su deuda con ‘Orange is the new black’ , desligándose de ésta y abrazando, sin pudor, el thriller más oscuro y, por qué no decirlo, grotesco. Este ha sido su acierto y su condena.

Tras un primer capítulo en el que el tono suave en el que se mezclaban varios géneros, la serie de Globomedia se ha ido ensombreciendo hasta límites ridículos y siniestros. Un consejo: ser macabro no es lo mismo que ser adulto. No se es más serio por meter más sangre y más giros locos.

Y aunque Globomedia haya dado un paso adelante con esta serie (y tres hacia atrás con ‘Anclados’), eso no quita para que en ‘Vis a vis’ se reconozcan y se rechacen algunos de los más molestos tópicos de la casa. A saber: escenas de ducha, giros imposibles, excusas argumentales metidas con calzador (¿desde cuando en una cárcel se dejan las puertas de las celdas abiertas de noche?) diálogos ‘ñoños’, personajes sin profundidad y la máxima de que «cuánto más cosas pasen y más ruido se haga, menos se verán las costuras».

Pero aún con todo, ‘Vis a Vis’ es una buena serie, maltratada por A3 al cambiarla de día y hacerla competir contra ‘SV105’, pero buena al fin y al cabo. La primera temporada ha sido de todo menos aburrida y eso, en los tiempos que corren, es oro televisivo.

¿CÓMO FUE EL FINAL DE LA PRIMERA TEMPORADA DE ‘VIS A VIS’?

(¡ATENCIÓN, SPOILERES!)

Anoche, día 2 de julio de 2015, despedimos la primera temporada de ‘Vis a Vis’ y sólo podemos decir que su final fue bueno, ni correcto ni extraordinario, bueno. La trama comenzó fuerte, con la protagonista, Macarena, intentando ahorcar a Zulema como venganza por la muerte de su sobrina Lucía (a manos de El Egipcio en el capítulo anterior).

Y cuando aparecía que Macarena iba a convertirse en una auténtica asesina, llegó la Rizos (la peor actriz de la serie pero la más guapa) y salvó a su ‘amada’ de sí misma y de una condena mayor.

Tras los nervios y el intento de asesinato, llegó el sexo. Macarena y Rizos lo dieron todo en las literas aunque finalmente, la prota se echó atrás, consumida por el estrés y el dolor de los últimos acontecimientos.

La norma básica de cualquier guión es que, para sorprender, hay que convencer al espectador de todo lo contrario de lo que finalmente va a ocurrir. Esto se llevó a rajatabla en el último capítulo de ‘Vis a Vis’ pero sin mucho atino. Y es que a Macarena, tras una vista judicial, le informaron de que podría salir de la cárcel en breve. No había que ser muy listo para saber que no iba a ser tan fácil (para empezar porque ya se ha firmado una segunda temporada, por lo que no puedes tener a la protagonista fuera de cárcel).

El caso es que, cuando parecía que la pesadilla carcelaria de Macarena había terminado, se encontró con la mala malísima de Zulema y sus secuaces, quienes la obligaron a que las acompañara en su plan de fuga.

Las presas huyeron por un túnel que habían cavado y allí se encontraron con un Fabio malherido. Lo que nadie entiende es que le dejen ahí vivito coleando.

Y con un efusivo «¡estamos en la puta calle!» , las prófugas consiguieron escapar. Ahora toca ver cómo se las apaña este grupo de presas escapando de las autoridades.

Ah, y en otro orden de cosas, decir que el padre de Macarena, al final, le pegó un tiro al novio de Zulema, El Egipcio, por matar a su nieta. Muero por saber qué va a pasar en esta trama, es la más incomprensible pero la más interesante de la serie.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Lo más leído