Se ha estrenado ya en España a través de SyFy

Crítica de ‘Evil’: La serie de terror que revienta el género y de la que no podrás escapar

Es una mezcla perfecta entre ‘The godd wife’ y ‘Expediente X’ con un poquito de ‘Insidius’

Crítica de ‘Evil’: La serie de terror que revienta el género y de la que no podrás escapar

El 13 de enero de 2020 se estrenó en SyFy ‘Evil’, thriller de tintes sobrenaturales de los creadores de ‘The good wife’. Una serie que bucea en todos los tópicos del procedimental y del terror pero que termina siendo una reflexión sobre la fe.

En The good Wife’, la hija de Alicia Florrick abraza el cristianismo con muchas dudas ante la atónita mirada de su incrédula madre. La niña intenta  entender el mundo político, cruel y despiadado que rodea a su familia a través de la fe. Lejos de ser una trama ‘ñoña’, la adolescente hacía las veces de conciencia mística y ética de la protagonista. No juzgaba, sólo cuestionaba el mundo lejos del cinismo y la ironía.

Los showrunners, Robert y Michelle King, han querido ampliar ese debate que inició la pequeña Grace Florrick  y lo han llevado al extremo con ‘Evil’.

Estrenada ya en Estados Unidos en septiembre y renovada por una segunda temporada, ‘Evil’ es el choque frontal entre fe y razón. Ya lo hemos visto mil veces, sí. El crédulo Murder contra la pragmática Scully de ‘Expediente X’, por ejemplo. Pero aquí, el tópico se renueva con un aspirante a cura (el siempre carismático Mike Colter) y una escéptica psicóloga con problemas para llegar a fin de mes (maravillosa sorpresa la de la actriz Katja Herbers).

Los dos protagonistas inician una cruzada contra las fuerzas del mal. O supuestas fuerzas del mal, porque en ‘Evil’ no hay verdades absolutas. Eso sí, hay un demonio cachondo y un jefazo maligno se lo van a poner muy difícil a los ‘héroes’.

Que sí, que ya sé, que dónde está la novedad en una trama que hemos visto mil veces. Pues en el tono y en el guión. No da miedo (algún sustillo) pero sí que hay deliciosas reflexiones sobre lo que está bien o lo que está mal o sobre la utilidad de la  liturgia. ‘Lo que tu llamas demonio, yo lo llamo psciópata’. Así se podría resumir ‘Evil’. ¿Tan importante es la denominación para describir lo mismo? Para el matrimonio King sí lo es.

Lo mejor de la serie es que no engola la voz. No se dan discurso moralistas muy graves. No, aquí hay cachondeo, personajes tridimensionales, tensión sexual y dilemas éticos.

Lo malo, sin embargo, es que tengo la sensación de que andaban escasos de presupuesto. Los efectos especiales podrían mejorarse (ese dedo amputado o ese fantasma del vídeo…).

Aún con todo, ‘Evil’ es una gozada. Una serie clásica sin pretensiones que resulta más que efectiva. Pero me asalta una duda. ¿Por qué los villanos (demonios), son los únicos con sentido del humor? Ese Michael Emerson preguntándole al religioso protagonista si es que “ya no le quedan niños de los que abusar”, es una maravilla.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído