La presentadora de ‘Sálvame’ entrevistó a Joao y a Kiko Jiménez

El lamentable numerito de Carlota Corredera en ‘Gran Hermano VIP 7’: ¿Había necesidad de ser tan borde?

Corredera se niega a darle dos besos a Joao y el concursante se asusta

El lamentable numerito de Carlota Corredera en 'Gran Hermano VIP 7': ¿Había necesidad de ser tan borde?

El 9 de octubre de 2019, Carlota Corredera entró en la casa de ‘Gran hermano Vip 7’ para entrevistar a los nominados de la semana, el Maestro Joao y Kiko Jiménez. El problema es que la presentadora de ‘Sálvame’ se comportó de una manera excesivamente extraña e hizo el ridículo.

Desde que desapareciera ‘Pasapalabra’ y se alargara ‘Sálvame’ una hora más, Telecinco tenía el problema de poder arrastrar la audiencia hacia los Informativos de las nueve de la noche.

Antes, el Rosco de Pasapalabra, que solía ser minuto de oro, levantaba los datos de Informativos Telecinco por eso ahora se las ingenias para soltar bombas durante los últimos 10 minutos de ‘Sálvame banana’. Suelen ser informaciones potentes que anuncian durante toda la tarde y normalmente están relacionadas con el programa estrella de Telecinco, ‘GH VIP 7’.

El 9 de octubre de 2019 le tocó a Carlota Corredera entrar en la casa de ‘GH VIP 7’ para entrevistar a los nominados de la semana, el Maestro Joao y Kiko Jiménez. Antes, Jorge Javier Vázquez advirtió a su compañera que no debía dar ninguna información del exterior por lo que debería mostrarse fría. El problema es que Carlota se sobre pasó.

El primero en recibir a Corredera fue Joao quien se asustó al ver a la presentadora tan seria (de verdad que daba vergüenza ajena verla tan sobreactuada). Tras terminar la entrevista, el vidente quiso darle dos beses de despedida peor ella se negó:

No te puedo decir nada más. Cuando nos veamos fuera, hablaremos. Que te vaya bien

Le dijo Corredera al concursante a lo que este le preguntó si estaba enfadado con él. La presentadora respondió:

Para nada. Hoy es trabajo, fuera hablaremos de otra manera.

En el plató, Jorge Javier Vázquez se moría de la risa:

Digo una cosa: besarla sí que podía. Lo que pasa es que Carlota ha visto las lágrimas del otro y ha dicho: ‘sí, hombre, me va a dejar a mí los churretes en la cara.

Chica, entre calvo y con tres pelucas, hay un término medio. A su lado, Margaret Thatcher era Bambi. Incluso estando sola, está acojonando a los que hay allí

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído