Buen arranque del nuevo programa musical de laSexta

‘Adicciones’, tristeza, música y una ‘inaguantable’ Marta Sánchez en el estreno de ‘A mi manera’ (LaSexta)

Siete músicos clásicos conviven durante una semana versionando las canciones de los otros

A mi manera’ es un gran formato, el casting de su primera temporada no tanto. Marta Sánchez, Mikel Erentxun, Soledad Giménez, David de María, Antonio Carmona, Manolo Tena y Nacho García Vega conviven durante una semana en una casa de Mallorca.

La primera entrega, emitida el 2 de febrero de 2016, se centró en Erentxun y estuvo repleta de buena música y no tan buenos personajes.

El 1 de febrero de 2016, cuando se presentó ‘A mí manera’ en la mítica Sala El Sol de Madrid, los responsables tanto de laSexta como de la productora, Magnolia, eran conscientes de lo que tenían entre manos:

Un producto muy de ghetto,dirigido a una audiencia muy específica, de esos que dan más caché que audiencia. Pues va a ser que no. Porque el programa se estrenó el martes 2 de febrero de 2016 ante un buen 8,4% de la audiencia. No está mal.

Cuando los periodistas llegamos al evento, ninguno sabíamos muy bien de qué iba ‘A mi manera’. ¿Era un reality? ¿Un docu-reality? ¿Un programa musical? Sí y no.

Se trata de una adaptación de ‘The Best Singles’, formato que ya ha triunfado en otros países y que consiste a juntar a siete estrellas de la canción para convivir durante siete días en una casa. Cada entrega está centrada en al figura de uno de ellos y sus compañeros versionan sus temas míticos ‘a su manera’.

Para la primera temporada se ha contado con un grupo de míticos sólo apto para los que tenemos y una edad: Marta Sánchez, Mikel Erentxun, Soledad Giménez, David de María, Antonio Carmona, Manolo Tena y Nacho García Vega .

El casting es en sí una declaración de intenciones. Casi todos pertenecen a una generación muy concreta y atraen al público que creció con ellos. Aquí se tira por la nostalgia más cursi, por la tristeza de creer que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Todos los protagonistas han vivido tiempos mejores aunque alguno piense que todavía está en la picota (Marta Sánchez por ejemplo). Eso sí, todos ocupan un lugar de honor en nuestro olimpo musical.

Ya en la presentación nos dimos cuenta de qué pie cojeaba cada uno y qué es lo que íbamos a ver en el programa. Manolo Tena está en su mundo; es un filósofo medio borde medio intenso al que parece que le da todo un poco igual. Erentxun no se corta a la hora de decir lo que le viene en gana (sea políticamente correcto o no).

Antonio Carmona es el alegre. Soledad Giménez y David de María los ‘bien queda’ que no llaman demasiado la atención y Nacho García Vega va del palo de Manolo Tena, es decir, que él está en su mundo.

Marta Sánchez, en mi opinión, es una diva fría, distante, sin humor aparente y obsesionada por la iluminación y por su aspecto físico. En contra, decir que es la más televisiva de todos, la que más llama la atención, la que más expectación provoca y la que más llena la pantalla.

¿Cómo fue el piloto? Muy bueno. Entiendo que haya un público (los menores de 30 años) que no entrasen en la propuesta, pero no se puede negar que ‘A mi manera’ es un producto bien hecho, honesto, blanco y entretenido.

Aquí hay convivencia pero no hay malos rollos ni morbo. Hay canciones y confesiones, que ya es mucho.

La primera entrega estuvo centrada en Mikel Erentxun. Sus compañeros versionaron sus temas más emblemáticos (tanto los de su etapa en Duncan Dhu como en solitario).

De todas las actuaciones me quedo con la maravillosa versión que hizo Manolo Tena de ‘Mañana’ y con la de Marta Sánchez cantando ‘En una calle de París’, una canción que el propio Etentxun dijo que nunca ha soportado hasta ahora (no voy a negar que Sánchez tiene una técnica vocal perfecta).

Y entre actuación y actuación, el homenajeado confesaba sus temores, angustias, manías y recuerdos. En primer lugar, dijo estar en una época en la que disfrutaba más de la vida después de haber sido operado del corazón y haber estado cerca de la muerte.

Erentxun que su ‘adicción’ por la chupas de cuero es enfermiza, que Duncan Dhu se disolvió por «diferencias musicales», que el cine es la gran frustración de su vida y que, en realidad, le hubiese gustado ser actor.

Otro gran ‘titular’ de Erentxun fue el de:

No soy gay pero si lo hubiese sido,me hubiese enamorado de Brad Pitt. Es la cosa más guapa que he visto en mi vida.

Y es que el cantante dijo haber sentido una gran atracción por el famoso actor cuando le conoció en persona.

Y por último destacar una de las grandes manías de Mikel Erentxun:

Cuando entro a un baño público no puedo tocar nada.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído