Se escucha lo que los colaboradores piensan realmente sobre 'Sálvame'

Un micro abierto deja con el culo al aire a Belén Esteban, Lydia Lozano y Kiko Hernández: «¡Esto es una mierda!»

Mientras que Kiko y Belén se burlan de Chelo García Cortés, Lozano pone a parir la nueva sección de Matamoros

Un micro abierto deja con el culo al aire a Belén Esteban, Lydia Lozano y Kiko Hernández: "¡Esto es una mierda!"
Belén Esteban. Kiko Hernández y Lydia Lozano.

‘Sálvame’ es un programa vivo y eso puede traerle algún que otro problema a sus colaboradores. A veces, estos se olvidan de dónde están y que sus micros están abiertos, dejándonos ver (o escuchar) sus verdaderas opiniones y sus contradicciones. Esto es lo que les ocurrió, una vez más, el 20 de junio de 2018 a Belén Esteban, Lydia Lozano y Kiko Hernández.

A veces, cuando se cambia de plano o se cambia de escenario, los colaboradores de ‘Sálvame’ creen que sus micrófonos se apagan pero no es así. Por eso, los directores y presentadores se pasan el día pidiendo silencio, porque suele escucharse a los tertulianos de fondo, algo que, desde casa, es molesto.

Drama en Telecinco: le bajan el sueldo a Belén Esteban

El 20 de junio de 2018,nada más arrancar el programa y con casi todos los tertulianos sentados en el plató, la presentadora, Carlota Corredera, dio paso a Chelo García Cortés que ese día iba vestida de ‘El chavo del 8′ en homenaje a la mítica serie de televisión mejicana.

De repente vimos a Chelo disfrazada y caminando por los pasillos de T5 pero por detrás escuchábamos los comentarios de algunos de sus compañeros pensando que nadie les escuchaba.

Así, oímos a Kiko Hernández y a Belén Esteban burlándose de Chelo, diciendo que era una «vergüenza» el cómo iba vestida su compañera (es curioso que ni Kiko ni Belén casi nunca participan en el juego de los disfraces del programa).

Lo ‘gracioso’ es que, cuando Chelo llegó al plató, tanto Kiko como Esteban se callaron. Es más, Belén llegó a insinuar que le gustaba el disfraz de su compañera

Pero algo más grave, y con consecuencias más importantes, le ocurrió a Lydia Lozano esa tarde. Sucedió durante la sección que Kiko Matamoros presenta cada semana, ‘El club del espectador’, en la que el colaborador da paso a las quejas del público.

En un momento dado, justo después de que terminase una ronda de llamadas, Lydia Lozano le dijo a sus compañeros:

Este club es una mierda.

Esta vez todos la escucharon y se creó un debate. Lydia no tuvo más remedio que admitir lo que había dicho, justificando que Kiko Matamoros cortaba las conversaciones y alegaciones de los tertulianos cuando a él la parecía. Cosa que es cierta aunque Matamoros no tuvo reparon en llamar «cobarde» a su compañera.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído