La nueva ficción de La 1 está producida por los responsables de 'El Príncipe' o 'Allí abajo'

Estreno de ‘El Caso’ en TVE: serie elegante, nostálgica, divertida y redonda

Ficción sencilla, bien realizada y mejor interpretada que 'revive' el periódico con mayor tirada de la España de los 60

Hacía mucho tiempo que TVE no nos daba la oportunidad de aplaudir su ficción tal y como lo ha hecho ‘El Caso. Crónica de sucesos’, la nueva serie que se estrenó el 15 de marzo de 2016 en La 1 y que se ha presentado como una auténtica revelación narrativa. No es una obra maestra, pero sí algo de lo que sentirse orgullosos.

La forma más fácil de definir ‘El Caso. Crónica de sucesos’ es sumar ‘Cuéntame cómo pasó’ con cualquier serie detectivesca. No es un chascarrillo ni un comentario despectivo. Todo lo contrario. La idea de mezclar tramas criminales con nuestro pasado más reconocible es simple, pero eficaz a más no poder.

La serie es un homenaje al periodismo de antaño, aquel en el que los artículos tardaban días o meses en gestarse, cuando no existía la presión de la inmediatez y el término ‘investigación’ tenía el estatus de mantra.

Es un acierto indiscutible el recuperar el periódico de mayor tirada en la España de los 60 no sólo para los que lo recordamos con cariño, sino para las nuevas generaciones que utilizan Twitter como fuente de información.

Lo mejor de la serie, de hecho, son sus localismos. Sabe aprovechar las características de una época y un espacio para crear conflictos. Al fin y al cabo, cualquier dictadura es muy generosa en cuanto a tramas se refiere y más si son de misterio.

En su afán didáctico, TVE nos vuelve a dar otra lección de historia, pero sin engolar la voz y centrándose en unos personajes accesibles y muy empáticos. Sólo puedo rendirme ante el talento de sus protagonistas, una Verónica Sánchez que ha sabido crecer como pocas actrices de su generación y un Fernando Guillén Cuervo que disfruta del mejor momento de su carrera.

Guillén Cuervo es, de hecho, el alma mater de la serie. Él es la cabeza pensante, la idea es suya y, por supuesto, se ha quedado con la mejor parte del pastel; un Jesús Expósito, su personaje, que no deja de ser el cliché que representa a la vieja escuela periodística pero que tiene forma y color propios.

Pero el actor y guionista ha sido lo suficientemente generoso y listo como para mimar al resto del reparto con roles divertidos y tridimensionales (atención a esa maravillosa Margarita Landi) y creando una ambientación exquisita pero que peca de idealista.

Y es que sí, aquí, ‘El Caso’ no es ‘El Caso’. No cabe duda de que se ha creado una fantasía en torno a un periódico que, si bien era muy popular, era en exceso amarillista y no el paladín de la justicia informativa que nos vende TVE.

La serie está planteada como un impecable procedimental con un caso (basado en hechos reales) por capítulo pero con un crimen de continuidad y una trama personal que va a dar mucho de sí en el futuro (no quiero desvelar nada, pero el mazazo moral que recibe el personaje de Verónica Sánchez al final del capítulo arrancó aplausos durante el pase de prensa).

El guión es dinámico y efectivo. Muy encorsetado en el género, pero que brilla por su humor y por unos personajes que hacen avanzar la historia y no al revés.

LO PEOR DE LA SERIE: LO DE SIEMPRE

Pero tras enumerar la multitud de virtudes de la ficción de Plano a Plano (una productora puntera que se ha convertido en la pesadilla de la todopoderosa Bambú), toca hablar de los defectos.

‘El Caso’ es una serie lenta. Las situaciones se alargan demasiado en guión. La trama se complica hasta llegar a callejones sin salida y todo por cumplir con los 70 minutos que establece la parrilla patria. En definitiva, es una serie española, no se le puede pedir más.

Hablamos de una ficción amable que no pretender ser ‘The Wire’. No aporta nada nuevo al género ni falta que hace. Es sencilla, está mimada y no pretende nada más que entretener. Ojalá que el público pueda ver más allá de los prejuicios políticos de TVE y de la sencillez de la propuesta. Estamos ante una obra con alma y eso es muy difícil de encontrar a día de hoy.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído