El infierno de Carlota Corredera y su nuevo aumento de peso: En ‘Sálvame’ no gustan los gordos y ella lo va a pasar mal

El infierno de Carlota Corredera y su nuevo aumento de peso: En ‘Sálvame’ no gustan los gordos y ella lo va a pasar mal

Carlota Corredera ha vuelto a engordar. Esta frase sería políticamente incorrecta o directamente inútil como información si no fuera por cómo la presentadora de ‘Sálvame’ comercializó hace años con su cambio de peso.

El problema de Carlota Corredera es que fue muy rápido, fue una inconsciente y se ha terminado por tragarse sus palabras. Tras dejar de fumar y quedarse embarazada, la otrora directora del ‘Deluxe’ , engordó mucho. Vale, le pasa a mucha gente.

Ella lo pasó mal (hablamos ya de una cuestión de salud, no de estética) y justo cuando comenzó a ponerse delante de la cámara, hizo una dieta con la que perdió 60 kilos. Y aquí vino el problema. Carlota se vino arriba y se autoproclamó algo así como un gurú de la autoestima.

Fue la época en la que lo presentaba todo en Telecinco. Estaba hasta en la sopa. Hacía exclusivas hablando de su nueva vida, de su felicidad asociada con un cuerpo más estilizado. Llegó a desfilar como modelo, a posar en bañador y a decirnos, siempre que podía, que la obesidad era una enfermedad (cierto), que detrás de cada persona con sobrepeso hay una historia trágica ( también es verdad).

En 2017, Carlota publicó un libro que llevaba por título ‘Tú también puedes: cómo conseguí perder 60 kilos y ganar salud’. Fue un éxito de ventas absoluto hasta que volvió a engordar.

De hecho, según El Español, un año después de la publicación del libros, las ventas bajaron coincidiendo con el aumento de peso de la presentadora.

Si, Corredera ha subido de peso y ya no da discursos de autoayuda. Es como la definió (de manera bruta pero efectiva) ‘Soy una pringada’ con su ya famoso “Carlota Corredera, gorda traicionera”.

La presentadora nos vendió la moto de que había que quererse tal y como uno es. Ahora, con más kilos, es el momento de repetir ese discurso pero calla. Para todas las personas que sufrimos sobrepeso, eso es un insulto.

Y lo gracioso es que, hoy por hoy, a fecha de 15 de octubre de 2019, ves a Corredera con sus kilos de más en ‘Sálvame’ y da igual. Hace su trabajo y punto. El problema es lo que ella inició. Ella y su programa.

En ‘Sálvame’ no gustan los gordos. En especial las gordas. Han querido adelgazar a Anabel Pantoja, a Terelu, a Carmen Borrego y a Mila Ximénez. Lo venden como secciones a parte en las que las colaboradoras hacen ejercicios, dietas y sesiones de coaching para, luego meterse en un quirófano y hacerse sus arreglitos.

Y choca que nos vendan esa sección semanal feminista llamada ‘Con M de mujer’, de la que Carlota Corredera está tan orgullosa. Es genial pero choca frontalmente con ese culto al cuerpo femenino que fomentan.

Y una pregunta: ¿Obligarán a Carlota a ponerse a dieta como a las colaboradoras o es tan intocable que la dejarán en paz?

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído