Último capítulo emitido en directo que ha hecho las delicias de los fans

Nuevo hito en la televisión: Así vivimos el impresionante final de ‘Velvet’ junto a todo el reparto

Final feliz con un toque amargo para una serie que ha hecho historia

Emocionante. Este es el adjetivo que mejor podría describir lo que se vivió el 21 de diciembre de 2016: Periodista Digital disfrutó el final de ‘Velvet’ junto a todo el reparto en una noche en la que hizo historia de la televisión.

Puede que sea por el despliegue de medios, por el cariño transmitido o por la emoción de estar con todo el equipo pero tenemos que decir que el final de ‘Velvet’ fue único.

Y es que asistimos a la emisión del episodio en el hotel ‘Intercontinental’ Madrid y nos despedimos de una de las series más importantes de los últimos años junto a sus actores y responsables.

Nada más entrar en el hotel, un enorme árbol de Navidad decorado con los logos de la serie, daba la bienvenida a periodistas, actores y demás personas que han hecho posible la serie. Se había habilitado toda la primera planta para la ocasión. En una sala te recibían, en otra estaba el photocall y en otra una enorme pantalla aguardaba la emisión de un capítulo que muchos estaban esperando.

Un puñado de actores de la serie -Aitana Sánchez Gijón, Amaia Salamanca o Gorka Otxoa entre otros- atendía a la prensa mientras que el resto, los protagonistas, estaban no muy lejos de allí, preparándose para un hecho histórico.

Y es que, en una pirueta que podría haber sido suicida, Atresmedia y Bambú producciones habían decidido emitir parte del capítulo final de ‘Velvet’ en directo.

No es la primera vez que se hace algo así. En Estados Unidos ya lo vimos con ‘Urgencias’ y con ‘El ala Oeste de la Casa Blanca’. En España , el capítulo 200 de ‘Siete vidas’ (Telecinco) también se emitió en directo pero no tiene nada que ver con lo que vimos anoche porque, para empezar, ‘Siete vidas’ era un sitcom, se rodó todo en un plató ante el público (como es habitual en este tipo de series) y aunque aquello supuso un gran esfuerzo de producción, lo de ‘Velvet’ ha sido más difícil. Es decir, que se ha dado un paso más.

Tras picar algo y conversar con compañeros y amigos, nos sentamos todos a ver el último capítulo. Y sucedió lo que sucede en cualquier estreno; que el equipo se entusiasmó con cualquier frase o escena. Los actores reían, hacían chistes a gritos o aplaudían a la más mínima ocasión.

Los nervios se notaban. Queríamos ver el directo, que no llegó hasta el último acto del capítulo. De acuerdo que hubo algún que otro problema de sonido, que la fotografía era muy distinta a la del resto de la serie pero nada de eso importaba ante la emoción del momento.

Mi más sincera enhorabuena a todo el equipo tanto de Bambú como de Atresmedia por el esfuerzo.

El capítulo terminó con todos de pie, aplaudiendo. Eran más de las doce y media de la noche y aún sí nos quedamos a esperar a los protagonistas, a una Paula Echevarría (especialmente bella) y un Miguel Ángel Silvestre que se hace esperar.

LUCES Y SOMBRAS DEL ÚLTIMO CAPÍTULO

El final de ‘Velvet’ fue acorde con lo que ha sido toda la serie, paradigma de lo que ofrece Bambú como productora: Exquisita forma y tosco contenido.

El tono de ‘Velvet’ nunca ha cambiado. Es una serie en la que no pasaban muchas cosas relevantes(o ninguna) hasta que, de pronto, había un giro. Aún así, era todo tan bonito que se creaba un universo en el que uno quería estar.

El último capítulo, en realidad, siguió la tónica de meter mucha paja, pero de oro. No había tensión dramática y el único giro destacable era el del sacrificio de Rita de no contar su enfermedad por no estropearle la boda a su mejor amiga. En fin, que con un trailer ya te podías haber enterado de todo.

Y sí, ese fue un capítulo de celebración. Todo giró en torno al enlace entre Ana y Alberto, en realidad los dos enlaces porque el primero se aborta por el desmayo de Rita para, después, vivir una hermosa boda nocturna.

Los que critiquen ‘Velvet’ por su falta de ritmo, por su azúcar o por obviar el franquismo, decirles que la serie de Bambú nuca ha ocultado lo que es: un culebrón de postín decidido a llevarnos a mundos de fantasía gracias al mimo de sus creadores.

Con sus cuatro temporadas y su más del 20% de share de media, ‘Velvet’ pasará a la historia como la serie que hizo soñar a la audiencia una vez por semana.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído