Abandona repentinamente 'Supervivientes 2018' tras el esperpento de no hacer nada de nada

El negro futuro de María Lapiedra: lo que le va a costar su ‘estafa’ a todos los espectadores

La ex actriz porno y ahora novia de Gustavo González se enfrenta a consecuencias que van más allá del concurso

El negro futuro de María Lapiedra: lo que le va a costar su 'estafa' a todos los espectadores

El 8 de abril de 2018 María Lapiedra tiró la toalla en ‘Supervivientes 2018’. Ella argumentó que no podía más, que estaba en «bucle», algo extraño si tenemos en cuenta que no ha hecho nada en Honduras. Pero lo peor para la novia de Gustavo González viene ahora.

El caso María Lapiedra en Supervivientes 2018 es curioso. Ella fue la primera concursante oficial desde al año pasado y durante meses preparó el terreno para ser el gran personaje de la edición. ¿Cómo? Siendo al protagonista absoluta de ‘Sálvame’ gracias a su relación con el colaborador Gustavo González.

A Lapiedra la hemos visto hacer de todo en el plató de ‘Sálvame’, desde mentir, manipular o desnudarse. Ella iba a Honduras para ganar dinero, eso está claro, pero a cambio todos esperábamos que diese juego en la isla. ¿Qué significa esto? Que, como mínimo, siguiera explotando su historia con Gustavo, que tonteara con otro (algo que anunció que uiba a hacer) o que, al menos confesara algún que otro secreto.

Supervivientes es un coñazo hasta metiendo a exconvictos, solo se salva Jorge Javier Vázquez

Pero Lapiedra tenía un gran hándicap: lo ha vendido todo absolutamente todo, de su vida. Poco podía contar ya en ‘SV2018′. Además, hiciera lo que hiciese, no la íbamos a creer. De sobra se sabe que esta mujer es una gran manipuladora de su imagen (de eso vive)

Pero María Lapiedra ejemplifica totalmente el doble moral de los realities. No dar juego significa que no crea problemas, que no se pelea con nadie, que es fuente de polémica. Se fomenta la agresividad. Peor luego tenemos el caso de Saray Montoya y Romina Malaespina, por ejemplo, (la primera fue expulsada tras un ataque abusivo de la segunda) y entonces el programa se echa las manos a la cabeza y habla de que eso es un «show de convivencia». Entonces , ¿en qué quedamos? ¿Castigamos a los violentos cuando se fomenta la disputa y a los pacíficos por aburridos?

Pero María Lapiedra se ha cubierto de gloria. No por su actuación en la isla sino por las expectativas que ella misma había creado antes.

Su novio, Gustavo González, asegura que no ha estafado a nadie porque ha salido «muy barata» aunque en ‘Sálvame’ se apuntó que no, que Lapiedra negoció su caché poco antes de ir por la expectación que se había creado sobre su persona.

En ‘Sálvame’, Kiko Hernández, dejó caer que la penalización por abandonar es de 26000 euros, por lo que la decisión de la ex actriz porno no ha sido la más acertada, sobre todo porque lo más posible es que le quedara unos días más en el concurso, puesto que había sido desterrada, el jueves anterior, a El Mirador.

Necesito ver a mis hijas, las echo mucho de menos. Quiero volver el jueves y que me las traigan a Madrid.

Ya he reflexionado y tengo la decisión tomada. Me voy.

Dijo María entre lágrimas el 8 de abril de 2018.

Pero un día antes, el sábado, Jorge Javier Vázquez, en el ‘Deluxe’ apuntó lo mal que le puede ir a Lapiedra en el futuro. La llamó «fraude», lo que significa que sus tiempos de gloria como gran protagonista de T5 ha pasado. Para ella y para su novio. O eso esperamos.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído