El exconcursante habla para la revista Lecturas

La exclusiva más absurda de la historia: Pol Badía (‘GH VIP 7’) confiesa que el Maestro Joao le salvó de la adicción al sexo

La pareja continúan vendiendo que lo suyo no es un montaje

La exclusiva más absurda de la historia: Pol Badía (‘GH VIP 7’) confiesa que el Maestro Joao le salvó de la adicción al sexo

Toda España cree que la relación entre Pol Badía y el Maestro Joao es un montaje. Aún así ambos siguen manteniendo que lo suyo es (o ha sido) auténtico. Mientras que Joao sigue en ‘GH VIP 7’, Pol, recién expulsado, ha concedido una exclusiva a Lecturas del todo surrealista.

Pol fue conocido por participar en GH, donde conoció a la que fue su novia durante dos años, Adara Molinero. La pareja rompió y Pol volvió a la fama gracias al vidente El Maestro Joao ya que ambos sorprendieron a media España declarándose amor eterno.

Desde el inicio, la relación entre Joao y Pol ha sido sospechosa de montaje. De hecho, cuando el vidente entró en ‘GH VIP 7’ y confesó haberle sido infiel a su novio, todo el mundo vio claro que aquello era una estrategia para que Pol entrase como concursante en el reality. Y así fue.

Durante las semanas que Pol estuvo dentro de la Casa de Guadalix, volvió y rompió tantas veces con Joao que ya no sabemos si están juntos o no. De hecho, sus compañeros no se cortaron al apuntar que aquello no tenía sentido y que era un montaje.

Pol, para rentabilizar su entrada en ‘GH VIP 7’, concedió una entrevista exclusiva para Lecturas que vio la luz el 6 de octubre de 2019.

Para  empezar, Pol recuerda el momento en el que conoció a Joao y los problemas que tenía:

Fue un año después de romper con Adara. Me costó mucho rehacer mi vida. Tuve otros problemas graves que me hundieron, murió mi abuela y un amigo. Estaba mal y lo pagaba con mi familia y amigos. Me dio por salir de fiesta, me bebía hasta el agua de los floreros, era mi forma de escape. Pero no toqué las drogas. Es un tema que tengo muy claro.

Mis padres veían que estaba fatal, pero no me dejaba ayudar. Me encerraba en mi habitación, les contestaba mal, comía a deshoras. Salía por y para ligar, sexo compulsivo, tres chicas en una noche. Te engañas a ti mismo. Los problemas siguen estando ahí.

Me refugié en la fiesta, autodestrucción pura y dura. Aunque nunca pensé en el suicido, me iba a dormir y pensaba que si no me despertaba me daba igual. No tenía ilusión. De no ser por Joao, no sé qué hubiera sido de mí.

Recapitulemos: un hombre declarado heterosexual es adicto al sexo y ser recupera gracias a la relación con un hombre… ¿Qué quiere decir eso?

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído