La colaboradora de ‘Sálvame’, tiene que estar separada de su marido

Belén Esteban, rota de dolor: esta es su mayor angustia durante el confinamiento

Se rompe ante Jorge Javier Vázquez

Belén Esteban, rota de dolor: esta es su mayor angustia durante el confinamiento

Aunque sea desde sus casas, son muchos los colaboradores de ‘Sálvame’ que continúan participando en el programa de Telecinco. Belén Esteban lleva semanas dedicándose a cocinar en directo, vía Skpye platos populares. Pero el 31 de marzo de 2020, la llamada ‘princesa del pueblo’ se hundió al confesar que lleva semanas sin poder ver a su marido.

Ver a Belén Esteban, toda nerviosa, en su cocina, preparando unos filetes rusos o unos huevos rellenos, da una ternura maravillosa. Mientras, en el plató, Jorge Javier se burla de ella y la de Paracuellos, muy seria, le reprende. Parece una tontería pero una tontería necesaria en un mundo en el que los médicos sólo hablan de enfermedad y muerte.

El hundimiento de Belén Esteban

Para muchos hay que alarmar a la población para que se queden en casa, es verdad, pero también, en el confinamiento se necesitan distracciones y ver a la Esteban histérica entre fogones o a Mayte Galdeano leer Fortunata y Jacinta en directo mientras nos enseña sus partes íntimas con un cruce de piernas, es tan bizarro como esencial.

Pero no podemos olvidar la situación tan horrible que estamos viviendo. La pandemia del COVID-19 es dura y todos podemos caer en la desesperación. Esto es lo que le pasó el 31 de marzo de 2020 a Belén Esteban en su habitual conexión con Jorge Javier Vázquez.

Belén Esteban explica emocionada que su marido se fue de casa hace 12 días y se ha instalado en su propio piso:

Nos decimos que nos echamos de menos pero lo voy a coger con muchas ganas cuando le vea.

La colaboradora se hundió al reconocer que por su propia seguridad, no puede ver a su marido Miguel:

Por un lado, tengo un problema de diabetes, por tanto soy de alto riesgo, y, por otro, mi marido es técnico sanitario. Son dos factores importantes.

No lo he querido decir antes, pero con esta situación que hay que sabéis que soy de altísimo riesgo, mi marido Miguel se ha tenido que ir a su piso hace doce días. Gracias a Dios que lo tiene. Sabéis que él y toda la gente que trabaja en la Sanidad de España, que les mando a todos un beso. Están habiendo casos, y como están con enfermos Miguel y yo nos planteábamos que nos daba miedo que me pudiera contagiar.

Quiero mandar un beso y un abrazo a todos los sanitarios de España. Y quiero mandar un beso muy fuerte a mi marido Miguel y a todos sus compañeros de Paracuellos de Jarama, a la Guardia Civil y a la Policía. Me volvería a casar con él mil veces más

Le echo muchísimo de menos. Él viene, porque claro yo no puedo salir para nada, cuando me tiene que traer alguna cosa, pero yo me quedo en el porche y él en la puerta y es cuando nos vemos en la distancia. Nos decimos que nos echamos de menos. Cuando lo coja lo voy a coger con muchas ganas…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído