'Sálvame' forma parte activa de la realidad virtual 'No mires a otro lado'

El juego de la vergüenza: Telecinco participa en una campaña contra la violencia machista a la vez que consiente la cultura de la violación

El doble discurso de siempre en Mediaset: crea estereotipos para luego luchar contra ellos

El juego de la vergüenza: Telecinco participa en una campaña contra la violencia machista a la vez que consiente la cultura de la violación

Sálvame’, el programa más mítico de Telecinco, anunció, el 29 de noviembre de 2018, su participación en la campaña de realidad virtual ‘No mires a otro lado’ contra la violencia de género. Una iniciativa maravillosa que choca, sin embargo, con el espíritu del programa y de la cadena. ¿Hasta cuándo vamos a permitir la hipocresía?

Sólo en los últimos 15 meses hemos visto en Telecinco cómo se fomentaba el acoso laboral contra dos trabajadoras (cuando se debatió sobre si despedir o no a Terelu Campos y a Lydia Lozano en ‘Sálvame’); como no se castigaba a un joven que incitaba a otro a la violación (Omar Montes exigiéndole a Asraf que se acostara con una Miriam Saavedra borracha en ‘Gran Hermano VIP 6′),a demás de cientos y cientos de comportamientos violentos y misóginos (El de Suso en el mencionado reality, por ejemplo).

Las dos Españas en TV: de censurar «la mariconez» a la cultura de la violación

Telecinco, sin embargo, es líder de audiencia pero no les basta con eso. Se enfadan cada vez que alguien levanta la voz y les acusa de amorales. Y lo curioso es que nos les hace falta transgredir tanto para tener éxito. ‘GH VIP’ por ejemplo, no habría bajado sus datos por expulsar a Omar, por ejemplo. No necesitan de tanta sangre moral para conseguir ser líderes.

Pero lo que es inadmisible es que desde los mismos programas en los que se fomentan actitudes violentas y misóginas, encima nos vendan la moto de la tolerancia. No.

El 29 de noviembre de 2018 el espectador de ‘Sálvame’ pudo asistir a todo un recital de incongruencias cuando la presentadora, Carlota Corredera anunció la participación del programa a nueva campaña de realidad virtual contra la violencia de género ‘No mires a otro lado’ desarrollada por el Ministerio del Interior y de la Presidencia, a través de la Delegación contra la Violencia de Género.

El programa invitó a Marina Rodríguez, comisaria de la Policía Nacional y responsable de Violencia de Género del Ministerio del Interior, quien entre otros aspectos incidió en que la erradicación y la prevención de la violencia de género es una responsabilidad de toda la sociedad. Este es uno de los mensajes principales de esta campaña, integrada por tres piezas de vídeo grabados con realidad virtual que permiten al espectador ser testigo activo y directo de distintos escenarios de violencia de género: psicológico, violencia de género entre jóvenes y violencia física.

Es irónico. No hace falta un programa de realidad virtual para ser espectador del machismo. Con sólo poner un vídeo de Suso y Aurah en ‘GH VIP 6′ basta.

Y hay que volver a repetir que decir todo esto no es atacar a Mediaset. Todos vivimos de sus programas. Son los que más éxitos tienen y los que más visitan nos dan en los medios digitales.

Su modelo de televisivo puede gustar o no pero ha calado en la gente, por ello, tienen mucha responsabilidad. Lo que no pueden hacer es jugar a ser los bomberos pirómanos, a dar lecciones sobre ‘delitos’ que ellos mismos comenten.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído