Saray Montoya intenta abandonar el concurso

Mentiras e insultos: la gran estafa de ‘SV2018’ sale a la luz

El programa intenta, por todos los medios, que la concursante no abandone a pesar de ser mal educada, agresiva y mentirosa

Mentiras e insultos: la gran estafa de 'SV2018' sale a la luz

Con una semana de vida, ‘Supervivientes 2018’ tiene ya a su personaje más problemático: Saray Montoya. La ex participante de ‘Los Gipsy Kings’ dará mucho juego pero no deja de ser una mimada consentida que no deja de insultar sus compañeros. Sus engaños salieron a la luz, quiso irse pero el programa puso toda la carne en el asador para impedirlo.

Hasta ahora, la gran decepción de ‘SV2018’ era María Lapiedra. La novia (por ahora) de Gustavo González ha sido uno de los personajes del años en T5 pero en Honduras es que no está haciendo nada. Pero nada de nada.

Aviso a Mediaset: con la pésima lista de Supervivientes 2018, la isla se la va a tragar el mar

Pero llegó la segunda gala, la del 22 de marzo de 2018, y Lapiedra fue sustituida por Saray Montoya como la gran decepción del concurso.

Desde el principio, Saray era un personaje único. El típico detonador de conflictos que todo reality necesita, pero en realidad, es todo fachada.

Lo que vimos anoche fue a una chica mimada, manipuladora, caprichosa, egoísta y mentirosa capaz incluso de sacar de quicio a la ‘santa’ de Lara Álvarez.

Meslissa, la semi desconocida pretendienta de ‘MyHyV’ fue la expulsada de la noche (aunque , como es habitual, se quedó en Honduras jugando aislada), pero por poco sí que hubo un regreso a España. Y es que Saray dijo ‘¡basta!’.

Nada más comenzar la gala, Saray habló con Jorge Javier Vázquez y se quejó de sufrir unos dolores espantosos:

No puedo dormir, paso unas noches horribles. Los médicos de aquí me dan pastillas y no me dicen nada más. Como estos dolores sigan yo me voy a marchar de aquí

Pero el caso es que a la gitana le han hecho todas las pruebas posibles y está perfectamente.

La verdad es que Montoya, lo que no quería, era participar en las pruebas, algo que sacó de quicio a la mismísima Lara Álvarez, quien le dijo:

Tengo que deciros que no está lesionada, te ha visto el médico esta mañana y no tienes nada. El médico lo que nos dice a nosotros es que puedes elegir jugar o no porque no tienen ninguna lesión en la espalda, no existe. Te puede doler pero por prescripción médico puedes jugar

Saray, para defenderse, atacó al médico del programa:

Me está atiborrando de pastillas. Estoy pasando unas noches que para que te lo creyeras te las echaría allí

Saray dijo que se iba, que no aguantaba más, algo que asustó a los responsables del concurso, porque sin ella se van el 60% d elos conflictos del show.

Vázquez insistió en que se quedara y echó mano del marido de la gitana para convencerla y dio resultado.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído