El programa de Telecinco vuelve a hacer crónica de sucesos para aprovecharse de la audiencia

‘Sálvame’ vuelve a utilizar el morbo más miserable: mezcla sin rubor al niño Julen con las adicciones de Kiko Rivera

¿Qué pintan Chelo García Cortés o Gema López comentando el caso del niño andaluz atrapado en un pozo?

'Sálvame' vuelve a utilizar el morbo más miserable: mezcla sin rubor al niño Julen con las adicciones de Kiko Rivera
Jorge Javier Vázquez mezclando sucesos con salseo. Telecinco

Sálvame’ ha vuelto a meterse de lleno en la crónica de sucesos con el caso de Julen, el niño atrapado dentro de un pozo en Totalán, Málaga, desde el domingo 13 de enero de 2019. Que un programa del corazón y que periodistas de prensa amarillista comenten una tragedia como esta no deja de ser imprudente. Es esta falta de escrúpulos por la que Telecinco es tan criticada.

Ya lo hicieron con el caso del niño Gabriel. Tres días enteros de ‘Sálvame’ dedicados en exclusiva a crimen, con Paz Padilla sin saber de lo que hablaba y especulando y llevando las noticias a su lado más oscuro, el del morbo por el morbo.

¿Cuándo se cruza la línea entre la información y el sensacionalismo? Cuando se vende a cualquier precio. La reciente desgracia de Julen, el niño atrapado dentro de un pozo en Totalán, Málaga, desde el domingo 13 de enero de 2019, ha llamado mucho la atención por lo que los medios se han volcado, dando detalles escabrosos y explotando la historia para rellenar horas y horas de televisión.

Mediaset, como empresa privada, piensa en ganar dinero y si un tema les funciona, da igual si es ‘GH’ o una tragedia como ésta, la va a explotar para subir la audiencia. Es compresible peor no es ético.

Si quieren hablar del tema, que hagan un informativo especial pero que no metan a Jorge Javier Vázquez y a Chelo García Cortés hablando de cosas de las que no saben y, sobre todo, con las que el público no les relaciona. Es una falta de respeto absoluta.

Una cosa es que lo hagan en programas de actualidad ya establecidos como tal y que se sabe que tocan todo tipo de informaciones (‘A.R’ o ‘Ya es mediodía’) pero en ‘Sálvame’ no. No, porque quiénes lo llevan, repetimos, no saben de estos temas.

Y lo peor de todo: Durante el debate de media hora sobre el caso de Julen (en el que asistieron un presentador de sucesos y un psicólogo, sólo por cubrir la cuota de ‘prestigio’) se emitieron cebos sobre las adicciones que Kiko Rivera había confesado la noche anterior en ‘GH Dúo’.

Obviamente, nada más terminar de hablar del suceso de Totalán, todos se pusieron a hablar del hijo de Isabel Pantoja.

No es que en ‘Sálvame’ no puedan hablar de lo que quieran, es que no queda bien y es una falta de respeto a las víctimas y al espectador.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído