Analizamos el regreso a España de ‘SV2019’ de la tonadillera

El derrumbe (falso) de Isabel Pantoja y sus extrañas palabras sobre Chelo García Cortés de las que nadie habla

Gran momentazo de la TV aunque los aspavientos de la cantante ya son difíciles de creer

El derrumbe (falso) de Isabel Pantoja y sus extrañas palabras sobre Chelo García Cortés de las que nadie habla

Ponía toda la palma de su mano sobre su cara, ponía morritos, hacía bromas rápidas, miraba con intensidad, marcaba los silencios y lloraba sin lágrimas. Isabel Pantoja fue más Pantoja que nunca en su bienvenida al plató de ‘Supervivientes 2019’. Fue un momento glorioso, sí, y falso también.

Es imposible no disfrutar de una entrevista con Isabel Pantoja. Es rápida como nadie y su adversario, Jorge Javier Vázquez, igual o más que ella. La tonadillera entró como lo que es, una diva, hundida en el fango amarillista, pero diva. Un 36 % de la audiencia se quedó embobada con la última folklórica.  No es para menos. ‘SV2019’ fue, es y será, el reality de Isabel Pantoja y ella vale su peso en oro.

Lo que ocurre es que Pantoja es mejor en dosis pequeñas. La Isabel de anoche, la de la gala, era la que todos conocemos, la extravagante, la crecidita. Esa es la que más nos gusta y la que más agota. Hay tanto estudio dentro de su forma de ser que pasas de la admiración al cachondeo, terminando con el hartazgo, en cuestión de segundos.

Pantoja, no se corta, lo dice todo y contesta a todo. El cara a cara con Jorge Javier fue glorioso. Había rencor, peloteo y complicidad. Un cóctel televisivo de alto standing  para mentes hambrientas de sensacionalismo. De hecho, ambos nos prometieron entrar juntos en ‘GH Dúo’. Será una broma pero si se piensa fríamente, es la única manera que tiene Telecinco de subir la apuesta de ‘Supervivientes 2019’.

En cuanto a la entrevista en sí, destaco dos cosas. Primero: cuando, ya hacia el final, le mostraron a Pantoja lo mal que se han llevado sus hijos durante su ausencia, la artista se tapó la cara con las manos, hizo aspavientos, exageró pero no lloró, al menos no con lágrimas. Es ahí cuando sabes que todo es un circo, disfrutable pero circo.

Luego, cuando habló de su relación que Chelo García Cortés, de su amistad rota y de cómo en ‘SV2019’ se han reencontrado emocionalmente, Isabel dijo algo sorprendente. Sin que nadie le preguntara al respecto, dejó claro que la relación con al periodista era “por respeto y adoración” pero “nada más”. Ese “nada más” era sospechoso. Ella reconoció que había que se habían “publicado cosas” sobre las dos que eran mentira. Pero esa necesidad explicativa no hizo más que alimentar el cachondeo y el morbo.

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído