Peloteo máximo del presentador hacia la tonadillera

El bochornoso discurso de Jorge Javier Vázquez sobre Isabel Pantoja que pone en un aprieto a medio Telecinco

“Isabel Pantoja es nuestra María Callas (…) Ya de madrugada, en mi casa, seguía oliendo a Isabel Pantoja”

El bochornoso discurso de Jorge Javier Vázquez sobre Isabel Pantoja que pone en un aprieto a medio Telecinco

Una cosa es atender a las demandas de tu empresa y otra es pasar el odio a la devoción de un día para otro. Jorge Javier Vázquez vuelve a ‘querer a Isabel Pantoja’ y tras su criticada entrevista en ‘SV2019’, el presentador se deshace en halagos hacia la tonadillera. De verdad que el discurso del catalán es escandaloso.

Lejos quedan ya los discursos de odio, desprecio y rencor que Jorge Javier Vázquez le dedicaba a Isabel Pantoja. Desde que la tonadillera fichara por Mediaset, todo son pleitesías hacia ella.

El jueves 11 de julio de 2019 Isabel regresó de ‘SV2019’ y se enfrentó a una esperadísima entrevista con Jorge Javier Vázquez. Cierto es que el preseNtador no se cortó y le lanzó algunas pullas pero tanto esa noche como la del domingo siguiente ( en ‘Conexión Honduras’) a la Pantoja se le trató con un excesivo pudor. Era pulo peloteo, algo que fue muy criticado en redes sociales.

Desde que comenzara ‘SV2019, Vázquez siempre ha mantenido un discurso coherente: Te puede gustar más o menos Isabel Pantoja pero es innegable que verla en Honduras es un hecho histórico en nuetsra televisión y es lógico que tenga más protagonismo que el resto de sus compañeros. Le damos la razón a Jorge Javier, sin duda. Pero de ahí a hacerse ‘un Chelo García Cortés’ y rendirle pleitesía a la diosa folklórica hay un trecho.

Y es que cualquiera que lea el post que Vázquez publicó el 17 de julio de 2019 en la revista Lecturas, puede darse cuenta de que su discurso es tan exagerado como sonrojante:

Para empezar, el presentador narra cómo fue la vuelta a casa tras su entrevista a Pantoja:

Viernes, seis y media de la tarde. Escribo estas líneas mientras veo, por no sé cuántas veces, el extraordinario documental ‘Maria by Callas’. Y caigo en la cuenta –o, al menos, en mi cuenta– de que Isabel Pantoja es nuestra Maria Callas en versión folclórica, nuestra última diva. La representante de una manera de ser, estar y presentarse públicamente que no es que haya desaparecido por estar en decadencia, sino porque exige llevar una vida aislada, rodeada de misterio y poco dada al divertimento expansivo. Además de una rotunda biografía, Pantoja sigue interesando porque no se prodiga en exceso. Escoge cuidadosamente cómo, cuándo y dónde. Y el día que decide dar la nota no se conforma con dar solo una, sino que nos regala una escala para seguir alimentando el mito durante un tiempo. Entonces, desaparece de nuevo hasta que detecta que necesita dar otro puñetazo sobre la mesa para fortalecer su privilegiado lugar bajo el sol.

Isabel Pantoja en la Telecinco del capo Vasile.

Y por si fuera poco, Vázquez asegura que Isabel ha sido la verdadera ganadora de ‘SV’ y que lo que más recuerda de ella y de su entrevista, es su olor:

El jueves llegó al plató de ‘Supervivientes 2019’ exultante, porque sabe que ella, y solo ella, ha sido la ganadora de esta edición. Me sorprendió en lo poquita cosa que se ha quedado. Pantoja se fue a la isla ya delgada y, si a eso le sumas nueve kilos menos, te choca verla en persona, impregnada de ese perfume que usa desde hace décadas y con el que, según cuenta la leyenda, rocía las primeras filas de sus conciertos. El caso es que llegué a casa a las dos de la madrugada y, como me había dado la mano durante varios momentos de la noche, la mía todavía seguía oliendo a ella a esas horas tan intempestivas. La noche del jueves, Pantoja ofreció un espectáculo de primera categoría. Creo que estamos equivocados si pretendemos que durante una entrevista Isabel nos abra su corazón y vaya amontonando encima de la mesa verdad tras verdad. Tal y como recalcó, está a punto de cumplir 50 años trabajando y sería de muy lerdos pensar que la vamos a pillar en un renuncio. Nuestro deber como entrevistadores es intentarlo, pero la Pantoja tiene tal dominio de la escena que es difícil sorprenderla. Y cuando parece que se la ha pillado, no es así.

Para que luego, en Telecinco, digan que ellos no le hacen la pelota a nadie.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído