Alba Carrillo sigue siendo la eterna finalista de los realities

Adara, ganadora de ‘GH VIP 7’ en la final más amarga, sosa y cobarde

¿Por qué Jorge Javier Vázquez no dijo todo lo que tenía que decir?

Adara, ganadora de ‘GH VIP 7’ en la final más amarga, sosa y cobarde

Bien. Bravo. Se ha hecho justicia. Adara Molinero se ha proclamado ganadora de ’Gran Hermano VIP 7’.  Pero la felicidad de la joven se ha empañado por un gala final acobardada y miedosa, marcada por la falta de información y la sombra de que, muy probablemente, sea la última vez que veamos el reality en Telecinco.

Mila fue la primera expulsada de la gala final de ‘Gran Hermano VIP 7’. Por lo tanto, Adara Molinero y Alba Carrillo se jugaban el maletín de los 100.000 euros. Ambas entraron el el plató como grandes triunfadoras. Los porcentajes estaban ligeramente igualados y, según me chivaban contactos dentro de Telecinco, Alba iba ganando con cierta soltura. Mal. Muy mal.

Alba quería ganar para no volver a quedar como una “segundona” (tal y como sucedió en ‘Supervivientes’. Esa era su motivación. No es suficiente. Sobre todo para una mujer que durante 3 meses ha sido un mueble criticón y Amargado.

En plató, Alba se enfrentó a Mila Ximénez (a la que una hora antes le había prometido amistad eterna) pero a los pocos minutos le dio un beso de reconciliación.

El plato fuerte vino con Adara. Le mostraron todo su paso por ‘GH VIP 7’. Su relación con Gianmarco y la respuesta de su pareja (o expareja) Hugo Sierra. Adara (con la inestimable ayuda de su madre) se mantuvo en su sitio y al final, se llevó el premio gordo. Bravo por ella.

EL CONCURSO DE ADARA

Adara nos ha dado la mejor historia de amor de ‘Gran Hermano’ en todas sus ediciones. Su relación con Gianmarco mientras que el padre de su hijo, Hugo Sierra, estaba fuera, ha sido uno de los hits del año en televisión.

Sus idas y venidas con el italiano, su relación con el novio de su ex novio (El maestro Joao) y su implicación en todas las brocas dentro de la casa la han hecho protagonista de la edición.

Muchos la juzgan por infiel, caprichosa y estratega peor es la única de las tres finalistas que ha vivido la experiencia al cien por cien. Nunca se ha quejado o amenazado con irse.

Por todo esto, Adara es la legítima ganadora de ‘GH VIP 7’. Lástima que sea la última.

UNA GALA COBARDE

La última ha sido una gala algo tibia, principalmente porque Jorge Javier Vázquez se dedicó a pregonar  las audiencias estratosféricas que había cosechado la edición pero se le olvidó mencionar que los anunciantes se han ido pitando, que se ha cancelado ‘GH Dúo’, y que posiblemente era la noche del adiós definitivo del formato.

También se ‘olvidaron’ de mostrarle a Mila la traición de los suyos, en especial de su ‘amiga’ Belén Esteban, que lleva meses intentando que la periodista sea expulsada de la casa.

Tampoco le hablaron a Adara de la demanda que le ha interpuesto Hugo Sierra por la custodia de su bebe, ni de cómo su querido Gianmarco ha sacado provecho de su relación en los platós de Telecinco.

Adara ha ganado. Lo merece. Lástima que una gala que podía ser enorme haya sabido a tan poco.

 

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído