La mujer de Kiko Rivera rompe a llorar en ‘Viva la vida’

El hundimiento definitivo de Irene Rosales: su familia está totalmente rota y lo cuenta en directo

Se posiciona contra su cuñada, Isa P.

El hundimiento definitivo de Irene Rosales: su familia está totalmente rota y lo cuenta en directo

¿Qué tenía que aportar Irene Rosales como colaboradora de ‘Viva la vida’? No mucho pero, poco a poco, la mujer de Kiko Rivera ha aprendido el negocio de la tele y qué es lo que tiene que hacer para que la sigan pagando. El 29 de diciembre de 2019 lo demostró llorando amargamente en el programa de Telecinco.

Ese día, Irene no estaba bien y Emma García, la presentadora, se percató (aunque seguramente ya se habría pactado en la reunión previa) y le preguntó a Rosales qué le pasaba.

La ex concursante de ‘GH Dúo’, rompió a llorar pero dejó claro que no le pasaba nada relacionado con su marido. El problema eran las fiestas navideñas. ¿Por qué?

Está todo bien, pero no estamos pasando una buena situación de salud en mi familia

Y entonces llegó el show. Emma, muy seria y falsamente empática quiso sonsacarle cosas a su colaboradora (repetimos, parecía todo muy guionizado) y Rosales confesó que no quiso celebrar la Nochebuena cono tal:

Yo intento perderme todas las celebraciones que puedo. Ahora mismo en mi casa hay una situación familiar complicada y prefiero estar en mi casa

¿Alguien se ha enterado de algo? Nosotros tampoco. Irene no dio más explicaciones por lo que la presentadora se lanzó a preguntarle por lo que verdaderamente interesa: su familia política

Como ya sabíamos, Isa P. no pasó la Nochebuena en Cantora, en cambio, su hermano Kiko Rivera, invitó a Omar montes (ex novio de Chabelita) y a su familia para disfrutar de la Navidad junto a la matriarca, Isabel Pantoja.

Rosales dejó claro que ella tampoco fue a la Navidad en Cantora ya que aprovechó ese día para reunir a todos sus hermanos en una comida familiar en casa.

De todas formas, Irene quiso defender a su marido y también a Isabel Pantoja:

Quizás no es necesario, pero para mí no es una provocación (que Omar fuese invitado a Cantora). Omar e Isabel tienen contacto y querían verse. Como mi suegra no puede desplazarse le dijo ‘Omar vente un día a casa’ y a la familia de Omar le hacía mucha ilusión conocer a mi suegra.

Irene también le dejó muy claro a su cuñada que si quiere arreglar las cosas con ella, que lo haga en persona, nada de mensajitos o por teléfono. ¿En los platós vale?

 

 

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído