Las escenas más salvajes y calientes que se pueden ver en la TV nacional e internacional

Las 10 series de televisión actuales con más sexo

De 'Sense8' a Vis a Vis' pasando por 'Masters of Sex' o 'Juego de Tronos'

Las 10 series de televisión actuales con más sexo

El sexo ya es algo habitual en cualquier serie de televisión. De hecho, existe la extraña creencia de que, para que una ficción sea considerada ‘adulta’ y, por lo tanto, prestigiosa, no tiene que es tacaña en erotismo.

Actualmente, hay muchas series con alto voltaje sexual. La pregunta es: ¿Se trata de valentía o de reclamo barato?

Queda claro que el sexo ya no es exclusivo de horarios de madrugada y que los dos rombos hace mucho que desaparecieron. Ahora, multitud de series de prime-time no escatiman en desnudos y escenas muy calientes. En algunos casos, el erotismo se justifica por guión mientras que en otros productos, las secuencias supuestamente ‘hot’ no son más que burdos intentos para captar audiencia.

‘True blood’,’Sexo en nueva york’, Queer as folk’, Nip/Tuck, Skins’, ‘Californication’ o Espartaco: Sangre y arena’ son auténticos referentes en lo que a erotismo televisivo (internacional) se refiere. Estas series ya no están pero el sexo ahí sigue.

En España, sin embargo, ya no es lo que era. Cuando Globomedia era la productora estrella de nuestra televisión, siempre nos ‘alegraban’ con las mismas escenas de duchas y vestuarios.

Luego tuvimos referentes como ‘Tierra de Lobos’ o ‘Física química’. En los últimos años, el listón se ha mantenido con ‘Sin identidad’ o alguna escena que otra de ‘Águila roja’ aunque, eso sí, nos escandalizamos por una inocente escena de ducha en ‘Cuéntame cómo pasó’.

Pero como decíamos, el sexo sigue vigente, aunque de formas distintas. Analicemos pues, las series nacionales e internacionales con mayor contenido sexual que podemos ver ahora mismo:

‘Outlander’: Erotismo rosa

¿Cómo hacer que un culebrón se convierta en una serie ‘adulta’? Con una producción de lujo y sexo, mucho sexo. La adaptación televisiva de las novelas de Diana Gabaldón es puro folletín rosa que, para colmo, hace las delicias de sus espectadoras mostrando a su protagonista masculino (el pelirrojo y cachas Sam Heughan) en todo su esplendor.

Es más, el capítulo 7 de la primera temporada (el de ‘La boda’) ya se ha bautizado como ‘el capítulo de las ducha’ (frías). Después de verlo hay que aliviarse de alguna manera.

True Detective: Lo bueno y lo malo del crimen

La primera temporada estuvo sobrevalorada pero era pasable. Erotismo había el justo pero estaba bien. La segunda, sin embargo, fue una de las peores producciones vistas en los últimos años. No hay palabras para explicar ese mejunje de caos, grosería, mal gusto y filosofía barata.

Curiosamente, ha sido en la segunda temporada donde se ha inyectado más sexo: orgías, pornografía, prostitución… ¿Se pensaban que eso iba a distraernos de la bazofia? No señores. El sexo no es tan poderoso.

‘Sense8’: Orgía, mamarrachadas y Miguel Ángel Silvestre.

Lo mejor que podemos decir de la serie de Netflix es que es una locura. Una mamarrachada creada por los hermanos Hermanos Wachowski que mezcla ciencia ficción existencialista con reivindicación por los derechos del colectivo LGTB.

Eso sí, el nivel erótico es muy pero que muy alto. Tan sólo hay que ver la orgía del capítulo 6 para quedarnos con la boca abierta. Alucinante.

Shameless: Desvergonzada familia

Seis temporadas y los Gallagher siguen dando de qué hablar. El clan más irreverente de la tele suben el listón de locuras (y de sexo) este año, con erotismo sucio y cómico a partes iguales.

‘Vis a vis’: Cárceles que no existen pero que ‘molan’

Esta serie es de Globomedia, de eso no cabe duda. Este remake no confeso (aunque descarado) de ‘Orange is the new black’, tiene todas las marcas de la casa y más. Es decir, hay escena de duchas. Estamos en una cárcel de mujeres, no podía ser de otra manera. Eso sí, todas las protagonistas están buenísimas y se pasean por ahí como Mateo por su casa. Todo muy increíble pero funciona

‘Orange is the new black’: Cárceles que sí existe pero que también molan

¿Qué se puede decir de ‘Orange is the new black que no se haya dicho ya? Que ha revolucionado el género carcelario , que ha creado tendencia y que ha reivindicado a la mujer en toda su plenitud vital y sexual. Lesbianismo, obscenidades, cachondeo y ternura a partes iguales. Maravillosa.

American Horror Story: Hotel

Si metes a Lady Gaga en una serie de Ryan Murphy sólo puede salir un festival de sangre y sexo kitsch tan ridículo como fascinante. La bulimia gótica y creativa del show runner llega a su máximo esplendor en esta temporada (la cuarta) que ha devuelto a la serie su brillo perdido.

Girls: Sexo real

No es que sea la más guapa del mundo pero sí la que menos prejuicios tiene. Con su cuarta temporada, Lena Dunham se ha vuelto a soltar la melena y ha continuado con sus introspecciones intelectuales y sexuales. Una serie en la que el sexo no está ni maquillado ni encubierto. Simplemente es lo que es. Punto.

Masters of sex: Ciencia erótica

Masters of sex es, a la vez, la serie más erótica y más frígida de la televisión actual. Todo se basa en el sexo, en la investigación de las relaciones íntimas (en los años 60 encima) pero, sin embargo, la finalidad no es provocar morbo sino todo lo contrario. Entender, de una vez por todas, que el sexo es una manera de comunicarnos como otra cualquiera. No hay que endiosarlo ni infravalorarlo.

‘Juego de Tronos’: Muerte, sexo y dragones

Cinco temporadas y ‘Juego de Tronos’ sigue siendo la mayor máquina de hacer dinero de la televisión. Este año ha vencido, por fin, en los Emmy y todo sigue igual que el primer día. Mucha muerte, mucha barbarie, muchos dragones y mucho, muchísimo sexo de lo más depravado y sucio.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído