Se publica la sentencia judicial de lo que ocurrió realmente entre Rocío Carrasco y su hija

Salen a la luz las pruebas de que Rocío Flores «agredió» a su madre pero en Telecinco hacen oídos sordos: La vergüenza se apodera de ‘Supervivientes 2020’

Ya se sabe porqué la madre y la hija no se hablan: Una auténtica historia de terror que hace peligrar la imagen del fichaje estrella del reality de T5

Salen a la luz las pruebas de que Rocío Flores "agredió" a su madre pero en Telecinco hacen oídos sordos: La vergüenza se apodera de ‘Supervivientes 2020’

Se ha especulado durante años sobre la relación entre Rocío Flores y su madre, Rocío Carrasco ¿Qué eso tan misterioso y grave que sucedió entre ellas para que, a día de hoy, no se hablen? La verdad ya ha salido a la luz y es aterradora. Rocío (la hija) queda muy mal y lo extraño es que en Telecinco prácticamente han ignorado la noticia. ¿Será que no quieren dañar la imagen del fichaje estrella de ‘Supervivientes 2020′?

Rocío Flores: la nueva estrella de Telecinco está en peligro

Si algo ha beneficiado a Rocío Flores durante años ha sido el misterio. Sabíamos por su padre, Antonio David Flores, que sus hijos tienen una relación nula con su madre, Rocío Carrasco. En la prensa del corazón siempre se ha especulado sobre un incidente que tuvo lugar en 2012 entre madre e hija pero nunca se han dado detalles al respecto.

Cuando Rocío Flores saltó a la fama, en 2019, defendiendo a su padre en el plató de ‘Gran Hermano VIP 7’, fue todo un acontecimiento. La joven nunca había concedido una entrevista, todo lo que le rodeaba era un enigma y lo aprovechó, haciéndose pasar por una niña desvalida, víctima de una madre cruel que no quiere saber nada de ella ni de su hermano.

En Telecinco descubrieron en Rocío Flores un filón, por ello se pasaron meses hablando de su vida y por eso le ofrecieron un dineral para que se fuera a Honduras a participar en ‘Supervivientes 2020’.

Mientras, Rocío Carrasco no ha soltado prenda. Sus allegados (las Campos o Belén Rodríguez) confirman que la hija de rocío Jurado está pasando por uno de sus peores momentos pero no sueltan prenda.

Las pruebas de lo que ocurrió realmente entre Rocío Carrasco y su hija

Pues ya se ha resuelto el misterio. El 20 de febrero de 2020, coincidiendo con la primera gala de Supervivientes, Vanitatis publicó un extenso reportaje en el que se ofrecía, además, la sentencia judicial de lo que ocurrió el 27 de julio del año 2012. Una noche de auténtico terror que terminó con Rocío Carrasco en el suelo, golpeada por su propia hija y con la niña (que por aquel entonces contaba con 15 años) denunciando a su madre por malos tratos en comisaría. Sí, han leído bien. Según se narra en el mencionado medio, la hija pegó a su madre pero luego la denunció.

Tras una disputa entre ambas mujeres que comienza por dicha pieza de fruta ( una nectarila, según narraron en sede judicial), se suceden los gritos y los golpes en la casa familiar; ese día, más bien, casa del terror. Rocío Carrasco acaba en el suelo por dos veces. Aturdida. Así se refleja en la sentencia del Juzgado de Menores n.º 4 de Madrid antes referida. La primera vez cae sobre el suelo de la cocina. La segunda, intentando impedir la huida de su hija, muerde la lona del pasillo que da entrada a la casa.

Así se recoge en Vanitatis, acompañando el reportaje con un párrafo extraído del epígrafe correspondiente a los “hechos probados” de  la Sentencia del Juzgado de Menores número 4 de Madrid 44/2013.

Esto, sin duda, es una bomba informativa. Toda la verdad ha salido a la luz. Lo raro es que en ‘Sálvame’, ese mismo día, no explotaran el asunto como se merece. Puede que sea porque a Telecinco no le interesaba hundir la imagen de su concursante  estrella de ‘SV 2020’.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído