‘Sálvame’: Lydia Lozano, aislada por “protocolo” ante la amenaza del coronavirus

‘Sálvame’: Lydia Lozano, aislada por “protocolo” ante la amenaza del coronavirus

No, el coronavirus no ha llegado a ‘Sálvame’.

Al menos no es oficial, pero por pura prudencia y autoresponsabilidad , la colaboradora Lydia Lozano se ha encerrado en su casa ante la amenaza del CODIV-19.

La periodista ha explicado que, en estas épocas del año, suele sufrir de alergia por lo que tiene mucha tos, por lo que ha decidido hacer cuarentena.

‘Sálvame’ está haciendo un trabajo impecable

‘Sálvame’ sigue dedicándole gran parte de su tiempo la pandemia del coronavirus, una decisión que, aunque parezca chocante, no puede ser más acertada.

Desde el martes 10 de marzo de 2020, el programa de Telecinco creó una mesa de debate sobre la pandemia en la que participaban algunos de los colaboradores y, sobre todos, expertos en la materia. La forma que han tenido de informar sobre el coronavirus está siendo impecable, sobre todo teniendo en cuenta el tipo de público mayoritario de ‘Sálvame’: personas mayores, es decir, uno de los grupos más vulnerables.

Un aplauso aparte merece Jesús Sánchez Martos, doctor en Medicina y Cirugía, diplomado en Enfermería y Catedrático de Educación para la Salud de la Universidad Complutense de Madrid.  Un señor que ha sido muy aplaudido por el público gracias a su claridad, su oratoria, su simpatía y su serenidad.

Lydia Lozano, en cuarentena por protocolo

En ‘Sálvame’ están siendo responsables y por ello, el viernes 13 de marzo de 2020, horas después de que Pedro Sánchez decretase el Estado de Alarma nacional, el programa de Telecinco anunció que una de sus colaboradoras se había quedado en casa como medida de precaución.

Lydia Lozano hizo una conexión en directo desde su hogar  pero quiso dejar claro que su confinamiento es ha sido por pura prudencia.

Tal y como ella misma explicó, estando con su madre, Lydia Lozano empezó a tener mucha tos y mucosidad, así que decidió marcharse a casa y llamar a los servicios médicos. Llamó a su centro de salud y habló primero con una enfermera a la que le dijo sus síntomas. Le preguntaron si tenía fiebre, ella les dijo que no y que suele tener alergia cuando hace calor pero, por protocolo, le pidieron que se quedara en casa.

Al día siguiente le llamó otro enfermero que le pidió que siguiera con el protocolo y que se quedara en casa, por prevención ante el coronavirus. Ella insistió en que no tenía fiebre pero aun así le pidieron que continuara en casa por precaución.

Lydia pidió que le hicieran la prueba, pero el sistema está colapsado y no se la han podido hacer. Lo ha intentado con su seguro privado pero tampoco lo ha conseguido y, además, se ha quejado de que están cobrando las llamadas.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído